26 C
Cancún
Más
    Quintana RooCancúnDesafíos de Infraestructura en Cancún ante el Crecimiento Turístico

    Desafíos de Infraestructura en Cancún ante el Crecimiento Turístico

    Opinión

    Durante el mes de abril, la ciudad de Cancún ha experimentado un significativo aumento en su capacidad hotelera, con la incorporación de 2,400 nuevas habitaciones. Este incremento se ha materializado con la apertura de las primeras 600 habitaciones del complejo Grand Island, ubicado en el kilómetro 17 de la zona hotelera, así como la inauguración de 1,800 habitaciones adicionales en el nuevo complejo Ava Resort, situado en el kilómetro 21 del bulevar Kukulcán. Esta expansión representa un avance considerable para el sector turístico de la región.

    Sin embargo, este crecimiento no está exento de desafíos. Se observa una preocupante falta de mejoras en la infraestructura básica, como el suministro de agua potable, alcantarillado y energía eléctrica hacia la zona turística de Cancún. Este aspecto es especialmente relevante, dado que el aumento en la capacidad hotelera no ha sido acompañado por una ampliación adecuada de estos servicios esenciales.

    En particular, se destaca la situación crítica de las plantas de tratamiento de aguas residuales, las cuales ya se encontraban rebasadas incluso antes de la inauguración de los nuevos complejos hoteleros. A pesar de los esfuerzos realizados por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), la capacidad de tratamiento de aguas residuales actualmente en funcionamiento resulta insuficiente para atender la demanda generada por el crecimiento hotelero en la zona.

    Este problema se agrava con la perspectiva de futuras expansiones, como el proyecto Grand Island, que planea agregar otras 400 habitaciones a finales de 2024 y alcanzar un total de 3,000 habitaciones para el año 2025. Esta expansión adicional plantea desafíos adicionales en términos de carga sobre la infraestructura existente, especialmente en lo que respecta al bulevar Kukulcán, cuya capacidad para soportar el flujo de servicios básicos podría verse comprometida.

    Es importante destacar que el proyecto Grand Island enfrentó la oposición del Fonatur en 2021, debido a las preocupaciones sobre la sobrecarga de servicios básicos que supondría para la infraestructura existente. A pesar de estas objeciones, el proyecto ha seguido adelante, lo que destaca la necesidad urgente de abordar los desafíos de infraestructura en la región.

    Además, la situación se ve complicada por la falta de definición sobre el nuevo organismo que sustituirá a Fonatur en las labores de mantenimiento y operación de las plantas de aguas residuales. Aunque se anunció un traspaso de funciones al gobierno estatal, aún no se ha establecido legalmente cómo será la transferencia de recursos ni en qué ámbito quedará la esfera de acción del nuevo organismo. Esta incertidumbre dificulta aún más la capacidad de abordar los desafíos de infraestructura de manera efectiva.

    En conclusión, el crecimiento turístico en Cancún representa una oportunidad significativa para el desarrollo económico de la región, pero también plantea desafíos importantes en términos de infraestructura. Es crucial que las autoridades actúen de manera proactiva para abordar estos desafíos y garantizar un crecimiento sostenible y equitativo en la ciudad.

    Recientes