27 C
Cancún
sábado, septiembre 18, 2021
Más
    OpiniónMexicana, cooperativa sin cooperativistas: Darío Celis

    Mexicana, cooperativa sin cooperativistas: Darío Celis

    Opinión

    La Cuarta Transformación

    NADIE SABE CÓMO es que se conformará la supuesta cooperativa de la nueva empresa que se armará con el pretexto de Mexicana de Aviación, pero sin la marca, sin los ex trabajadores, sin los slots, sin las rutas y sin los activos.

    Así como la rifa del avión sin avión, la campaña de vacunación sin vacunas, el juicio de Emilio Lozoya sin Lozoya y la inauguración de la pista del nuevo aeropuerto sin aeropuerto, llega ahora el relanzamiento de Mexicana… sin Mexicana.

    Hasta el momento lo único que existe de la malograda compañía que quebró Gastón Azcárraga Andrade es el fideicomiso en Banco Invex, de Juan Guichard, en cuya panza se encuentran los únicos activos reales que en esta nueva parodia de la 4T nadie se ha molestado en mencionar.

    Ya nos hemos referido aquí en múltiples ocasiones a la base de mantenimiento (MRO), al Centro de Adiestramiento, a un edificio en Balderas en la CDMX, a otro en Guadalajara, a la concesión ya caducada de los Almacenes Fiscales del Aeropuerto y a algún bien más que apenas suma a ese instrumento.

    Y en torno a dicho fideicomiso conviven desde los sindicatos de trabajadores de tierra, de sobrecargos, de pilotos y la asociación de ex trabajadores de confianza, con entes como Aeropuertos y Servicios Auxiliares, que dirige Oscar Argüello.

    Pero ninguno de ellos estará en la nueva empresa cooperativa que ya fue anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y que está muy lejos de solucionar el problema que sigue siendo para más de 8 mil ex trabajadores de Mexicana de Aviación.

    Para hacerles justicia y avanzar en una ruta verdaramente correcta Gobernación, que todavía maneja Olga Sánchez Cordero, debería hacer a un lado esos disparates y el gobierno federal revisar los procedimientos del pasado y desconocer las malas prácticas usadas en el fallido concurso mercantil.

    Hablamos de la desaparición de Mexicana, la conformación del Nuevo Grupo Aeronáutico, la creación de Tenedora K, la compra de las acciones a Posadas por mil pesos, la elección de los inversionistas que resultaron un fiasco y la absoluta falta de decisiones de los varios titulares de la SCT en aquel sexenio.

    Apunte a Luis Téllez, Javier Molinar Horcasitas y Dionisio Pérez Jácome, que orillaron a una quiebra que hoy ni siquiera, a siete años de distancia de tener un síndico designado en la persona de Luis Ascencio Triujeque, ha podido compensar a esos trabajadores.

    Ahora, desde el gobierno de la 4T, se planteó la conformación de una cooperativa en la que 40% del capital sería aportado por los trabajadores que, como no tienen dinero, obtendrían un crédito no de Nafinsa, sino del Banco del Bienestar, por el equivalente a 155 millones de dólares.

    Tendría que ser el banco dirigido por Diana Álvarez Maury porque la cooperativa es de vocación social y se constituiría con el acompañamiento del Instituto Nacional de la Economía Social, órgano desconcentrado de la Secretaría del Bienestar, a cargo de Javier May.

    Habría que hacer antes un censo para saber cuántos ex empleados realmente podrían sumarse, ya que la mayoría de los 8 mil 650 que trabajaban hasta 2010, o están jubilados o viven fuera de México o ya se dedican a otras cosas.

    Así es que nadie sabe con quiénes realmente se estaría formando una nueva Mexicana.

    A propósito de Mexicana, Emilio Romano quiere revivir viejas glorias de ex director de la aerolínea. Ya le había referido que ahora como capitán de Bank of America Merrill Lynch (BofA) México está intentando colarse como accionista relevante de Aeroméxico, como parte de la reestructura financiera de la compañía dirigida por Andrés Conesa. BofA y los fondos Schoenfield, Invictus y Nut Tree traen créditos reconocidos por alrededor de 400 millones de dólares. Este grupo es uno más de los que quieren sustituir a Apollo Global, que preside Marc Rowan. Andan movidísimos en Nueva York con el juez Sean Lane, que lidera la mediación de los grupos interesados en refinanciar la compañía. Ficharon ya al prestigiado bufete Gibson Dunn, que lidera Barbara Becker, para que los asesore.

    El otro caso que también se movió en estas dos últimas semanas fue el de AlphaCredit. Tal cual le adelanté, el prestamista se acogió a la protección contra la bancarrota bajo la figura del Capítulo 11 en Estados Unidos, donde los asesora White & Case, que preside Hugh Verrier. La semana pasada solicitaron en México el concurso mercantil vía Del Castillo y Castro, que comanda Fernando del Castillo y Alfonso Castro. El expediente cayó en el Juzgado 12 de Distrito en Materia Administrativa. Este caso, que tiene visos de irregularidades atribuibles a la gestión de Augusto Álvarez y José Luis Orozco, no va acabar bien. Hay bonos por 700 millones de dólares en el aire. Morgan Stanley, Credit Suisse, Alloy y el BID son solo algunos de los acreedores afectados.

    Pues nada, que los tenedores de la bursatilización del penal de Oaxaca de GIA+A no han realizado la asamblea para dar luz verde a Hipólito Gerard en la modificación del contrato para hacer viable el descuento de 15% que otorgó a Presidencia, como parte del paquete de ahorros por hasta 2 mil 500 millones de pesos anuales que conjuntamente ofreció junto con ICA, Prodemex, EXI, BlackRock y Carso a Andrés Manuel López Obrador y a su consejero jurídico, Julio Scherer, para otros siete penales que se asignaron en el gobierno de Felipe Calderón. Los tenedores de GIA+A, entre los que destacan el Infonavit que dirige Carlos Martínez y las afores Siglo XXI de David Razú y Sura de Emilio Bertrán, quieren llegar con un planteamiento planchado para evitar un rompimiento y un caos.

    La semana pasada se adjudicó la estación Vasco de Quiroga del Tren Interurbano México-Toluca. La SCT, que tiene dizque de titular a Jorge Arganis, lo asignó directamente a la oferta que había sido la más alta, la del concorcio integrado por VISE de Santiago Villanueva y González Soto y Asociados, una compañía ligada a IDINSA, de Víctor Ortiz. El ganador se lo llevó tras ofrecer 469.4 millones de pesos. El 26 de mayo cinco propuestas fueron desechadas. Entonces VISE-GSA había planteado la más cara: 545.5 millones. Ahora se bajaron como 76 millones de pesos. Dejaron en el camino a CAABSA, La Peninsular, Prodemex y GAMI.

    El banco de Desarrollo de América del Norte que encabeza Calixto Mateos inaugura hoy el XXV Foro Fronterizo Ambiental, en San Antonio, Texas, que se centrará en la relación México-Estados Unidos y los esfuerzos regionales para desarrollar proyectos que ayuden a mejorar el medio ambiente y el desafío climático relacionado con el agua, destacando las oportunidades presentes y futuras de financiamiento, nuevas tecnologías y cómo continuar construyendo alianzas que beneficiarán a ambos países de manera sustentable. El BDAN ha colaborado con GLO de Texas y otras organizaciones para promover y ampliar este foro que originalmente se centraba en temas energéticos.

    Recientes