28 C
Cancún
Más
    EstilosEl marco perfecto

    El marco perfecto

    Opinión

    Nuestro cabello es uno de los regalos más extraordinarios que tenemos. Estoy convencida de que la apariencia física gana terreno hoy en día, ya que la imagen que los demás se forman de nosotros, comienza a partir de nuestro aspecto y se fortalece con todo aquello que dejamos ver.

    El cabello nos da un sin número de posibilidades al ser una de las fibras de queratina natural más noble y fuerte, por lo que los 150 mil cabellos que tenemos en el cuero cabelludo son el marco perfecto para lo que deseamos reflejar.

    El primer paso es seleccionar el estilo. El largo del cabello es muy importante aunque  tenemos la suerte de contar con extensiones de clip temporales o semi-permanentes. Personalmente me gustan más las temporales porque nos permiten jugar con el largo y el color, sin nuestro cabello. El secreto está en el diseño de cada cortina, que debe adaptarse a la estructura de nuestra cabeza.

    Una de las tendencia para esta temporada son las ondas suaves. Siento que cada vez se van marcado más. Suavizan mucho la expresión del rostro, además, al crear un volumen mayor en la cabeza, logramos que el cuerpo se vea más delgado si lo equilibramos con la ropa y accesorios, creando un estilo único.

    Para tener unas ondas hermosas es importante que el corte esté realizado en capas diagonales y a 90 grados, lo que nos dará una caída degradada y volumen en el frontal; la línea o vereda la podemos usar de lado, si queremos resaltar los ojos, o en el centro para resaltar la nariz y boca; y cuando lo peinamos hacia atrás logramos transmitir una sensación de seguridad y fuerza.

    El marco perfecto
    El marco perfecto

    Los flequillos pueden suavizar, rejuvenecer e infantilizar el rostro. Te recomiendo considerar el tipo de trabajo que desempeñas, ya que puede resultar una desventaja porque no da una imagen de poder, pero si eso es lo que buscas, un flequillo de lado un poco largo y más grande puede ser excelente.

    El color en el cabello, una de mis pasiones, nos puede dar no solo estilo, nos revive, nos da fuerza y vida, es de esos pequeños detalles que nos pueden cambiar, por lo que tómalo en serio y realízalo con un profesional. Antes de elegir tu color te recomiendo consideres el tono de tu piel; si eres de la familia de los tonos fríos, los colores que mejor te quedan son los champan, beige, arena. Cenizo, plata, aumentarán ese brillo como de porcelana y de tu piel rosada, ya que tienden a neutralizar el enrojecimiento, y por supuesto, resaltan los ojos azules y grises. Si por el contrario perteneces a la familia de los tonos cálidos, tus colores son los castaños o rubios con visos violetas, caobas o vinos, los cuales neutralizarán el tono amarillo de la piel.

    Un truco para facilitar el reconocimiento de tu tono de piel es que te fijes en tus venas si son azules o moradas, tu tono de piel es frío; y si son verdes es cálido.

    Unos reflejos o mechas en colores caramelo, miel, marrón, ámbar o canela, son perfectos para aportar luz y movimiento al cabello, consideremos una base castaña o rubio obscuro para dar un mejor efecto a estos tonos.

    Algunas de las  tendencias en color para el cabello son:

    • Light Brown. Tonos castaños a los que les agregamos ligeras luces rubias y doradas, 2 ó 3 tonos más claros que el tono base.
    • Light Copper. De base con tonos castaños, y de medios a puntas damos ese toque cobrizo.
    • Mechas color mil
    • Balayage sutil
    • Morado cenizo
    • Oro rosa
    • Light blonde. Consiste en degradar de un tono claro, casi platinado, a un rubio intenso sin llegar al dorado.
    • Ash Blonde. Un tono base gris mate y degrado hasta las puntas a un platinado. Recuerda que debes considerar tu pigmentación natural.

    Como vez, ¡tenemos un sinfín de posibilidades!, por algo dicen que nuestro cabello es la extensión física de nuestros pensamientos.

    Recientes