20 C
Cancún
Más
    NoticiasEl Reconocido Autor José Agustín Ramírez Recibe Extremaunción por Razones delicadas de...

    El Reconocido Autor José Agustín Ramírez Recibe Extremaunción por Razones delicadas de Salud

    Opinión

    El escritor mexicano José Agustín, ícono indiscutible de la literatura contemporánea, se encuentra atravesando momentos delicados según revelaciones de su hijo, José Agustín Ramírez, en una reciente publicación en su cuenta de Facebook. El reconocido autor ha recibido el sacramento de la extremaunción por parte de un sacerdote, marcando un capítulo crucial en su estadía en casa, donde ha permanecido durante un período prolongado.

    La visita del padre José Luis, un sacerdote católico vinculado al movimiento zapatista y amigo de larga data de José Agustín, se asoció con un rito significativo dentro de la Teología de la Liberación. Tras recibir esta unción de los enfermos, el escritor compartió unas palabras reveladoras: «Con esto, mi labor aquí se aproxima a su fin», expresó, según relató su hijo.

    En medio de este momento difícil, el hijo del autor agradeció las muestras de afecto y solidaridad recibidas por parte de amigos, seguidores y colegas durante los últimos meses y días. No obstante, enfatizó que la situación de emergencia aún persiste. «Aunque mi padre se encuentra en paz, la situación continúa siendo delicada», puntualizó. Con estas palabras, extendió su gratitud a quienes han estado pendientes de la salud de José Agustín, concluyendo su mensaje con deseos de un feliz año nuevo para todos.

    Hace apenas unos días, en la antesala del nuevo año, su hijo solicitaba a través de las redes sociales «oraciones y buenas vibras» para la pronta mejoría de su padre. José Agustín ha enfrentado problemas de salud que lo han apartado del mundo literario desde hace años, un motivo por el cual su familia ha buscado apoyo y energías positivas en este momento crítico.

    El legado de José Agustín en la literatura mexicana es innegable. Su pluma revolucionaria fue pionera en introducir un estilo desenfadado y un lenguaje coloquial que resonó profundamente entre los jóvenes de las décadas de los sesenta y setenta. Obras icónicas como «La tumba» (1964), escrita cuando apenas tenía 16 años y publicada poco después, marcaron el comienzo de una prolífica carrera literaria que incluye títulos como «Inventando que sueño» (1968), «Se está haciendo tarde» (1973), «El rey se acerca a su templo» (1977), «Ciudades desiertas» (1982), «Cerca del fuego» (1987), «Dos horas de sol» (1994), «Vida con mi viuda» (2004), entre otras obras magistrales.

    A lo largo de su carrera, José Agustín incursionó también en el teatro, ensayos, cuentos, guiones para cine y trabajos periodísticos. Su autobiografía titulada «El rock de la cárcel» ofrece una mirada íntima a su vida y obra, consolidándolo como un referente indiscutible en la escena literaria mexicana.

    Este maestro de las letras, que reapareció el pasado mes de abril tras un largo período de silencio, ha enfrentado desafíos de salud desde 2009, cuando sufrió un grave accidente al caer desde una altura considerable mientras firmaba libros en Puebla. El incidente le ocasionó severas fracturas en el cráneo y costillas, manteniéndolo en terapia intensiva durante más de 20 días.

    José Agustín, a pesar de su reclusión y el deterioro de su salud física, continúa siendo un faro en la literatura mexicana, un referente de rebeldía creativa y un símbolo de la transformación en la escritura contemporánea. Su legado perdura y su influencia seguirá trascendiendo a través de las generaciones, dejando una huella imborrable en el mundo de las letras.

    Recientes