25 C
Cancún
Más
    OpiniónMorena en el Edomex: Darío Celis Estrada

    Morena en el Edomex: Darío Celis Estrada

    Opinión

    CON LA GUBERNATURA en la bolsa, todos los morenistas mexiquenses se están moviendo de cara a las candidaturas para presidencias municipales, senadurías, diputaciones federales y locales.

    La primera es la senadora Martha Guerrero, que aspira a presidencia municipal de Los Reyes La Paz, por lo que quedaría otra vacante para impulsar a algún liderazgo local cercano a la gobernadora.

    Uno de los grupos que se congratularon de la salida del texcocano Higinio Martínez del gabinete de Delfina Gómez, es el del edil de Ecatepec, Fernando Vilchis.

    Reelecto en dos periodos consecutivos y suspirante a la candidatura a gobernador el año pasado, Vilchis disputa ahora la candidatura al Senado con Luis Humberto Montaño, empresario y aspirante externo.

    Confiado en que le compensen con la curul senatorial, a pesar de su apoyo a Claudia Sheinbaum, en Morena no se olvida que apostó por Marcelo Ebrard con Daniel Sibaja, síndico de Ecatepec.

    Sibaja fue representante del ex secretario de Relaciones Exteriores en el proceso interno, y ahora se perfila para sucederlo al frente del municipio más poblado del Estado de México.

    Considerando la diversidad socioeconómica y política del estado, y con un alto número de votantes indecisos que pueden ser claves en elecciones, preocupa en Morena llevar de candidato a Vilchis.

    Es de los presidentes municipales peor evaluados, ocupando el lugar 132 de entre 150 alcaldes, con una calificación de 39.6%, y, por lo mismo, también en franco riesgo de perder Ecatepec.

    Por si fuera poco, se viene la inminente incorporación al Partido Verde del senador Eruviel Ávila, otro ecatepense, prometiendo votos en los municipios de Cuautitlán Izcalli, Naucalpan, Metepec y Toluca.

    Un movimiento que no contemplaban era el regreso de Adán Augusto López, quien como Coordinador Político de la campaña de Sheinbaum, viene a operar con ánimos de conciliar fuerzas en los estados.

    Se sabe que Morena requiere de una renovación en varias entidades, como el Edomex, donde las disputas entre grupos van en aumento y con riesgo de que otros partidos cachen a los priístas desencantados.

    De ahí la idea de incorporar a figuras externas, que atraigan a electores más allá del voto duro morenista.

    LA CAMPAÑA DE Xóchitl Gálvez sigue en “punto muerto” porque el PRI, PAN y PRD la dejaron a su suerte desde hace varias semanas. La hidalguense está en una orfandad política porque planteó que su movimiento sería ciudadano y los partidos la abandonaron. Al cambiar la estrategia política en el proceso electoral y adelantar la sucesión, Andrés Manuel López Obrador rompió las reglas del juego y los partidos, particularmente los que encabezan Alejandro Moreno y Marko Cortés, no supieron cómo competir. Los precandidatos de Morena llevan casi un año en precampaña y aunque estamos a seis meses de la elección presidencial, no se ve cómo Xóchitl pueda dar alcance. Los más optimistas confían en que las campañas se calentarán en en segundo trimestre del 2024. ¿Por qué la campaña de Gálvez no prende? Hay tres razones básicas:

    1.- Los dirigentes de los partidos están en la repartición de cuotas de poder para el Congreso y, encima de ello, PRI, PAN y PRD no la han arropado lo suficiente porque no la sienten como una candidata de los partidos: no hay cohesión y conexión entre la candidata y la militancia.

    2.- Xóchitl jugó con la idea de hacer más una precampaña ciudadana que una desde los partidos, pero no calculó que los organismos ciudadanos y civiles estaban desorganizados, poco cohesionados y sin recursos para mantener el interés en una precampaña tan larga, que raya en lo ilegal.

    3.- Fue un sueño guajiro de muchos dirigentes de organizaciones ciudadanas pensar que los partidos iban a cederles espacios para proponer candidatos a puestos de elección popular. Los nuevos rostros no llegaron, y sí se entronizaron los caciques de los partidos y dirigencias partidistas que reparten cuotas con los liderazgos locales.

    LA PRESIDENTA MUNICIPAL de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández, es insensible y le falta solidaridad con los guerrerenses. Mientras Acapulco se encuentra atravesando por las secuelas del Huracán Otis, mantiene en el abandono a sus gobernados. Viven una situación de inseguridad y violencia que los tiene espantados porque la presencia del crimen organizado sigue en aumento y la autoridad municipal, en la omisión, está permitiendo que las bandas hagan lo que quieran. Ahora preocupa que Otilia se vaya contra la prensa, denunciando a cinco periodistas por supuesta violencia política de género, situación que empeoró el clima en contra de los reporteros. Hace unos días cuatro fueron atacados y heridos por arma de fuego. El ataque a la libertad de expresión es prioridad de la alcaldesa, quien se hizo famosa por un video que la exhibe con el líder de la organización «Los Ardillos», de fuerte presencia en esa ciudad.

    EL SÚBITO RELEVO de Gerardo Fernández Noroña por Tatiana Couthier en la Coordinación de Vocería de la campaña de Claudia Sheinbaum, tiene como propósito mandar una señal de moderación. Busca evitar la vulgaridad y agresividad del primero, que fácilmente podría ser trasladada a la imagen de la candidata, para dar paso a un personaje tibio y de escasas ideas, pero que tiene tres características atractivas para las clases medias: es mujer, es Clouthier y es norteña. Ya probó suerte con Andrés Manuel López Obrador como la supuesta coordinadora de campaña, pero el ser hija de Manuel J. Clouthier, Maquío, y ser clasemediera “aspiracionista”, le redituó electoralmente, aunque luego se haya deshecho de ella de manera grotesca. Tatiana no aprendió la lección, y regresa a jugar un papel de simulación. Ya veremos cuál será su premio de consolación”.

    LA RECIENTE CONVERSIÓN al “cuartotransformismo” del diputado Rommel Pachecho, y del senador Jorge Carlos Ramírez Marín, ha puesto al borde de la ruptura al partido Morena en Yucatán. Y es que los arriba mencionados han logrado adelantarse en la fila para candidaturas a otros perfiles con más arraigo en aquel movimiento. El exclavadista olímpico, que dejó las filas del PAN, se perfila para convertirse en el abanderado morenista para la alcaldía de Mérida, cargo para el que había al menos otras dos manos levantadas antes que la suya. En tanto, el expriista Ramírez Marín, se alista para la candidatura de la alianza 4T al Senado de la República, donde necesariamente tendrá que pasar sobre las aspiraciones de la legisladora Verónica Camino Farjat.

    AUNQUE EN NUEVO León se vive una crisis constitucional por la designación del sustituto de Samuel García, en Movimiento Ciudadano, que preside Dante Delgado, están confiados con las primeras mediciones que han hecho sobre el posicionamiento de su candidato presidencial. Las cifras de los emecistas apuntan una proyección mayor en al menos 6 millones de vistas de los spots de la dupla Samuel-Mariana Rodríguez, respecto de los materiales de las otras candidatas para la Presidencia. Además, aseguran estar en un escenario parejo con la aliancista Xóchitl Gálvez en las preferencias del electorado, por lo que seguirán apostando por la estrategia digital para amplificar su audiencia, misma que tiene como principal activo a la también influencer esposa del gobernador.

    Recientes