26 C
Cancún
Más
    OpiniónEl debate por los autos chinos: Darío Celis Estrada

    El debate por los autos chinos: Darío Celis Estrada

    Opinión

    EL TEMA DE la relación entre México y China, en el contexto de la producción de vehículos eléctricos, ha suscitado un debate interesante y complejo en los últimos tiempos.

    La reciente negativa del gobierno mexicano a ofrecer incentivos a los fabricantes de automóviles chinos, ha puesto de relieve las presiones geopolíticas y comerciales que enfrenta el país.

    Por un lado, se destaca la postura de México de no otorgar los mismos estímulos a los fabricantes chinos que ha brindado a otras compañías en el pasado.

    De acuerdo con datos del gobierno mexicano, entre 2018 y 2022 se otorgaron más de 500 millones de dólares en incentivos a empresas automotrices para la instalación de fábricas en el país, lo que incluyó terrenos públicos de bajo costo, reducciones de impuestos y otros beneficios económicos.

    La intervención estadounidense, mencionada en el artículo, subraya las preocupaciones de Washington sobre la posible competencia desleal y los intentos de eludir los aranceles establecidos.

    Actualmente, los aranceles estadounidenses para la importación de vehículos chinos son del 27.5%, lo que ha llevado a un aumento en la presión para evitar el ingreso de estos vehículos al mercado estadounidense a través de México.

    A su vez, se plantea el dilema de México entre fomentar la inversión extranjera para impulsar su economía y satisfacer las demandas y expectativas de sus socios comerciales.

    Según datos del Banco de México, la inversión extranjera directa en la industria automotriz mexicana alcanzó los 6.2 mil millones de dólares en 2023, lo que representa una parte importante de la economía del país.

    Es evidente que México se encuentra en una posición difícil, atrapado entre intereses divergentes y presiones externas, mientras busca equilibrar sus propios objetivos económicos y estratégicos.

    La decisión de no ofrecer incentivos a los fabricantes de automóviles chinos refleja un intento de no navegar por aguas turbulentas, aunque plantea desafíos significativos para el futuro de la industria automotriz en el país y sus relaciones comerciales internacionales.

    En última instancia, la resolución de esta situación requerirá un enfoque cuidadoso y colaborativo entre todas las partes involucradas.

    EL PANORAMA COMPETITIVO en el mercado mexicano de telecomunicaciones ha sido reconocido por América Móvil, de Carlos Slim, destacando el surgimiento de ofertas agresivas, como las de Bait, de Walmart México que preside Guilherme Loureiro, que desafían su posición líder. La demanda reciente contra Altán Redes, que dirige Carlos Lerma, por presuntas prácticas anticompetitivas, subraya los desafíos que enfrenta. A pesar de ello, la compañía resalta su estrategia de inversión en infraestructura y la implementación de la red 5G como impulsores clave de su negocio en México, aunque enfrenta una disminución en su flujo operativo en el primer trimestre de 2024.

    LA REDUCCIÓN DE la tasa de referencia por parte del Banco de México, que gobierna Victoria Rodríguez Ceja, a un 11%, ha generado expectativas en el mercado sobre el próximo paso del banco. Sin embargo, la subgobernadora Irene Espinosa enfatiza que es prematuro hablar de un ciclo de flexibilización prolongado. A pesar de las diferencias en las proyecciones de inflación entre el instituto central y el mercado, Espinosa sostiene que no se trata de un problema de credibilidad institucional, sino de expectativas del mercado. Esta situación subraya la complejidad de la política monetaria en tiempos inciertos.

    LA EXPROPIACIÓN DE la planta de hidrógeno de Air Liquide por parte del gobierno mexicano, en la refinería de Pemex en Tula, Hidalgo, es otro paso en la búsqueda de la autosuficiencia en combustibles del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Esta medida, que incluye la ocupación definitiva de la planta, pone de manifiesto la intención del gobierno de controlar los recursos energéticos clave. Sin embargo, también plantea preguntas sobre la compensación y las implicaciones para las empresas extranjeras que operan en México.

    LA AUTORIZACIÓN OTORGADA a Grupo Elektra, de Ricardo Salinas Pliego, para operar como una institución de tecnología financiera en México, marca un hito importante en el sector fintech del país.

    La empresa Tecnología e Innovación en Pagos EKT se posiciona para transformar el panorama de los pagos electrónicos, con un capital social inicial de 85 millones de pesos. Este avance podría impulsar la inclusión financiera y la digitalización de la economía mexicana.

    Recientes