24 C
Cancún
Más
    NoticiasUn Momento Histórico: Nace en Portugal el Primer Bebé Concebido por Inseminación...

    Un Momento Histórico: Nace en Portugal el Primer Bebé Concebido por Inseminación Post-Mortem

    Opinión

    Ângela Ferreira, la líder del movimiento que abogó por la legalización de la inseminación post-mortem en Portugal, dio a luz a su hijo Guilherme mediante el uso de semen criopreservado por su esposo, quien lamentablemente falleció a causa de cáncer en 2019.

    Anoche, Ângela compartió en sus redes sociales: «Hoy nuestro mundo se ilumina aún más. Guilherme llegó a las 11:09, pesando 3.915 kg y midiendo 50.5 cm. Es un bebé lleno de salud. ¡Gracias, mi querido Hugo Neves Ferreira, por haberme seleccionado para este sueño!»

    Ella también expresó su gratitud por el cariño y la preocupación recibidos: «Agradezco a todos por su amor y atención. ¿Y qué sigue ahora? Voy a sumergirme en esta burbuja de amor y disfrutarla al máximo. Podría decir más, y quizás debería, pero en este momento quiero experimentar y gozar de este amor inmenso».

    Ângela Ferreira lideró una lucha en Portugal para legalizar la inseminación post-mortem después de la muerte de su esposo Hugo en 2019, quien había expresado su deseo por escrito de que ella tuviera un hijo utilizando su semen criopreservado en vida.

    Esta historia fue expuesta en 2020 a través de un documental de TVI, una cadena de televisión portuguesa, y logró movilizar a más de 100,000 personas para firmar una petición que instara al Parlamento a debatir la propuesta. Después de varios proyectos de ley de diferentes partidos políticos y un veto presidencial, la inseminación post-mortem fue finalmente legalizada en Portugal en noviembre de 2021.

    En febrero de 2023, Ângela Ferreira anunció su embarazo en las redes sociales. Según esta norma, una mujer puede ser inseminada con el material genético de su pareja fallecida «en casos de proyectos parentales expresamente consentidos», dentro de un período de seis meses a tres años después del fallecimiento. Si el proceso culmina con el nacimiento de un bebé, el recién nacido es reconocido legalmente como hijo del fallecido.

    Recientes