18 C
Cancún
Más
    OpiniónEl Impuesto al Turista: Algunas Consideraciones: Daniel Saa

    El Impuesto al Turista: Algunas Consideraciones: Daniel Saa

    Opinión

    El pasado 1 de abril se comenzó a aplicar el ‘Derecho de Aprovechamiento de Bienes de Dominio Público’, una nueva carga fiscal para el turista extranjero que viene a vacacionar a nuestras playas.

    Este impuesto, se añade a los aproximadamente 2 mil 193 pesos que gasta en promedio un turista internacional al arribar a nuestro destino: al pagar 558 pesos por el Derecho de No Residente(DNR), 149 pesos por los servicios migratorios, 461 pesos por la Tarifa de Uso Aeroportuario(TUA), 660 pesos por el Impuesto al Hospedaje(IH) y 364 pesos por noche de estancia para cubrir el impuesto de Saneamiento Ambiental Municipal. Aunque existen distintos argumentos a favor y en contra de esta nueva carga fiscal, es importante revisar el trasfondo detrás de este nuevo impuesto y entender sus implicaciones para nuestro destino turístico.

    Sin duda, la emergencia sanitaria y la paralización económica causadas a raíz de la pandemia del COVID-19 han puesto una carga adicional sobre los presupuestos fiscales de gobiernos municipales y estatales. Bajo este precepto, se justifica la imposición de este nuevo impuesto al turista; debido a la caída en la recaudación de ingresos por parte del gobierno estatal, se utiliza este nuevo impuesto para solventar el gasto necesario en el presupuesto. Estos recursos, se dice, podrán ser utilizados para generar empleos, crear infraestructura e impulsar al turismo.

    Tomando en cuenta la justificación que se le da a esta carga fiscal, es importante considerar  la gran variedad de factores que entran en juego para así formar una opinión al respecto. Los impuestos al turista siempre son una tema de controversia en lugares donde el sector representa el principal motor económico.

    Por un lado, se dice que se debe optar por dar incentivos al turista para visitar nuestro destino en vez de castigarlos, ya que si se les castiga preferirán viajar a otros destinos en donde se les ofrezcan mejores incentivos.

    Por otra parte, se argumenta a favor de una mayor carga fiscal al turista debido al impacto que este genera en el medio ambiente y en la infraestructura de servicios de la ciudad como lo son el manejo de residuos, el tratamiento de aguas y las vialidades. Además, se argumenta a favor bajo la idea de que la recaudación generada por impuestos al turista, permite paliar el impacto generado por su visita e invertir en infraestructura para mejorar los servicios que se le ofrecen a la ciudadanía y al turista. No obstante, un importante argumento en contra es que no existe una correcta transparencia y rendición de cuentas por parte del gobierno para que se pueda observar esta recaudación materializada en beneficios para la ciudadanía y el turista que decide visitar nuestro destino.

    Para comenzar a generar una postura como cancunenses, debemos reconocer el hecho de que la industria turística en nuestro estado tiene una cantidad de externalidades negativas que se deben mitigar de alguna u otra forma. De no ser así, nuestro modelo de desarrollo no será sostenible de cara al futuro. Los impuestos al turista son una manera justa de paliar las externalidades negativas de esta industria. Aunque bien es cierto que algunos turistas pueden optar por viajar a otros destinos cercanos como República Dominicana y Cuba, atraídos por sus incentivos. Debemos reconocer que a la hora de viajar el turista también piensa más allá de su bolsillo y busca viajar a destinos que cuenten con una una oferta de productos y servicios atractivos, una buena propuesta cultural y ambiental, así como la infraestructura necesaria para ofrecer la conectividad y los servicios que busca el turista.  En este sentido, nuestro destino cuenta con una oferta de lugares para vacacionar, una oferta de actividades y una infraestructura turística que se encuentra en pocos lugares de América Latina. A la hora de pensar en nuevos impuestos al turista es importante que exijamos al gobierno una correcta transparencia y rendición de cuentas en el uso de los recursos públicos y asegurarnos de que la carga fiscal al turista no parezca algo impositivo que no es aprovechado y usado de la manera correcta.

    Tomando todos estos factores en cuenta, estoy abierto a saber sus opiniones sobre esta nueva carga fiscal al turista. ¿Es justificable este nuevo impuesto?, ¿Alejará a los turistas de nuestro destino?, ¿Es el momento adecuado?.

    1 COMENTARIO

    1. Hola, difiero en decir que se les castiegue a los tuiristas con el impuesto, y que esto proboque viajar a otros destinos donde ofrezcan mejores incentivos. Eso es de bobos pensarlo, Cancun en una marca INTERNACIONAL inabatible, quine decide venir a Cancun no estara comparando con otros destinos por $100.00usd, cuando la noche del hotel promedio es de $250.00usd… Preocupense en sus notas por cosas mas trascendentales como la seguridad del turismo, o el bienestar de su estancia. TODOS los que viajamos SABEMOS que hay gastos o impuestos que cubrir.

    Los comentarios están cerrados.

    Recientes