32 C
Cancún
Más
    OpiniónCincuenta años de Cancún desde la propiedad industrial

    Cincuenta años de Cancún desde la propiedad industrial

    Opinión

    Sin lugar a equivocarme, el mejor ejemplo de éxito turístico planeado en México, aún con sus graves tropiezos administrativos y políticos, ha sido ese maravilloso destino denominado CanCun desde antes de la llegada de las brigadas gubernamentales de desarrollo, hace ya cincuenta años.

    Cancún, se ha consolidado como un sólido destino para convenciones y para todo tipo de turismo por su versatilidad ya que, tomando este centro de playa como base, se puede acceder a todos los segmentos dada la cercanía que tenemos con vestigios arqueológicos, parques de talla internacional en una ciudad que lo tiene prácticamente todo.

    Sin embargo, gran parte de este éxito comercial se encuentra anclado a una idea, a un nombre, a un signo distintivo, a una marca. La marca Cancún, cuyo origen se remonta a 1998 cuando la empresa española THR Asesores en Turismo, entregó el diseño de la marca “CACNCUN LA PALABRA MÁGICA” al entonces Fideicomiso de Promoción Turística de Cancún, en cuyo contenido se representaban las volutas sagradas del jaguar y la serpiente en lugar de la letra “C” para paso al término “CanCun” como una palabra mágica de conformidad con su interpretación de la cosmovisión maya.

    A partir de entonces, Cancún entró en el mundo de la propiedad industrial vinculado a la industria comercial turística de todo el mundo, siendo su principal fortaleza la permanencia de una misma marca a lo largo del tiempo.

    Con ello, la marca CanCun con o sin el uso de la palabra mágica, trascendió todas las fronteras, ya que logró superar colores y tendencias políticas que en otros casos fueron la debacle de marcas turísticas fuertes como en su momento sucediera con la marca “QUERETARO DE LO BUENO TODO”, cuya penetración en el mercado fue sesgada por el uso de colores del partido gobernante en turno.

    En la marca CanCun eso no ocurrió porque tuvimos la fortuna de generar un Fideicomiso multipartita en el que fue imposible coordinar la continuación o no de ese signo distintivo, gracias a la presencia de representantes de todos los sectores que contaron con asesores en propiedad industrial y en marketing, que supieron valorar el riesgo que implicaría perder el valor económico que le habían generado décadas de promoción publicitara a la marca CanCun.

    Hoy, Cancún cumple cincuenta años de vida productiva en el mercado del desarrollo turístico de México, y sin embargo, crece de manera vertiginosa en la construcción de cuartos de hotel y en la generación de empleos, claro, a excepción de esta pandemia que se presume transitoria.

    Hoy, estamos en presencia de un CanCun en el que por primera vez en su historia tiene un gobierno municipal que está poniendo orden en el crecimiento irregular derivado de invasiones, de turismo electoral, que está poniendo un alto a los cochupos y tranzas que realizaron muchos gobernautas y empresarios que por la venta de lotes irregulares o de construcciones furtivas, poco les importo dañar en entorno ecológico, contaminar nuestros ríos subterráneos o defraudar a miles de personas.

    Hoy, tenemos un CanCun que cumple 50 años y que en muy poco tiempo ha logrado posicionar una marca tal como se muestra el propio visualizados internacional de la Organización Mundial de la Propiedad Industrial, por sus siglas OMPI.

    fuente: https://www3.wipo.int/branddb/es/

    Sabemos que esta marca es solamente para explotarse durante el periodo de la celebración de los 50 años de CanCun, y es loable el esfuerzo realizado por la administración municipal actual en la gestión y protección de un bien intangible de todos los que aquí vivimos.

    Porque las marcas turísticas son eso, un bien intangible que nos pertenecen a todos y generen recursos para todos los que vivimos en este paraíso de forma directa o indirecta a través del turismo o de la venta de mercadería que ostenta dichas marcas.

    Es así que la permanencia de la marca que nos puso en lo alto de todos los mercados turísticos como sucede con la marca turística CanCun de 1998 es fundamental y debe continuar para seguirse manteniendo en el top de las marcas turísticas del mundo junto con marcas como ‘I AMSTERDAM’, ‘I LOVE NY’ y otras muchas que se han mantenido vigentes durante décadas y que han seguido escalando junto con marcas país como “PERU” al establecer reglas y políticas de uso mediante sistemas de licenciamiento.

    Lamentablemente en el marco de los 50 años de este destino, diversos buscadores de marcas en el mundo como el de la OMPI y el de la EUIPO, por su siglas, European Union Intellectual Property Office (Oficina Europea de Propiedad Intelectual), muestran que el registro de la marca CanCun ha caducado en los 28 países miembros de la Unión Europea, lo que sin lugar a dudas genera un grave riesgo para todo el mercado turístico de este lugar en sus próximas campañas de promoción destinadas a esos países.

    fuente: WIPO Base mundial de Datos Sobre marcas

    Con lo anteriormente expuesto, quiero dejar claro que es necesario redoblar los esfuerzos desde las diversas instancias empresariales, turísticas, sociales y de gobierno no solamente para renacer de esta pandemia como destino turístico sólido, sino para conmemorar estos 50 años comprometiéndonos nuevamente con una marca que nos ha dado todo. Comprometiéndonos nuevamente con la marca CanCun.

    Recientes