28 C
Cancún
sábado, septiembre 25, 2021
Más
    OpiniónPelean herencia de 600 mdd: Darío Celis

    Pelean herencia de 600 mdd: Darío Celis

    Opinión

    Desde hace tiempo hay un conflicto legal por la sucesión testamentaria de Socorro Romero Sánchez, en Tehuacán, Puebla. Era la principal persona física productora de huevo en México.

    Hablamos de la propietaria de la empresa El Calvario, dueña de la sociedad anónima Socorro Romero Sánchez e Incubadora Mexicana, y de un imperio inmobiliario que incluye participación en Hoteles Solaris.

    Cuando se encontraba en su lecho de muerte, su sobrina Estela Romero Bringas, sus hijos Miguel Ángel y Alfonso Celis Romero y su hombre de confianza, Noel Montes de Oca, tomaron ventaja.

    Y es que llevaron a cabo una serie de maniobras jurídicas para quedarse con el patrimonio de la empresaria, amasado durante sus largos 93 años de vida.

    El 2 de diciembre de 2009, dos días antes de su muerte, Socorro supuestamente otorgó un testamento público abierto ante el Notario Público No 7 de Tehuacán, Ramiro Rodríguez Maclub.

    Dizque señalaba como heredera universal a Romero Bringas, quedando como albaceas sus hijos Miguel Angel y Alfonso, compareciendo como testigo Montes de Oca y Efrén Marcos Garmendia, con lo que desplazaron a los demás herederos.

    El acta de defunción marca como causa del deceso una falla orgánica múltiple de tres días y su médico de cabecera declaró que doña Socorro estuvo inconsciente diez días antes de su deceso.

    En marzo de este año, sus otros sobrinos iniciaron acciones civiles para increpar el testamento, poniendo en tela de juicio su validez, recurriendo incluso a estudios grafológicos.

    Ese mismo 2 de diciembre se celebró una asamblea de accionistas de la empresa Socorro Romero Sánchez, en la que por conducto de Montes de Oca enajenó 30% de las acciones de su propiedad señalando como beneficiarios a Alfonso y Miguel Ángel Celis.

    Y posteriormente, el mismo día, en otra asamblea idéntica, enajenó 70% restante de sus acciones en favor de los mismos beneficiarios. Ambas operaciones se calculan en 100 millones de dólares.

    Desde 2016 la señora Olga Lucía Romero Garci-Crespo había sido judicialmente designada como albacea general de la sucesión de la señora Romero Sánchez.

    Dicha resolución judicial adquirió categoría de cosa juzgada, dictada por el Juzgado de lo Familiar en Tehuacán, Puebla. El auto que resolvió que Romero fuera albacea de los bienes de la sucesión, deriva precisamente de que es familiar de Socorro Romero.

    Es un hecho socialmente reconocido que los integrantes de la familia Romero Garci-Crespo fueron las personas más allegadas a la señora Romero Sánchez.

    El pasado 25 de septiembre de 2020 fueron emplazados a juicio de nulidad de testamento Miguel Angel y Alfonso Celis Romero.

    Los méritos jurídicos de la pretensión de la señora Olga Romero se encuentran plenamente justificados en la demanda de nulidad del testamento de Romero Sánchez. Por ello, el juez ordenó embargar precautoriamente todos los bienes derivados de la sucesión.

    Fuentes allegadas al caso dicen que en la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz Manero, y en la Unidad de Inteligencia Financiera, de Santiago Nieto, hay carpetas de investigación derivadas de presunto lavado de dinero por parte de Miguel Angel y Alfonso Celis Romero y su familia.

    La misma línea de investigación se sigue tanto en la Fiscalía General del Estado de Puebla, en la Secretaría de Finanzas, así como en la Dirección de Operaciones Patrimoniales.

    Se habla de operaciones de depósito en cuentas bancarias en Suiza y particularmente en el Credit Suisse. Los notarios Rodríguez Maclub y José Luis Salgado Vázquez son piezas claves en la investigación.

    En disputa hay un patrimonio por la friolera de 600 millones de dólares.

    La demanda por ‘traición a la patria’ que la 4T pretende fincarle a Luis Videgaray, es una muestra más del populismo con el que se conduce el presidente Andrés Manuel López Obrador. Política y mediáticamente nadie duda que al ex secretario de Hacienda se la armen, pero desde el punto de vista jurídico el recurso tiene sus bemoles y no va ser fácil aprehenderlo. Por lo pronto el ex canciller ya inició su defensa. Se rumora que quien lo asesora es Alonso Aguilar Zínser, aunque no está dando el fronting y ya en más de una ocasión se ha deslindado de él. En el mundillo de los abogados se comenta que son Jesús Martínez Arnaud y José Miguel Castillo los defensores del principal colaborador de Enrique Peña Nieto. Ambos penalistas fueron socios precisamente de Aguilar Zínser. Desde su salida del gobierno, Videgaray Caso había recibido la asesoría legal de varios, como Humberto Ayala, Ernesto Soriano e Israel Lira, este último ex subprocurador de la SEIDO.

    Mañana es la subasta de la cartera de 16 mil créditos por poco más de 700 millones de pesos de jubilados del IMSS que están en la panza de Banco Famsa. Según la convocatoria, el organismo de Zoé Robledo debe aprobar al ganador y ya notificó al IPAB, de Gabriel Ángel Limón, que el vencedor tiene que tener un convenio con el propio Seguro Social. O sea que otra vez se pretende mantener el oligopolio que ejercen Crédito Real de Ángel Romano, que por sí solo posee 60% del negocio, amén de Consupago de José Ramón Chedraui y Alpha Credit de José Luis Orozco. La clave es si el director de Administración y Finanzas, Humberto Pedrero, permite que gane un administrador de cartera o se da entrada a un intermediario que pueda renegociar, reestructurar y bajar tasas a los jubilados.

    La situación de Interjet llegó ya a un extremo, culpa en parte de lo inflexible que ha sido Raquel Buenrostro. Y es que el SAT se niega a aceptar daciones en pago con activos de la familia de Miguel Alemán Velasco que suman cerca de 430 millones de dólares. El organismo insiste en obtener dinero en efectivo. El ejercicio fiscal que se comprometió a pagar Miguel Alemán Magnani va de 2013 a 2019. Por IVA retenido son mil 357 millones de pesos y por ISR 564 millones que podrían fácilmente ser cubiertos. El riesgo es un inminente embargo precautorio de los cerca de 5 mil empleados para cobrarse mil 300 millones de pesos.

    Hoy estamos exactamente a un mes de que venza la tercera prórroga que el Instituto Federal de Telecomunicaciones, que preside interinamente Adolfo Cuevas, otorgó a Disney para concretar la venta de los canales de Fox Sports. Le informo que además de la española Media Pro de Jaume Roures y el yucateco Andrés García Lavín del Grupo Sipse, en los últimos días se incorporó un tercer interesado. Nos dicen que es dueño de un equipo de futbol y que por lo menos ya se reunió un par de veces con el agente vendedor ING Bank, que preside Ralph Hamers.

    Pues con la novedad de que ayer dejó la dirección del Grupo Aeroportuario CDMX Gerardo Ferrando. Era una salida que se veía venir desde el momento en que llegó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes Jorge Arganis. Era cuestión de tiempo. Entre los dos funcionarios no hubo empatía. Es más, el primero nunca le dio audiencia al segundo. Así se las gastaban. Y es que Arganis quiso desde el principio el puesto de Ferrando y mire, al final terminó siendo su jefe.

    Recientes