31 C
Cancún
Más
    OpiniónBYD, ¿NL o CDMX?: Darío Celis Estrada

    BYD, ¿NL o CDMX?: Darío Celis Estrada

    Opinión

    EL PLAN DE BYD para establecer una planta en México se presenta como una estrategia que podría moldear significativamente su presencia en el mercado automotriz eléctrico del país.

    La elección de ubicación, confirmada por la presidenta de BYD Américas, Stella Li, que podría estar en un radio de 200 kilómetros alrededor de la CDMX, apunta a varias ventajas estratégicas.

    En primer lugar, la proximidad al Estado de México, Hidalgo, Puebla y Morelos, que no solo facilitaría la distribución eficiente de los productos a los clientes mexicanos, sino los costos de transporte.

    Esta decisión refuerza la determinación de BYD de enfocarse exclusivamente en la fabricación de autos para el mercado mexicano, estableciendo una conexión más directa con los consumidores locales.

    La consideración de establecer la planta en esta región en lugar de cerca de la frontera estadounidense, muy concretamente en Nuevo León, que tampoco debe descartarse, revela una estrategia bien pensada.

    Al evitar la ubicación cercana a la frontera, BYD busca evitar los desafíos logísticos y los costos adicionales asociados con el transporte de vehículos a ciudades que podrían tener un alto potencial de clientes.

    Esta elección refuerza la idea de que BYD está comprometida con consolidar su posición en el mercado mexicano, antes de considerar expansiones a otros países.

    Sin embargo, las recientes reuniones de Stella Li con el gobernador Samuel García, también han avivado especulaciones sobre una posible ubicación en el norte del país.

    El precio competitivo del Dolphin Mini, presentado recientemente, muestra que BYD está dispuesta a entrar en una “guerra de precios” en el segmento de vehículos eléctricos en México.

    Este enfoque agresivo refleja la voluntad de la marca de competir en un mercado cada vez más dinámico y desafiante con vehículos con rangos de autonomía variados y precios estratégicamente posicionados.

    En el presente 2024, el despliegue de tiendas, la diversidad de modelos y el volumen total en el mercado revelarán la efectividad de la estrategia de BYD.

    Su determinación para alcanzar metas ambiciosas sugiere un capítulo retador en la evolución del mercado automotriz eléctrico en México, con BYD buscando colocarse a la cabeza en este escenario.

    LA PROPUESTA DEL presidente Andrés Manuel López Obrador de adquirir el 49% de las acciones del Aeropuerto Internacional de Toluca a la empresa Aleática, genera preguntas sobre la dirección de las decisiones gubernamentales. Si bien se destaca el objetivo de hacer que estas infraestructuras sean de propiedad pública, las incertidumbres económicas persisten, especialmente ante el reciente anuncio de la compra de las 13 plantas de Iberdrola, que preside José Ignacio Sánchez Galán, por casi 6 mil millones de dólares. La apuesta por la estabilidad en los precios de la electricidad es loable, pero se espera una mayor claridad sobre cómo estas decisiones contribuirán a este propósito a largo plazo.

    LOS DATOS RECIENTES del Inegi, que comanda Graciela Márquez, revelan un cierre de año económico con contrastes en México. Mientras la inversión se estancaba, el consumo mostraba una desaceleración en diciembre de 2023. La Inversión Fija Bruta evidenció una disminución del 0.7% en la inversión en maquinaria y equipo, aunque la construcción repuntó un 1.0%. En cuanto al Consumo Privado en el Mercado Interior, creció un modesto 0.2%, desacelerándose desde el 0.7% de noviembre. A pesar de las preocupaciones inflacionarias, el consumo de bienes y servicios nacionales creció un 0.4%. Estos datos subrayan la necesidad de políticas equilibradas para impulsar la inversión y el consumo.

    LA POSIBLE SUSPENSIÓN de la alianza entre Delta, que preside Ed Bastian, y Aeroméxico, que dirige Andrés Conesa, adquiere un matiz político en el contexto de los tiempos electorales en México y Estados Unidos, según el subsecretario de Transportes, Rogelio Jiménez Pons, que destacó que la interpretación del gobierno de Biden no se adhiere a criterios técnicos, sugiriendo que la decisión está influenciada por intereses políticos y el descontento de aerolíneas como American Airlines y United Airlines. La resolución del Departamento de Transporte del país vecino, que saldrá en cualquier momento, se une a otra decisión similar que frustró otra alianza, ésta entre Viva Aerobus y Allegiant.

    Recientes