27 C
Cancún
sábado, septiembre 18, 2021
Más
    OpiniónVa el nuevo aeropuerto de Mérida: Darío Celis

    Va el nuevo aeropuerto de Mérida: Darío Celis

    Opinión

    EL TERCER PAQUETE de infraestructura ya está prácticamente listo. Lo integran once proyectos que implican inversiones conjuntas por 57 mil 297 millones de pesos.

    La obra más disruptiva es el nuevo aeropuerto de Mérida, que tendrá un costo de 10 mil millones de pesos. Será la segunda inversión más relevante de este nuevo tranche.

    Es una inversión mixta en la que irán el promotor, José Antonio Loret, que desarrollará todo un complejo inmobiliario asociado, y Asur, de Fernando Chico Pardo, que se mantendrá como el operador.

    También apunte al gobierno del estado de Yucatán, que encabeza Mauricio Vila, y el Fondo Nacional de Infraestructura, que comanda Sergio Forte, dependiente de Banobras, dirigido por Jorge Mendoza.

    El nuevo aeropuerto estará en Poxila, municipio de Umán, y su reubicación permitirá un mejor desarrollo urbano para el sur de Mérida. Generará mil 666 empleos directos y cuatro mil 164 indirectos.

    El otro proyecto relevante de este tercer paquete es la Autopista La Pitahaya-Libramiento Noreste de Querétaro, que tendrá un costo de 12 mil 493 millones de pesos. Es de Grupo Valoran, de José Luis Contreras.

    Ellos también registraron en este mismo paquete la Autopista Silao-Autopista 57 D, de otros nueve mil 405 millones de pesos. Ambos proyectos, éste y el de La Pithaya, inician en junio del 2022.

    También le había mencionado cuatro proyectos de Grupo Pinfra, de David Peñaloza Alanís. Apunte la modernización de la autopista Amería-Manzanillo de cuatro a seis carriles.

    El complemento es la construcción de obras de conectividad con la Administradora Portuaria de Manzanillo, ambas, con un costo de tres mil 440 millones de pesos.

    Igualmente el Libramiento de Uruapan de mil 960 millones, la autopista Uruapan-Zamora de cuatro mil 742 millones y la autopista Nabor Carrillo-Texcoco de otros dos mil 150 millones de pesos.

    Agregue el Libramiento de Calpulalpan en Tlaxcala de mil 972 millones de Cemex, de Rogelio Zambrano, y el Libramiento de Ciudad del Carmen, Campeche, de tres mil 239 millones, que aún no asigna.

    Finalmente la Atlacomulco -Palmillas de cinco mil 730 millones de pesos de ICA, que dirige Guadalupe Phillips, y la ampliación al Libramiento Norponiente de Saltillo de Grupo Roadis, de José Antonio Labarra, por dos mil 166 millones.

    Desde el campamento de Alonso Ancira salen varias consideraciones que recogemos puntualmente. El acuerdo reparatorio con Pemex corre por una vía y el convenio con la Alianza Minerometalúrgico Internacional (AMI) por otra distinta. El primero está firme: el “Rey del acero” no tiene la intención de incumplirlo, por lo que a más tardar el próximo 30 de noviembre, conforme a lo suscrito con la empresa productiva del Estado que dirige Octavio Romero, se estaría liquidando el primer tramo de 50 millones de dólares. Por lo que respecta al trato con AMI, la familia Ancira revocó la semana pasada el pacto con el grupo de Julio Villarreal, que implica la venta del 55% de sus acciones en el Grupo Acerero del Norte, controladora de Altos Hornos de México (AHMSA) porque aseguran que incumplieron varias garantías suspensivas y no han realizado las aportaciones de capital a las que se comprometieron. Sin embargo el contrato sigue vigente hasta el 24 de octubre y en los próximos días las dos partes se volverán a sentar. Ancira efectivamente está explorando otras opciones que aseguren el beneficio de AHMSA y sus trabajadores. En la parte legal, Ancira no tiene a la fecha un litigio contra el Estado mexicano, aunque sí contrató al bufete Quinn Emanuel de John Quinn y Eric Emanuel en Nueva York, para que eventualmente “haga la defensa de un ciudadano norteamericano”.

    Vaya asunto este de los derechos de explotación de la imagen y marca de Frida Kahlo. Esta semana las partes en conflicto van a desahogar pruebas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, que dirige Alfredo Rendón. Por un lado Banco de México, que encabeza Alejandro Díaz de León, cuyo fideicomiso es el custodio de la obra de la artista. Es representado por al abogado Kiyoshi Tsuru. Por otro, los herederos de Dolores Olmedo, dueña de parte del acervo pictórico y que representa su hijo, Carlos Phillips Olmedo, a la sazón director del museo que lleva su nombre, patrocinado por el despacho de Alejandro Díaz. Y también apunte a las sobrinas nietas de la pintora, Mara Romeo y su hija Mara de Anda, que representa el abogado Oscar de la Torre. El otro actor, pero que desconoce esta presentación, es Frida Kahlo Corporation, de Carlos Dorado, que legalmente tiene los derechos y que es representado a su vez por el bufete de Roberto Arochi.

    El fondo neoyorquino Fintech Advisory, del financiero David MartÍnez Guzmán, desmiente rotundamente que Emilio Lozoya participe o esté involucrado en sus negocios u operaciones. Niega así las versiones difundidas el fin de semana por un boletín de noticias políticas en línea de origen argentino y con operaciones en México. El medio reportó el viernes pasado en un artículo sin firma que Lozoya actuaba como asesor en el proceso de reestructura financiera de Posadas, la supuesta venta de Banco Sabadell y cambios en la estructura accionaria de Grupo OMA.

    Fintech negó categóricamente que el ex director general de Pemex sea su emisario, asesor o negociador, y al mismo tiempo aseguró que no ha accedido ni cederá a la extorsión reputacional como medio de influencia.

    En el proyecto de la nueva línea área que impulsa el gobierno de Andrés Manuel López Obrador hay un personaje clave que tiene que tener muy presente. Se trata de Pedro Cerisola, quien fue secretario de Comunicaciones y Transportes de Vicente Fox. El ex director de Aeroméxico ha venido acompañando a Salvador Álvarez en el armado de este plan. Son viejos conocidos. La última vez que coincidieron fue en el intento por rescatar a Interjet. A Álvarez le pidieron en la 4T que evaluara la posibilidad y Cerisola fungió muy al principio como asesor de Alejandro del Valle. En AeroBienestar van juntos con toda la venia del inquilino de Palacio Nacional, que ve el proyecto como una forma de aliviar, aunque sea mínimamente, a los ex empleados de Mexicana y de Interjet.

    Hoy se presenta en el mercado mexicano la empresa EXiS, un nuevo OMV (Operador Móvil Virtual), que además de ofrecer una agresiva propuesta de costos y paquetes de navegación, busca diferenciarse de su competencia al otorgar soluciones empresariales e individuales de seguridad, eficiencia y productividad. Asimismo, ofrecerá cobertura en zonas rurales a través de tecnología satelital. La directora general es Natalia Saénz quien, de la mano con Javier Lizárraga, director de Alianzas y Proyectos Estratégicos, buscará posicionarse en un competido mercado. Ya firmaron alianzas con VOXOX, líder en marketing en voz y SMS; COCOOMM, que ofrece soluciones en teléfonos de escritorio con tecnología móvil, y ADT, líder en seguridad en hogares y comercios.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here
    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

    Recientes