23 C
Cancún
Más
    NegociosBYD, la empresa china de vehículos eléctricos, se acerca a desplazar a...

    BYD, la empresa china de vehículos eléctricos, se acerca a desplazar a Tesla como líder del mercado mundial

    Opinión

    En un notable giro de eventos, la empresa china BYD ha alcanzado una hazaña sin precedentes al superar sus propios récords de ventas de automóviles en el año 2023. Este impresionante logro no solo destaca su crecimiento exponencial sino que también pone a BYD en la mira para desafiar el dominio de Tesla como líder del mercado global de vehículos eléctricos.

    Conforme a los datos presentados en un informe bursátil, BYD experimentó un extraordinario aumento del 62% en sus ventas a nivel mundial con respecto al año anterior, alcanzando un total de más de tres millones de unidades vendidas. Este hito histórico se logró gracias a la venta de 1.57 millones de vehículos eléctricos de batería (BEV), un aumento del 73%, y 1.44 millones de híbridos, un impresionante 52% más que el año previo.

    Aunque se espera que Tesla anuncie sus cifras de ventas anuales pronto, analistas del sector estiman que el fabricante estadounidense haya cumplido aproximadamente su objetivo de entrega anual de 1.8 millones de vehículos eléctricos de batería (BEV), sin ofrecer híbridos. En 2022, BYD se encontraba rezagada detrás de Tesla en ventas globales de BEV por cerca de 400,000 unidades, sin embargo, se prevé que esta brecha se haya reducido significativamente en 2023. Algunos indicios sugieren incluso que en el último trimestre del año, BYD podría haber superado a la empresa de Elon Musk.

    En particular, el cuarto trimestre fue sumamente destacable para BYD, con la venta de 526,409 BEV, representando un aumento de más del 20% en comparación con el trimestre anterior. En contraste, según una encuesta realizada a 14 analistas y citada por Reuters, se estima que Tesla haya entregado alrededor de 473,000 unidades en el mismo período.

    El rápido ascenso de BYD, respaldado por el inversor Warren Buffett, simboliza el vertiginoso crecimiento de la industria china de vehículos eléctricos. El impulso es resultado directo del fuerte respaldo gubernamental a la transición hacia vehículos eléctricos en China.

    El país asiático se ha comprometido firmemente con esta transición, estableciendo metas ambiciosas, como que al menos el 20% de los automóviles nuevos vendidos anualmente en 2025 sean vehículos de nueva energía (NEV), que abarcan BEV, híbridos enchufables y vehículos de pila de combustible de hidrógeno. Además, el gobierno chino aspira a que para 2035, los NEV se conviertan en la corriente principal de las ventas de automóviles nuevos.

    China ya superó su objetivo inicial para 2022 en tres años de antelación, y los datos de 2023 apuntan a un posible logro anticipado del segundo objetivo. Durante los primeros 11 meses del año pasado, se vendieron 8.3 millones de unidades de vehículos NEV, representando más del 30% de las ventas totales de automóviles en el país.

    Expertos del sector y analistas atribuyen el liderazgo de China en la industria global de vehículos eléctricos a la combinación de su escala de mercado, mano de obra económica y control de la cadena de suministro. Analistas de Natixis Asia, un banco de inversión francés, señalan que China ha asumido el liderazgo en la producción, capitalizando su enorme mercado interno y su iniciativa pionera en el campo.

    Sin embargo, este crecimiento vertiginoso no ha estado exento de desafíos. La intensificación de la competencia y una feroz guerra de precios impactaron en los márgenes de ganancias de varios fabricantes de automóviles. Durante los primeros 11 meses del año pasado, la industria automotriz de China registró un margen de beneficio del 5%, inferior al 5.7% de 2022 y al 6.1% de 2021, según datos de la Asociación China de Vehículos de Pasajeros.

    Ante la desaceleración del mercado interno, los fabricantes de automóviles chinos han buscado expandirse en mercados internacionales, como Europa, Australia y el Sudeste Asiático. En consonancia con esta estrategia, BYD anunció recientemente la construcción de su primera planta europea en Hungría, complementando su ya existente fábrica de autobuses en Komárom, Hungría.

    En resumen, el ascenso de BYD como contendiente líder en la industria mundial de vehículos eléctricos marca un hito significativo y refleja el avance acelerado de China en este campo, gracias a una combinación única de iniciativas gubernamentales y estrategias empresariales innovadoras.

    Recientes