31 C
Cancún
Más
    OpiniónEl agua se acaba: Darío Celis Estrada

    El agua se acaba: Darío Celis Estrada

    Opinión

    LA CRÍTICA SITUACIÓN hídrica que enfrenta México, con la combinación de cambio climático, sequías persistentes y pérdida de biodiversidad, subraya la urgencia de invertir en infraestructura hídrica.

    La falta de agua ha tenido impacto significativo en sectores clave, como la agricultura, que representan el 9.4% del PIB nacional y el 13.6% de la población ocupada.

    El sector agroalimentario, además de ser vulnerable a las sequías, consume el 76% del agua disponible, con un preocupante desperdicio del 40%.

    La Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural, que encabeza Víctor Villalobos, estima que más de 500 mil hectáreas agrícolas se han visto afectadas de 2015 a 2022, generando costos económicos considerables.

    La región del Valle de México, esencial para el suministro hídrico, enfrenta una sequía severa que afecta las presas Valle de Bravo, El Bosque y Victoria.

    Este escenario ha llevado a medidas drásticas, como la disminución del caudal de estas presas, afectando a 12 alcaldías de Ciudad de México y 16 municipios del Estado de México.

    Para buscar soluciones existen propuestas del Consejo Consultivo del Agua, que preside Francisco Javier Mayorga, que incluyen una inversión urgente para la reparación de redes de distribución, planificación eficiente y desarrollo urbano adecuado, así como políticas con visión a largo plazo, son esenciales.

    La economía circular del agua, promoviendo el tratamiento y reutilización, se presenta como una solución sostenible.

    El presupuesto asignado para el sector hídrico en los últimos años, aunque importante, puede no ser suficiente frente a la magnitud del desafío.

    La participación ciudadana y la adopción de una cultura del agua son aspectos fundamentales para reducir consumos y garantizar un uso responsable, y así ayudar a ese 26% de la población que no recibe cantidad suficiente de agua y al 15% que no cuenta con servicios de suministro de agua diario.

    Y es justo por estas personas que se debe invertir en la infraestructura hídrica, pues la creciente amenaza de la crisis hídrica ya entró en una cuenta regresiva que parece no se detendrá.

    Las propuestas presentadas apuntan a abordar los desafíos desde diversas perspectivas, pero se requiere un compromiso sostenido y recursos adecuados para asegurar la seguridad hídrica a largo plazo en México.

    EL DIFÍCIL CONTEXTO económico mundial parece que no afecta a todos, habiendo sectores que se estarán viendo beneficiados. Uno de ellos es el de las Fideicomisos Especializados en Bienes Raíces (Fibra), que en México han demostrado una notable resiliencia y adaptabilidad. El sector, aglutinado en la AMEFIBRA, que presideJosefina Moisés, durante el periodo 2021-2023, experimentó un crecimiento del 20% en su área rentable y un aumento del 22% en el valor de la inversión en activos inmobiliarios, alcanzando los 800 mil millones de pesos. Y para este 2024, se vislumbran tendencias clave. El enfoque en edificaciones sustentables destaca, reflejando un compromiso creciente con la sostenibilidad. Además, la verticalización urbana continuará, ofreciendo a los habitantes mayor calidad de vida y eficiencia en el uso del espacio.

    EL CAMPO NO solamente enfrenta los retos por la sequía. El Consejo Nacional Agropecuario (CNA), que lleva Juan Cortina, destacó la necesidad de modernizar, no retroceder, en el sector agroalimentario. Con 170 propuestas, abogan por un crecimiento del 12% hasta 2040, enfocándose en aspectos económicos, institucionales, sociales y sostenibles. Advierte que la estrategia actual limitaría el aumento a un 40%, pero con ajustes. La producción podría alcanzar 2 billones 287 mil millones de pesos, un incremento del 49%. La iniciativa aborda subsectores como pesca y agricultura, proyectando mejoras significativas. Estas propuestas serán presentadas a candidatos presidenciales, en busca fortalecer la competitividad y la sostenibilidad del sector agroalimentario y forestal mexicano.

    CON UNA INVERSIÓN de 29 millones de dólares, Schneider Electric, que comanda Jesús Carmona, establecerá la planta ‘Monterrey 4’ en Nuevo León, enfocada en la fabricación de tableros de distribución eléctrica inteligentes de baja tensión. Esta expansión, programada para operar en junio, refleja el compromiso de la empresa con la eficiencia, digitalización y sostenibilidad. La nueva instalación, la décima en México, fortalecerá la presencia de Schneider en el país y fomentará la colaboración con socios y desarrolladores, consolidando su posición en el mercado de gestión energética.

    EL DOMINGO SE resolvió la huelga en la planta de Audi, en San José Chiapa,Puebla, esto tras la aprobación mayoritaria del incremento salarial del 10.2%. La aceptación del convenio de revisión contractual pone fin al paro que inició el 24 de enero y restablece los tres turnos laborales a partir de hoy, 20 de febrero. La propuesta, dividida en un 7% directo al salario y un 3.2% en prestaciones, fue respaldada por el 66% de los trabajadores mediante una votación libre y directa. Audi México, que preside Tarek Mashhour, por cada día de huelga dejó de fabricar más de 700 autos.

    Recientes