30 C
Cancún
Más
    OpiniónY ahora chocan ASPA y Aeroméxico

    Y ahora chocan ASPA y Aeroméxico

    Opinión

    LA ASOCIACIÓN SINDICAL de Pilotos Aviadores (ASPA) fue fundada en 1958. Durante muchos años agrupó a los pilotos de Aeroméxico, Mexicana y Aeromar, vía la contratación colectiva.

              Su fortaleza empezó a mengüar hacia el 2005, cuando arrancaron operaciones las líneas de bajo costo: Volaris de Enrique Beltranena, Interjet de Miguel Alemán y VivaAerobus de Roberto Alcántara.

              Éstas agruparon a sus pilotos en otros sindicatos, buscando condiciones laborales competitivas, donde los contratos colectivos resultaron ser muy onerosos: un piloto de ASPA está mejor pagado.

    Hoy la mayor parte de los pilotos comerciales en México están agrupados fuera de ASPA, que con la quiebra de Aeromar, le decía, pasó de ser un gremio de industria a uno de empresa.

    ¿Pero qué está sucediendo con la actual dirigencia que encabeza el capitán piloto militar Humberto Gual? Su grupo se rehusa a transformarse ante el nuevo contexto que vive la aviación mexicana.

    En el caso de Aeromar, de Zvi Katz, repitieron la historia de Mexicana de Aviación: es decir, hasta que ya estaba prácticamente quebrada desde el año pasado, flexibilizaron ciertas posturas.

    La dirigencia actual ha optado por una estrategia de confrontación en distintos frentes, lo mismo contra el gobierno de la 4T que con su empleador, en este caso Aeroméxico, que dirige Andrés Conesa.

    Contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador, al que llamó el Santa Anna de la aviación, lo mismo que contra Volaris, Aeroméxico y Viva Aerobus: “Son unos pusilánimes”.

    Con la crisis del Covid, Aeroméxico entró y salió del Chapter 11, proceso en el que se renegociaron condiciones laborales para dar viabilidad a la empresa. Esos acuerdos vencen a finales del 2024.

    Pero en afán de reabrir el Contrato Colectivo de Trabajo antes, ASPA está boicoteando las operaciones para orillar a la empresa del Caballero Águila a cambiar esas condiciones pactadas que están vigentes.

    He ahí la explicación de las demoras y cancelaciones recientes, acciones orientadas a entorpecer los procesos internos y ralentizar todo hasta lograr el vencimiento de las jornadas de los tripulantes.

    Golpeando a los pasajeros es como ASPA y su líder esperan que la empresa doble las manos. Pero una disrupción en Aeroméxico generaría una paralización y caos de proporciones incalculables en la transportación.

     Si la situación empeora, los pilotos se quedarían sin clientela y los únicos sobrevivientes serían los tripulantes de las aerolíneas Volaris y Viva Aerobús.

    MUY DIFÍCILMENTE ANDRÉS Manuel López Obrador cambia de parecer y en el caso de Tesla todos atestiguamos que en el último momento tuvo que recular. Y no era para menos: si hubiera cumplido su amenaza de no entregarle permisos a la empresa de Elon Musk para instalarse en Nuevo León, sin pensarlo mucho éste se hubiera llevado la megainversión a otro país. No había vuelta de hoja: el fin de semana los enviados del gobierno de Hidalgo a Washington regresaron desilusionados porque su propuesta no transitó. Musk había decidido que el estado que gobierna Samuel García era el ganador. Sin embargo el veto del inquilino de Palacio Nacional al municipio de Santa Catarina ponía en riesgo que México se quedara con una inversión que arrancará en 5 mil millones de dólares con la perspectiva de duplicarse. Afortunadamente prevaleció la sensatez en el tabasqueño. Hoy se conocerá el alcance del megaproyecto.

    RECORDARÁ EL PLEITO de Advent y Servicios Funerarios GG por la compra-venta de Gayosso en enero de 2021. La segunda, que dirige Carlos Peña, acusó a la primera, que comanda Daniel Martínez-Valle, de haber maquillado sus estados financieros en una transacción de alrededor de 188 millones de dólares. El tema escaló porque la quejosa obtuvo en octubre pasado de un juez de control órdenes de aprehensión contra ejecutivos del fondo estadounidense. El punto es que tras varios meses de golpeteos y contragolpeteos ambas partes se sentaron a negociar un arreglo. La idea es someterse de mutuo acuerdo a un arbitraje en Nueva York bajo los auspicios de la International Court of Arbitration (ICC).

    CARTOGRAF ESTÁ TRATANDO de llegar a un acuerdo de pagos con sus acreedores. No hace mucho le platiqué que en este caso también se libró orden de captura contra su principal accionista, Juan José Páramo Riestra. La compañía, uno de los principales productores de cartón del país, adeuda casi 200 millones de dólares. Ahora mismo se está en negociaciones con ellos para lograr un stand-still. Los prestamistas son Scotiabank de Adrián Otero, Bx+ de Antonio del Valle, Banorte de Carlos Hank González, Santander de Felipe García Ascencio, HSBC de Jorge Arce, Actinver de Héctor Madero y el Comerica Bank. La intención es pagar unos 110 millones de dólares y recuperar la viabilidad de la empresa.

    LE DECÍA QUE la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, que encabeza Octavio Castillo, logró burlar a la Unidad de Inteligencia Financiera que comanda Pablo Gómez y descongeló unos 151 millones de dólares que tenía en seis cuentas del HSBC, que preside Jorge Arce. Su reincorporación al sistema financiero fue posible por la jurisprudencia número 2ª./j.46/2018 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Es la herencia que dejó el exministro Eduardo Medina Mora. El que hayan liberado los recursos no los exime de la investigación que se les sigue por operaciones con recursos de procedencia ilícita. La denuncia está abierta.

    EN EL PROCESO de quiebra de IGS desarrollo de reserva de tierra, el IFECOM que preside Edgar Bonilla designó ya como visitador a Humberto Bravo. Según los demandantes, la empresa carece de activos para hacer frente a las responsabilidades impuestas en una condena al pago de 126 millones de pesos, derivado de la captación de recursos de un fondo de Nueva York para un negocio simulado que no tenía infraestructura prometida y que causó un fuerte daño a los inversionistas. El tema es si vehículos como IGS, que captan recursos vía CKDs, están vigilados por los reguladores y si son capaces de responder en caso de quebrantos.

    Recientes