31 C
Cancún
Más
    OpiniónNo se deja la meta de inflación: Darío Celis Estrada

    No se deja la meta de inflación: Darío Celis Estrada

    Opinión

    EN MEDIO DE la incertidumbre económica, las expectativas de inflación en México han generado debates y reflexiones sobre la efectividad de las políticas monetarias.

    Según la encuesta levantada por el Banco de México (Banxico), la percepción de 41 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado revela un panorama desafiante para alcanzar la meta puntual del 3% de inflación para el año 2026.

    Al término de 2024, se anticipa que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) experimentará una variación de 4.14%, marcando la previsión más elevada en 11 meses.

    Este dato incorpora una tercera corrección mensual al alza, indicando una creciente preocupación entre los especialistas consultados por la institución que lidera Victoria Rodríguez Ceja.

    Para el año próximo se espera una inflación del 3.70%, ligeramente ajustada desde el 3.73% estimado en enero; sin embargo, estas cifras continúan superando la meta del Banxico.

    La raíz de estas expectativas se encuentra en la persistente dificultad para mantener la inflación en el rango objetivo, que es 3% más-menos un punto porcentual, que rara vez se alcanza.

    Las fluctuaciones alrededor de 4.3% son la norma, y la actual variación de 4.14% refleja los riesgos derivados de factores volátiles que han contribuido a moderarla.

    Analistas de Templeton Franklin, Banco Base y Finamex advierten que el mercado no confía en una reducción sostenida de la inflación y sugieren que bajar la tasa de referencia prematuramente sería un error.

    Tal advertencia, expresada también por el siempre mediático subgobernador Jonathan Heath, resalta la importancia de no subestimar los desafíos que enfrenta la economía mexicana.

    En cuanto a la inflación subyacente, que excluye los bienes y servicios sujetos a volatilidad estacional, se proyecta que promediará un 4.08% al final del año.

    Las expectativas de crecimiento económico también han experimentado ajustes: la encuesta de febrero estima un crecimiento del PIB de 2.39% para 2024, un ligero ajuste a la baja.

    Aunque esta cifra se encuentra por debajo de las proyecciones de organismos internacionales, como la OCDE y el FMI, está dentro del rango estimado por el propio Banco de México.

    EN FEBRERO LA confianzaempresarial en México experimentó un retroceso, según los datos del Inegi, que preside Graciela Márquez. Sectores clave como manufactura, construcción, comercio y servicios no financieros se enfrentan a una disminución de la confianza, complicando el panorama de la recuperación económica. En manufactura, el indicador cayó ligeramente en febrero debido a preocupaciones sobre el futuro del país, evidenciando la persistente incertidumbre. En construcción, el retroceso mensual de 2.9 puntos refleja una cautela creciente, especialmente en la decisión de invertir. El sector del comercio ha encadenado dos meses de descensos, con una evaluación negativa de la situación presente del país. Los servicios no financieros también muestran un retroceso, destacando la prudencia en las decisiones de inversión. Aunque el indicador general reporta un crecimiento anual de 3.2 unidades, situándose en 55 puntos en febrero, representa una ligera disminución desde enero.

    EL PRIMER MES del año deja ver un panorama financiero desafiante para el sector público en México. Según la Secretaría de Hacienda, que capitanea Rogelio Ramírez de la O, los ingresos presupuestarios totales fueron 29 mil 421.1 millones de pesos por debajo de lo planeado, afectados por caídas en ingresos petroleros y tributarios. Mientras que los petroleros registran 63 mil 945.8 millones de pesos, resultaron 39 mil 458.8 millones de pesos menores a lo esperado. Los ingresos tributarios, aunque alcanzaron 475 mil 066.3 millones de pesos, quedaron 3 mil 160.6 millones de pesos por debajo de la proyección. A pesar de que los ingresos fueron menores, el gasto público mostró un aumento sustancial, con una erogación neta total de 811 mil 669.7 millones de pesos, un incremento de 21.3% anual, superando el promedio de los últimos 10 años.

    EL FLUJO CONSTANTE de remesas hacia México ha comenzado el 2024 con un crecimiento constante. Banco de México, que gobierna Víctoria Rodríguez, dice que los paisanos enviaron al país 4 mil 574 millones de dólares, marcando el mejor enero en la historia de las remesas y un aumento anual de 3.1%. Con 11.7 millones de operaciones, mayormente electrónicas, y un promedio de envío de 389 dólares, las remesas muestran su fuerza. Aunque en efectivo y especie el promedio fue de 472 dólares. El 2023 cerró con un récord anual de 63 mil 313 millones de dólares en ingresos por remesas. A pesar de la resiliencia demostrada, se espera un crecimiento más moderado en 2024 en comparación con el año anterior.

    LA APROBACIÓN PARA duplicar el aguinaldo de 15 a 30 días de salario, genera tensiones entre el gobierno de la 4T y la iniciativa privada. Mientras se celebra desde el ámbito gubernamental como un avance en la dignificación laboral, la Confederación Patronal de la República Mexicana, que preside José Medina Mora, y la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, que encabeza Esperanza Ortega, expresan preocupaciones. La primera advierte que el aumento de 100% en el costo del aguinaldo impactaría duramente a las MiPymes, que representan más del 99% de las empresas en el país.

    LAS TENSIONES COMERCIALES entre Estados Unidos y China están reconfigurando el mapa comercial, y México, en particular el puerto de Manzanillo, surge como un beneficiario de este cambio. La rispidez impulsó importaciones desde Asia a través de este puerto, evidenciando un aumento significativo. En 2023 las importaciones de productos chinos a México alcanzaron los 104 mil 876 millones de dólares, mientras que las exportaciones mexicanas a China fueron de 9 mil 292 millones, según la Secretaría de Economía, de Raquel Buenrostro. Este cambio en las dinámicas comerciales es palpable en el crecimiento constante de Manzanillo en los últimos cinco años.

    Recientes