31.7 C
Cancún
sábado, septiembre 25, 2021
Más
    SocialesCancunenses en Cancuníssimo

    Cancunenses en Cancuníssimo

    Opinión

    Han pasado 30 años desde que Cancuníssimo vio a la luz su primera edición, aquella noche de abril y desde ese momento ha convertido la historia de los cancunenses en su contenido más importante, compartiendo momentos únicos e irrepetibles.

    Hoy, las voces de cancunenses y quintanarroenses, lectores fieles, reconocen la labor ininterrumpida de esta revista, que se ha mantenido fiel a la visión de los forjadores del destino.

    Gabriela Rubi

    Cancunenses en Cancuníssimo

    Nadie sabe de flores como nosotros, luego de 31 años en el negocio. Esto se ha convertido en una herencia familiar.

    Mi papá llegó a Cancún con muchas metas e ilusiones por lo cual le tocó ser pionero de Cancún y ver como se fue desarrollando y creciendo.

    Durante todo este tiempo hemos sabido permanecer ante las adversidades y Cancuníssimo siempre ha sido parte de nuestra vida.

    El legado que inició mi papá es Florería Flamingos, abierto el 4 de marzo de 1990 y ha estado en la historia de la ciudad desde hace 31 años, casí lo mismo que Cancuníssimo. Hemos aguantado las adversidades y celebrado las victorias y momentos felices.

    Nacida en Cancún Quintana Roo, he retomado el negocio familiar desde hace dos años, poniendo mis conocimientos y renovando el legado de las florerías en Cancún, dándoles un toque fresco e innovador.

    Me encantan las flores, toda la vida estuve rodeada de ellas, esto es lo que realmente me apasiona y siempre estoy buscando la manera de atraer nuevos clientes y conservar a nuestros fieles Cancunenses.

    Hemos abierto más sucursales como lo es Florería Ruby que es parte de las filiales de Florería Flamingos, buscamos acaparar la famosa Av. Yaxchilan como la calle de las Florerías de Cancún y así mismo brindándole al cliente más variedad en diseños florales frescos y  respetando los diseños clásicos de rosas que prevalecen y adoran los Cancunences.

    Con el crecimiento de Florería Flamingos la revista Cancuníssimo siempre ha sido un compañero indispensable, por lo que quiero felicitarlos por estos 30 años, a Vicente, Margarita y a todo el equipo que lo hacen posible y dejan en alto a Cancún, compartiéndonos como siempre los mejores eventos de la ciudad.

    Deseo que siga siendo así por mucho tiempo más y todos sigamos leyendo y siendo Cancuníssimos.

    Javier Carlos Olvera Silveira

    Cancunenses en Cancuníssimo

    Quienes hemos tenido la suerte de vivir en Cancún los últimos treinta años, hemos sido testigos de una historia de cuento de hadas, hemos vivido el desarrollo y consolidación de uno de los Centros Turísticos más grandes, más importantes y bellos del mundo, el Caribe Mexicano. Además, con la bendición de vivir en él, de disfrutarlo y de construirlo poco a poco, con una vida empresarial vibrante, de crecimiento sostenido, de retos y desafíos permanentes. Y a la par construyendo poco a poco una sociedad dinámica, comprometida con el bien hacer y a la vanguardia, caracterizada por tener un carácter joven y aventurero, una sociedad compuesta por personas que han quemado naves de su residencia natal, buscando un futuro mejor para su familia y para sus sueños.

    Vivo Grupo Inmobiliario ha sido capaz de servir a miles de familias quintanarroenses, ofertando viviendas y desarrollos inmobiliarios, que se convierten poco a poco en comunidades vibrantes, llenas de vida, de historias fascinantes, de familias de bien, encaminados en su mayor parte a servir una potente industria turística, en crecimiento constante desde el nacimiento de nuestro destino. Cada vez que iniciamos un

    desarrollo, sentimos que está alejado y que quizá el tamaño es demasiado grande, así cada ciudad del Estado en las que hemos tenido oportunidad de trabajar, nos ha demostrado que cada casa tiene una nueva familia que le da calor y color, y que poco a poco queda inmersa en un maravilloso entramado urbano, que cada vez es más grande y con retos de mayor tamaño.

    Cancuníssimo ha sido un testigo fiel que ha venido retratando este espíritu en sus páginas en cada número publicado, con esmero Margaríssima, Vicente y un profesional grupo de colaboradores, han llenado miles de páginas que han retratado, en palabras e imágenes, el devenir de nuestro destino, siguiendo a las personas destacadas, a las ideas, a las empresas y empresarios, a las personas que pasan por las sillas responsables del Gobierno, etc.

    Gracias a todo el equipo de esta querida publicación, es siempre un agrado encontrar un

    momento para disfrutar de la revista, impresa o digital, y encontrar temas de actualidad de Cancún y su entorno, recordar viejos tiempos, analizar noticias relevantes y tener la oportunidad de atestiguar el ritmo y avance de nuestra comunidad. Muchas gracias.

    Elda María Peón Molina

    Cancunenses en Cancuníssimo

    Me han pedido unas líneas que tengan que ver con la vida de Cancuníssimo, con sus treinta años. “Volver”, el poema de Alfredo Le Pera, llevado a la fama en el famoso tango de Gardel nos recuerda que veinte años no es nada, treinta, en este caso, es mucho más.

    Sacando cuentas, Cancuníssimo hace su aparición cuando Cancún cumplía su mayoría de edad, la antigua, aquella de 21 años. Treinta años de publicación en una ciudad de cuatrocientos años realmente es casi nada, pero treinta años en una que apenas ha cumplido medio siglo y un año más es historia viva, maravillosa historia gráfica.

    Me piden un texto relacionado con mi área de especialidad. Esta ha sido ante todo mi larga familia y, en paralelo la educación. Llegué a Cancún como maestra, profesión que tiende a convertirse en una segunda piel. La necesidad de educar a la prole nos hizo fundar el Instituto Cancún allá por 1978. Diez años después se inauguraba la Escuela Preparatoria, que abriría la puerta a la Universidad de La Salle, fundada en el mismo edificio del Instituto en 1991, mismo año en que vio la luz Cancuníssimo, publicación, pues, de la época universitaria de nuestra querida ciudad. Aclaro que ya el Instituto Tecnológico había abierto sus puertas en 1986, más universidad, como tal, la primera fue la de La Salle, que estrenó edificio en 1996.

    Un año después, en 1997, comenzaba a recibir futuros técnicos superiores la Universidad Tecnológica de Cancún, institución por la cual guardo un cariño especial por haber sido sus aulas y laboratorio de idiomas las que me recibieron cuando, después de unos años de dedicarme a casa, hijos y negocio familiar, decidí regresar a la enseñanza.

    Al despuntar el nuevo siglo, Cancún vería surgir dos nuevas universidades: la Universidad del Caribe y la Universidad Anáhuac. La primera vino a llenar la imperante necesidad de Cancún, para entonces ya la mayor ciudad del estado, de una universidad pública, y ha crecido con la ciudad.

    De la Anáhuac, la naciente universidad que amorosamente me acogió a lo largo de mis últimos quince años de servicio, el nudo que tengo en la garganta no me permite decir más que a cinco años de mi jubilación este corazón mío se enterca en un día sí y otro también en vagar por su campus entre añorados antiguos colegas y muy queridos ex alumnos.

    Del principio de siglo a la fecha se han multiplicado, a la par de los estudiantes, los centros universitarios en Cancún. No me ocupo de estos porque el presente escrito se alargaría demasiado.

    En dos ocasiones he tenido el honor de colaborar con Cancuníssimo, escribiendo, en ambos casos In Memoriam, semblanzas de personajes importantes, hoy históricos, de la vida del Cancún naciente. En junio de 2008 le tocó al ingeniero Manuel Castillo González, pionero fundador y constructor de Cancún, hombre sencillo, simpático,

    humilde y generoso, llegado a estas tierras en 1971 y

    fallecido el primero de abril de 2008. En noviembre de 2009 le tocó al Padre John Coady, L.C. El Padre John, queridísimo sacerdote irlandés, quien, habiendo llegado a Quintana Roo en 1970 dedicó todo su ministerio sacerdotal a nuestro estado, habiendo sido llamado a la Casa de Su Padre el 12 de julio de 2009.

    Hace algunos años en un curso de autobiografía la maestra nos llevó a la hemeroteca para consultar los periódicos del día de nuestro nacimiento, o sea nuestra propia historia. Hoy, a treinta años de haber visto la luz la primera edición, Cancuníssimo se ha convertido en parte medular de la hemeroteca de Cancún (si no existe habrá que fundarla). Al revisar las revistas en las cuales se encuentran mis artículos me he topado con la historia, escrita y gráfica (¡Qué buena fotografía tiene!) de nuestra querida ciudad. Gracias Cancuníssimo y muchos años más…de historias y de Historia.

    Sergio León Cervantes

    Cancunenses en Cancuníssimo

    Estoy muy contento de felicitar por estos primeros 30 años de vida a la revista Cancuníssimo, por su presencia en el destino más importe de México.

    Cancuníssimo se ha convertido desde su origen mismo en una revista llena de calidad, con reportajes de interés, no solo de la vida empresarial, turística, política y social, sino que también son de las empresas que han forjado y han formado a este gran estado de Quintana Roo y a todos sus municipios, con la calidad que siempre han ejercido, a través de darle voz a quienes forman parte activa del destino.

    Un fuerte abrazo con todo mi cariño y admiración, y vamos por más años ininterrumpidos de publicación y éxitos.

    Rodrigo Esponda

    Cancunenses en Cancuníssimo

    Como presidente del Fideicomiso de Turismo de Los Cabos quiero aprovechar para enviarle muchas felicitaciones a Margarita y a todo el equipo de Cancuníssimo por su 30 aniversario. Que sigan sumando logros, que se traduzcan en gratos momentos.

    Recuerdo tantas buenas anécdotas en eventos internacionales y nacionales donde hemos coincidido y de tantos tianguis que estuvimos juntos, así que espero que tengan muchos años más. Muchos saludos.

    Recientes