24 C
Cancún
Más
    DeportesSuiza supera a Serbia y pasa a los octavos de final

    Suiza supera a Serbia y pasa a los octavos de final

    Los helvéticos supieron jugar con calidad y cabeza uno de los partidos más atractivos e interesantes que nos deja esta Copa del Mundo, con grandes momentos y goles.

    Opinión

    Los helvéticos supieron jugar con calidad y cabeza uno de los partidos más atractivos e interesantes que nos deja esta Copa del Mundo, con grandes momentos y goles.

    Con cuentas pendientes desde el Mundial de Rusia, Serbia recibía a Suiza en esta tercera jornada del campeonato. Con una plaza en juego entre las dos selecciones para la siguiente fase, si bien los helvéticos estaban mejor posicionados porque les valía el empate.

    Pero los balcánicos buscaban venganza de lo acontecido hace cuatro años, olvidar sus problemas internos e intentar lucir su gran potencial ofensivo que apenas se había visto en el torneo.

    De hecho, comenzaron mejor, con más ganas y dominio. Pero los suizos, en uno de sus primeros acercamientos, lograban premio. Una gran carrera de Ricardo Rodríguez por la banda izquierda acababa con la pelota en los pies de un Xherdan Shaqiri que no perdonó.

    Era el 20′, pero apenas 6 minutos después, Aleksandar Mitrovic empataba con un cabezazo inapelable. Gol al que seguiría el de Dusan Vlahovic, tras una gran maniobra y un buen disparo con la zurda en el área.

    Suiza supera a Serbia y pasa a los octavos de final

    Le daban los serbios por tanto la vuelta para meterse de forma provisional en la siguiente fase. Pero cuando el primer acto expiraba, Breel Embolo encontraba solo un centro de Silvan Widmer para igualar a placer.

    Y nada más comenzar la segunda parte, nos regalaban los suizos el que será uno de los grandes goles del torneo. Entre Breel Embolo, Xherdan Shaqiri con un gran pase, asistencia de tacón de Vargas y remate de Remo Freuler para anotar el tercer gol del encuentro.

    Una excelente diana con la que los helvéticos se blindaban porque Serbia necesitaba dos encuentros. Y como en tantas otras ocasiones, Suiza hacía gala de su gran trabajo de equipo para contener las embestidas serbias.

    Pero con el transcurso de los minutos, apenas se veía a Serbia con opciones claras de la remontada, que se fueron esfumando con ese paso del tiempo. Los suizos buscaban sentenciar con alguna contra que cada vez eran más habituales, si bien Vanja Milinkovic-Savic lo impidió en varias ocasiones.

    Pero al final el encuentro, que había sido brillante, se empañaba con una tangana final que comenzaron Granit Xhaka y Mitrovic, que impedía un cuarto gol suizo que la colocaba como primera de grupo. No fue así, y el encuentro finalizaba con esa alta tensión entre las dos selecciones.

    Recientes