27 C
Cancún
Más
    EntretenimientoEl detrás de las canciones de James Bond

    El detrás de las canciones de James Bond

    Opinión

    Esta chica que viste ropa holgada que le diseñan Prada o Channel, uñas larguísimas y ojos claros como el océano, compone junto a su hermano, viaja con su madre y se convirtió en la primera cantante nacida en los 2000 en meter un número 1 en el ranking de los Estados Unidos. No es su único récord, también es la artista más joven en interpretar un tema oficial de la saga cinematográfica de James Bond. Representante de la generación Z, Billie Eilish logró en poco tiempo, pero con mucho talento, un lugar en la industria discográfica y no conforme con eso, entrar por la puerta grande al mundo del cine.

    Cinco veces ganadora del Grammy, la cantante interpreta la canción producida por su hermano; Finneas, junto a Stephen Lipson, con arreglos orquestales de Zimmer y Matt Dunkley, y la guitarra de Marr.

    El detrás de las canciones de James Bond
    El detrás de las canciones de James Bond

    La nueva película de James Bond llegará a los cines en abril, protagonizada por Daniel Craig y dirigida por Cary Fukunaga. La saga del agente 007, basada en los libros de Ian Fleming, es una de las que más perdura en la historia del séptimo arte (siempre se renueva, pero mantiene el espíritu) y también es de las que causa más curiosidad en cuanto a su música. Qué artista será seleccionada para formar parte de este universo elegante y peligroso, no es una cuestión de azar.

    Aquí va un repaso por las canciones de James Bond

    Dr. No (1962). Marty Norman y John Barry hicieron la música del filme de James Bond estrenado el 5 de octubre de 1962. Fue el comienzo de la saga más duradera de la historia del cine. Las disputas legales entre Norman y Barry sobre la autoría del tema principal empañaron un instrumental brillante. Los problemas se terminaron recién en 2001 en favor de Marty Norman. John Barry volvería en múltiples ocasiones en las películas que siguieron, como intérprete acompañado de su orquesta. Un inicio accidentado para un futuro dorado.

    Goldfinger (1964), Diamantes para la eternidad (1971) y Moonraker (1979). En tres ocasiones, Shirley Bassey demostró que con su voz y con su impronta, ella era la Chica Bond por excelencia. La galesa, que hoy tiene 83 años, fue nombrada Dama Comendadora del Imperio Británico y siempre será recordada por su voz ligada a 007.

    Thunderball (1965). Norman y Barry no cantaron, de modo que Tom Jones fue el primer hombre (y uno de los pocos) en ofrendarle su voz a Bond. Masculino, imponente, Jones (galés igual que Bassey) enamoró con su caudal en esta primera etapa de su carrera, que sería súper exitosa. En la actualidad, a punto de cumplir 80 años, se prepara para salir de gira.

    You Only Live Twice (1967). Nancy Sinatra era una jovencita cuando interpretó la canción homónima de este filme inolvidable. Llena de arreglos orquestales, la composición marcó un estilo que luego se repetiría hasta la banda de sonido actual. Escrito por John Barry junto a Leslie Bricusse, el tema se destaca por sus toques orientales.

    Live and Let Die (1973). Paul McCartney junto a su banda Wings le puso rock and roll y ruido, apoyándose más en la acción que en la elegancia. “Live and Let Die” fue un hit para Wings, pero terminó haciéndose mucho más conocido en la voz de Axl Rose y la guitarra de Slash. Guns N’ Roses versionó el tema y terminó haciéndolo propio, lejos del estilo Bond.

    The Spy Who Loved Me (1967). Carly Simon fue la primera artista en hacer un tema para 007, el principal, sin usar el mismo título que el que llevaba la película. La música estaba en la cresta de la ola cuando cantó “Nobody Does It Better”, una canción más romántica que épica, pero igual de poderosa.

    A View To A Kill (1985). Como un reflejo de la época, los exitosos Duran Duran fueron convocados para la versión ochentosa de Bond. Habían pasado más de dos décadas del primer filme y así volvió John Barry a colaborar con la versión atravesada por los sintetizadores característicos de Simon Le Bon y compañía.

    The Living Daylight (1987). Los noruegos de A-HA, al igual que Duran Duran (y que Billie Eilish en la actualidad) también aparecieron en la banda soporte del agente 007 en su pico de fama. Con esta década, además de los sintetizadores, también se fue el aporte de John Barry para la saga.

    https://www.youtube.com/watch?v=de2rBeWNgFo

    GoldenEye (1995). El tema principal de esta esperada película (una nueva generación iba al cine a conocer a Bond) fue compuesto por Bono y The Edge de U2, pero lo interpretó Tina Turner. Con su vigoroso tono de voz y su sensualidad, Turner le aportó toda su magia a una canción perfecta

    Tomorrow Never Dies (1997). Como anduvo bien la del ´95, la saga volvió con todo y dos años después convocaron a Sheryl Crow, que venía de romperla con “All I Wanna Do” y estaba muy de moda. Mitchel Froom también participó en la composición que se despegó bastante de la que había hecho Tina.

    The World Is Not Enough (1999). Los 90 terminaban y Garbage cerraba una década con broche de oro. La voz de Shirley Manson le aportó a la canción la fuerza necesaria haciéndola pasar por un clásico, aun cuando recién se estaba estrenando. El video también llamó la atención, entre futurista y de ciencia ficción, un filme aparte.

    Die Another Day (2002). Madonna se juntó con Mirwais Ahmadzai y logró meterse en el mundo Bond, aunque los fans más cerrados no quedaron muy conformes. La reina del pop se pasó con su estampa marcada a fuego y la remató con un clip en el que no faltan coreografías, sangre y esgrima. Un poco mucho.

    Casino Royale (2006). Cornell, Chris Cornell, le puso todo el rock de guitarras a este soundtrack diferente para lo que se esperaba de una peli de James Bond. El tema principal hecho por el líder de Soundgarden (que murió en 2017) se llamó “You Know My Name” y dejó a todos contentos. Diferente y emocionante.

    Quantum of Solace (2008). La extraña pareja compuesta por Jack White & Alicia Keys se convirtió en el primer dúo en interpretar la canción de un filme de Bond. El tinte rockero de White, que tocó la batería, y la calidad de la voz de Alicia Keys, que también tocó el piano, se combinaron en una composición rítmica y pegadiza que tampoco se llamó como la película, sino “Another Way to Die”.

    Skyfall (2012). Adele venía de un 2011 glorioso y al año siguiente ya estaba fichada para cantarle a Bond. La peli, su banda sonora y la exposición mundial dejaron una canción hermosa, además de un Oscar y el Globo de Oro a Mejor Canción Original para Adele y su coequiper Paul Epworth.

    Spectre (2015). Británico como Adele y como Bond, Sam Smith cantó “Writing’s on the Wall” para Spectre (nuevamente la canción principal no se llamó igual que la peli) y terminó de conquistar a una audiencia que ya lo venía siguiendo. Formar parte del mundillo del agente siempre suma y en este caso también se llevaron un Oscar y un Globo de Oro a Mejor Canción Original.

    También te puede interesar: Ben Affleck tiene altas expectativas con ‘Batman’ de Robert Pattinson

    Recientes