31 C
Cancún
Más
    OpiniónRéquiem para Aeromar: Darío Celis

    Réquiem para Aeromar: Darío Celis

    Opinión

    ANDRÉS MANUEL LÓPEZ Obrador explotó políticamente por 12 años la quiebra de Mexicana de Aviación. Ha culpado una y otra vez de su cierre, en agosto de 2010, a su villano favorito: Felipe Calderón.

              Y ya como como Presidente, se hizo creer a los más de ocho mil ex empleados que serían rescatados. El gobierno terminó comprando la marca y otros activos con un pago que no alcanzó a resarcir sus pérdidas.

              Pero en independencia del triste colofón de los ex trabajadores de Mexicana, al gobierno de la 4T puede atribuírsele, ahora, la quiebra de otras dos aerolíneas en solamente cuatro años de su administración.

              Si bien Interjet suspendió operaciones en diciembre de 2020 por los adeudos fiscales de Miguel Alemán Magnani con el SAT, el gobierno federal fue omiso en evitar por la vía de sus competencias su cierre.

              Los usuarios perdieron un medio de transporte esencial y más de cinco mil trabajadores, otra vez, sus fuentes de sustento. El gobierno de la 4T fue indolente y la aviación mexicana recibió otro golpe mortal.

              Hoy la historia de Interjet se vuelve a reeditar con Aeromar. A las 23:59 horas de este miércoles vence el ultimátum que hace una semana le impuso la adminsitración del Aeropuerto Internacional de la CdMx.

              Como el dueño de la compañía, Zvi Katz, no pagó casi 523 millones de pesos que debe, a partir del primer minuto de mañana se le cancelan todos los servicios aeroportuarios en la principal terminal aérea del país.

              No uso de pistas, calles de rodaje, plataformas, ni ayudas visuales: el vicealmirante retirado de la Marina (que no General como escribimos ayer), Carlos Velázquez Tiscareño, decretó la muerte de Aeromar.

              El militar lanzó en un oficio la advertencia a Aeromar el viernes, cuatro días después de que se reunió con los secretarios del Trabajo, Luisa María Alcalde, y de Comunicaciones, Jorge Nuño.

              De ese encuentro salió el acuerdo con la empresa que se esperaría el planteamiento final de Mauricio de Souza, dueño de la aerolínea Nella Airlines, a una contraoferta expresada por el propio gobierno.

              Velázquez Tiscareño había expresado semanas atrás que no podía condonar el pago de la deuda, pero en cambio ofreció ampliar plazos de pago. Pero algo sucedió que dejó bailando al potencial inversionista.

              El portazo a De Souza lo agarró en tránsito a Dubai, donde están los fondeadores de su proyecto de aviación que arrancó el año pasado con la compra de la venezolana Albatros y la boliviana Amaszonas.

              En ésas andaba cuando llegó el oficio de aviso de cancelación de servicios que pondrá en la calle, irremediablemente en cosa de horas, a 98 pilotos, 92 sobrecargos y 480 trabajadores de tierra de Aeromar.

    AEROMAR SURGIÓ UN 7 de noviembre de 1987. Su primer vuelo fue a Acapulco partiendo del incipiente aeropuerto de Toluca. La empresa la formaron cuatro empresarios con un 25% cada uno: Emilio Azcárraga Milmo, Sergio Autrey Maza, Alejandro Álvarez Guerrero y Marcos David Katz Halpern. A diferencia de Mexicana de Aviación y Aeroméxico, Aeromar privilegió un modelo de negocios que a la postre la posicionó en un mercado exclusivo que le resultaría a la postre muy lucrativo: el regional. Con una flota de aviones de turbohélice, los ATR de manufactura francesa e italiana, sirvió ciudades a los que no llegaban las dos proponderantes. Azcárraga y Televisa fueron los primeros en desinvertirse; después Álvarez Guerrero, el entonces principal operador de televisión por cable, y finalmente la influyente familia Autrey en distribución de medicamentos. Katz se quedó como accionista mayoritario y su gestión fue éxitosa, hasta su muerte en 2016 cuando su hijo, Zvi Katz Kenner, asumió el control. A partir de ahí inició la debacle de la empresa.

    EL ANUNCIO DE la inversión de Tesla para un nuevo centro de manufactura no debería de pasar de este mes. Las huestes de Elon Musk llevan meses explorando la mejor ubicación para la instalación que albergará dos grandes fábricas: una de vehículos eléctricos y otra de baterías. México ciertamente es una opción muy viable. Pero no va solo. Hay otras locaciones que el influyente productor de autos también ha venido estudiando desde 2022. Una está en Canadá, otra en Asia y una más dentro de Estados Unidos. En el caso de México es la Secretaría de Relaciones Exteriores la que ha operado como facilitador de Telsa. Como hemos publicado, solo hay dos opciones que están en la mesa: Nuevo León, que gobierna Samuel García, e Hidalgo, que lleva Julio Menchaca. Pero las indiscreciones del primero y luego las presiones del vocero presidencial, Jesús Ramírez, ya incomodaron a Musk porque su proyecto se lo están politizando.

    CIFRAS DE LA ASOCIACIÓN Mexicana de Empresas de Nómina (AMDEN), que preside Gustavo Martín del Campo, registran al último trimestre de 2022 un crecimiento de 2.9% en cartera y de 11.50% en créditos otorgados. A pesar del enrarecido entorno propiciado por los casos de Alpha Credit, Crédito Real y Unifin, nomineras importantes han recibido financiamientos, como Crédito Maestro de Oliver Fernández; Bayport de Walter Klucznik y Fimubac de Alberto Alvo, que conjuntamente alcanzaron un fondeo por más de 5 mil millones de pesos en bonos de bancos internacionales y fondos de inversión. Estas tres pertenecen a la AMDEN, organismo que abarca el 90% del mercado del crédito de nómina no bancario y que se rige bajo una estricta normatividad interna y código de ética para promover mejores prácticas y elevar su nivel reputacional.

    LA EMPRESA COLOMBIANA de ciberseguridad Andean Trade alista su llegada a México con una inversión de hasta 500 mil dólares para crear en una primera etapa de operaciones alrededor de 150 nuevos empleos. La compañía que dirige Adriana Castro pretende participar en un mercado en el que la Asociación Mexicana de Ciberseguridad registró alrededor de 85 mil millones de intentos de ciberataques con malware, tan solo en el primer semestre de 2022, ocasionando pérdidas millonarias al sector privado y, por supuesto, las ya muy conocidas en las dependencias públicas.

    Recientes