26 C
Cancún
Más
    GeneralesEl laboratorio AstraZeneca reconoce la posibilidad de trombosis asociada a su vacuna...

    El laboratorio AstraZeneca reconoce la posibilidad de trombosis asociada a su vacuna contra el Covid-19

    Opinión

    Recientemente, en documentos judiciales, el laboratorio AstraZeneca ha admitido por primera vez la posibilidad, aunque muy poco común, de que su vacuna contra el Covid-19 pueda desencadenar trombosis. Este reconocimiento surge en medio de una serie de acciones legales emprendidas por individuos que alegan haber sufrido consecuencias graves, como lesiones cerebrales y, en algunos casos, fallecimiento, tras recibir la vacuna desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford, en el Reino Unido.

    Uno de los casos más emblemáticos es el de Jamie Scott, quien, luego de recibir la vacuna en abril de 2021, sufrió una lesión cerebral permanente debido a la formación de un coágulo sanguíneo y una hemorragia en el cerebro. Este caso fue presentado ante el Tribunal Superior en 2023, marcando el inicio de una serie de demandas contra AstraZeneca.

    Aunque la empresa farmacéutica ha negado las acusaciones en su contra, admitió en un documento legal presentado ante el Tribunal Superior en febrero la posibilidad de que su vacuna pueda causar el llamado síndrome de trombosis con trombocitopenia (STT) en casos excepcionales. Este síndrome se caracteriza por la formación de coágulos sanguíneos y un bajo recuento de plaquetas.

    Hasta la fecha, se han presentado un total de 31 demandas ante el Tribunal Supremo británico, donde las víctimas y sus familiares reclaman una compensación estimada en 100 millones de libras esterlinas por daños y perjuicios sufridos.

    La admisión de AstraZeneca respecto a este efecto adverso podría tener implicaciones significativas en términos de compensación para los demandantes, en caso de que se demuestre que la vacuna fue la causa directa de sus enfermedades. Este reconocimiento ha generado un mayor escrutinio sobre la seguridad de la vacuna y ha llevado a otras jurisdicciones, como Alemania, a solicitar datos adicionales sobre casos de trombosis relacionados con la vacuna.

    Recientemente, en un proceso judicial en Bamberg, Alemania, una mujer de 33 años solicitó una indemnización significativa por los dolores sufridos después de recibir la vacuna de AstraZeneca. El tribunal ordenó a la empresa revelar los datos sobre casos de trombosis posiblemente vinculados con su vacuna, lo que podría mejorar la situación probatoria en los casos en curso.

    A pesar de la revelación parcial de información por parte del fabricante, se espera que la disponibilidad de datos completos pueda llevar tiempo, prolongando así el proceso judicial. Mientras tanto, los casos de personas afectadas por trombosis tras recibir la vacuna continúan surgiendo, generando preocupaciones adicionales sobre la seguridad y eficacia del biológico de AstraZeneca.

    Recientes