25 C
Cancún
lunes, septiembre 27, 2021
Más
    OpiniónCRRC pide más tiempo y dinero por Línea 1: Darío Celis

    CRRC pide más tiempo y dinero por Línea 1: Darío Celis

    Opinión

    CRRC ZHUZHOU LOCOMOTIVE ya puso contra la pared al gobierno de la 4T: la Línea 1 del Metro no la van a poder entregar ni en tiempo, ni con todo lo que dijeron ni en el costo que ofrecieron.

    Ahora están pidiendo no hacer algunas obras, están solicitando más dinero, están negociando entregar la obra después de que deje el gobierno Claudia Sheinbaum y están exigiendo deshacerse de su principal socio.

    El nuevo director del Sistema de Transporte Colectivo, Guillermo Calderón, está en una encrucijada: ciertamente quiso rescindir el contrato, pero las huestes de Florencia Serranía lo dejaron bien blindado.

    Deshacerlo costaría alrededor de 800 millones de pesos, además de que el golpe político para Sheinbaum sería monumental, porque ya no da el tiempo para reasignarlo y concluirlo en su gobierno.

    El fondo del problema fue el empecinamiento de Serranía y su grupo, muchos todavía incrustados en el Metro, por darle el contrato de 34 mil millones de pesos a los chinos representados por Gisofeng Zhang Heng.

    Ganaron con una oferta bajísima, de 32 mil 220 millones de pesos, si se compara con la de CAF, que dirige Max Zurita, de 46 mil 658 millones, que fue el único contendiente de los chinos.

    Ahora están pidiendo más dinero y solicitando prescindir de algunas obras. Pero lo más delicado es que CRRC se peleó en el camino con su principal socio y tecnólogo, la francesa Thales, que dirige Nadia González.

    Este grupo era el corazón del proyecto y que le dio reconcimiento a CRRC en la licitación, pues los asiáticos nunca han realizado un trabajo en el Metro. Los galos lideraban la obra electromecánica.

    Esta parte, la electromecánica, que implica los istemas de control y de vías, equivale a más del 50% del costo de la Línea 1. El fuerte de CRRC era el capital: fue el único que estuvo dispuesto a meter equity.

    Los chinos están redefiniendo a sus subcontratistas. Pero la duda es si el gobierno de la CDMX les permitirá modificar el proyecto original, les darán más dinero y, aún más importante, plazo para terminar la obra.

    Es la obra insignia de Sheinbaum en materia de movilidad.

    Hablando de Claudia Sheinbaum, encontronazo el de la jefa de gobierno de la CDMX con Grupo ICA por la Línea 12. Trascendió que la razón, o por lo menos una de las razones para que se pospusiera este lunes la presentación del peritaje final del desplome del tramo elevado, es un desencuentro con la constructora que dirige Guadalupe Phillips. Y es que en el cúmulo de información y de datos que se desprenden de la auditoría, hay una conclusión que pega en el índice de flotación de la compañía que fundó Bernardo Quintana Arrioja: la obligación de reconstruir un tramo subtérraneo ubicado más adelante de la estación Olivos, el cual acusa graves fallas estructurales que dificultan la circulación de los convoyes. ICA de David Martínez, CICSA de Carlos Slim y Alstom que dirige Maité Ramos, tendrían que hacer frente a un pago de unos 800 millones de pesos adicionales para reparar solo ese túnel.

    Tras el cierre de la venta de Kio Networks al fondo I Squared Capital, que preside Sadek Wahba, en unos 600 millones de dólares, viene ahora un periodo de aproximadamente 18 meses para que la compañía fundada por María Asunción Aramburuzabala cumpla con las proyecciones comprometidas. De estrada está mantener un Ebitda de cuando menos 85 millones de dólares anuales y conservar la mayoría de los contratos. El reto será retener los del gobierno federal ahora en la era de la 4T y que representan cerca del 74% de los ingresos. Le he comentado en más de una ocasión que Andrés Manuel López Obrador le tomó distancia a “Mariasun”. El equipo gerencial de Kio seguirá siendo liderado por Sergio Rosengaus, al menos durante ese periodo de año y medio.

    La procuraduría fiscal presentó querella ante la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada contra Juan Carlos Pérez Góngora, candidato a la presidencia de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) por presunta defraudación fiscal equiparada. La instancia que encabeza Carlos Romero investiga al dirigente desde el pasado mes de mayo. Pérez Góngora declaró en el ejercicio fiscal 2016 ingresos menores a los realmente obtenidos. Declaró un millón 829 mil 36 pesos y se le observaron 7 millones 712 mil 672 pesos. Con dicha conducta, el aspirante a representar a los comerciantes del país omitió el pago de Impuesto Sobre la Renta por 2 millones 18 mil 138 pesos.

    Atentos en Banorte. Y es que la versión que corre al interior del grupo fundado por Roberto González Barrera es que Carlos Rojo Macedo deja el grupo financiero. El todavía director general de la Oficina de la Presidencia estaría enfilando hacia Grupo Pinfra, y en particular hacia David Peñaloza Alanís, con quien emprendería un nuevo proyecto financiero. La posición de Rojo ya era insostenible en Banorte, a pesar de la cercanía y amistad entrañable con Carlos Hank González. Y es que tras la fusión de Interacciones, el ex director de ese grupo financiero nunca pudo desplazar de la dirección general de Banorte a Marcos Ramírez, con quien se ahondaron las diferencias en las últimas semanas. Se lo pasamos al costo.

    Posadas contrató al afamado bufete neoyorquino Cleary Gottlieb & Hamilton, vía el experto Richard Cooper, para implementar el Chapter 11, bajo un preacuerdo con los tenedores de su bono de 393 millones de dólares que refinanciará. No habrá controversias y solo atañe al intercambio del papel que vencía el año próximo y que se extendió hasta el 30 de diciembre del 2027. En este proceso la cadena hotelera también es asorada por Luis Nicolau del despacho Ritch, Mueller y Nicolau y por Creel,García-Cuéllar, Aiza y Enríquez, que comanda Carlos Aiza.

    Recientes