25 C
Cancún
Más
    OpiniónEl electorado de Taylor Swift: Cristina Alcayaga

    El electorado de Taylor Swift: Cristina Alcayaga

    Opinión

    La famosa cantante de pop, Taylor Swift,   está dando mucho de qué  hablar,  y no solo por ser la primera en ganar 4 veces el Grammy al mejor álbum del año -que es como el Oscar, pero de la música; o por su presencia en el próximo Super Bowl apoyando a su novio Travis Kelce, jugador de los Jefes de Kansas City;  Sino también, porque una encuesta publicada por la revista Newsweek, le atribuye una gran posibilidad de influir sobre los jóvenes estadounidenses en las próximas elecciones presidenciales a celebrarse en noviembre 2024.

    Según el sondeo, el 18% de los encuestados afirmaron que muy probablemente votarían por un candidato apoyado por Taylor Swift.  Sus seguidores se ubican entre los menores de 35 años y en redes sociales suman cerca de los 300 millones. Este año, 8 millones de jóvenes votarán por vez primera y formaran parte de los 41 millones de votantes pertenecientes a la Generación “Z”, que han crecido en el mundo digital comunicándose por las redes sociales. Esto preocupa principalmente a los republicanos ya que en 2020, Swift  acusó al entonces presidente Donald Trump por avivar el racismo y la supremacía blanca y dijo en sus redes que lo expulsarían de la Casa Blanca, lo que sucedió. Para como van las cosas hoy, es casi seguro que nuevamente Trump será el candidato del partido republicano.

    Lo que es de llamar la atención,  es como hoy en día la Democracia está sujeta a lo que pasa en las redes sociales y a celebridades o influencers que tienen credibilidad y un  gran número de seguidores. Ahora, son los políticos quienes buscan allegarse a estos personajes para conectar con los votantes.  Las redes sociales permiten a la gente emitir su opinión libremente, sentirse parte de una comunidad y facilitan el activismo social;  pero también, son usadas para difundir información falsa,  manipular emociones y provocar desconfianza; lo que provoca la falta de reflexión y la distorsión de los argumentos.

    Tomando en cuenta la vieja premisa de que la gente siempre vota guiada por sus emociones,  es indudable que esta manera de convivir en democracia prevalecerá por mucho tiempo. Es urgente encontrar los mecanismos para que las redes sirvan a la democracia y no para que la distorsionen. ¿ustedes que opinan?

     Me despido y los invito a seguirme en Equis, antes Twitter, @Cristinalcayaga

    Recientes