30.6 C
Cancún
Más
    NoticiasInternacionalesTensiones entre México y Estados Unidos por cooperación antidrogas

    Tensiones entre México y Estados Unidos por cooperación antidrogas

    Opinión

    En un giro reciente en las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) ha expresado su preocupación por el bloqueo del ingreso de 13 de sus agentes a territorio mexicano. Este último desencuentro ha suscitado críticas por parte de Anne Milgram, directora de la agencia, quien lamentó la falta de cooperación y la demora en la emisión de visas por parte del Gobierno mexicano durante una comparecencia ante la Cámara de Representantes.

    Milgram destacó la importancia del tiempo en la lucha contra el consumo de opioides en Estados Unidos, subrayando que la colaboración con las autoridades mexicanas ha sido inconsistente. Asimismo, señaló al Cartel de Sinaloa y al Cartel Jalisco Nueva Generación como las principales fuentes de drogas sintéticas en Estados Unidos, responsables de la alarmante cifra de muertes relacionadas con opioides en 2022.

    Estas tensiones no pasaron desapercibidas en el ámbito legislativo estadounidense, donde el republicano Hal Rogers criticó la falta de apoyo del Departamento de Justicia y el FBI para fortalecer la cooperación con México en la lucha contra el narcotráfico. Rogers enfatizó que los retrasos en la entrega de visas y la falta de acción sobre órdenes de arresto pendientes por parte del Gobierno mexicano evidencian una relación bilateral aún lejos de ser ideal.

    El arresto y posterior liberación del general Salvador Cienfuegos en 2020 marcó un punto de inflexión en la relación entre la DEA y México. La defensa de Cienfuegos por parte del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y la posterior promulgación de reformas a la Ley de Seguridad Nacional evidenciaron un cambio en la dinámica de cooperación.

    Desde la perspectiva de México, la DEA había cruzado líneas rojas, lo que llevó al Gobierno mexicano a restringir la colaboración con la agencia antidrogas, optando por canales de diálogo alternativos en materia de seguridad. Los desacuerdos sobre los permisos de trabajo para agentes de la DEA se han visto afectados por un principio de reciprocidad planteado por México desde 2021.

    A pesar de estas tensiones, la colaboración en seguridad entre ambos países continúa a través de otros canales gubernamentales. La Fiscalía General de la República y otras instituciones mexicanas mantienen un diálogo activo con sus contrapartes estadounidenses, aunque la relación con la DEA se encuentra en un punto muerto.

    En conclusión, las tensiones entre México y Estados Unidos en materia de cooperación antidrogas evidencian desafíos significativos en la relación bilateral. A medida que el presidente López Obrador se prepara para dejar el cargo en octubre próximo, queda por ver cómo evolucionará esta dinámica bajo un nuevo liderazgo en Estados Unidos.

    Recientes