26.3 C
Cancún
Más
    Entretenimiento'Some Be', el largo camino a la extinción desde la mirada de...

    ‘Some Be’, el largo camino a la extinción desde la mirada de su director

    Opinión

    Héctor M. Aguilar, director de Some Be nos comparte desde la intimidad de su proceso creativo los retos y victorias que ha enfrentado con su cinta, la primera del género de terror hecha con producción quintanarroense. 

    Hacer cine independiente siempre es un reto en México y Quintana Roo, pero sí a eso le sumamos la ambición de filmar el género de terror, que incluye maquillaje, efectos especiales y la búsqueda de los escenarios correctos, convierte cualquier cinta en una labor titánica, misma que  el director Héctor M. Aguilar, sacó adelante con Some Be, la primera película totalmente quintanarroense de terror. 

    Sin embargo, el camino no ha sido fácil para el director y la visión que tuvo, donde se enfrentó al reto de conseguir el presupuesto y especialmente a los cómplices de esta aventura.

    'Some Be', el largo camino a la extinción desde la mirada de su director

    Grandes triunfos

    ¿El resultado? premios y presentaciones en festivales a lo largo de México y en diversos, además de la cuenta regresiva para la presentación del largometraje definitivo este 25 de noviembre a través de una presentación digital, luego de una edición que permitió pasar de un mediometraje a una cinta de larga duración. 

    Y es que el camino de Some Be es toda una victoria cinematográfica de Cancún, que el propio Héctor nos cuenta en exclusiva.  

    Cancuníssimo (SS).- ¿Cómo nació la idea de Some Be y desde cuando lo tenías en mente? 

    Héctor M. Aguilar (HMA).- Siempre fui fan del género zombie y sobre todo del cine de serie-B de bajo presupuesto, películas de George A. Romero, Peter Jackson en sus inicios y todo el catálogo de Troma. Así que cuando a los 19 años entré a la escuela de cine, siempre tuve en mente la idea de hacer una película de este tipo. 

    SS.-¿Qué vivencias y experiencias inspiraron la historia? 

    HMA.– Después de la escuela de cine, el camino me llevó profesionalmente a la dirección de videoclips durante 10 años. Al principio lo disfrutaba mucho, pero llegó un momento en que lo comencé a ver solo como trabajo. Si bien estaba dentro del medio audiovisual y a la par colaborando todos esos años haciendo la fotografía y edición de varios cortometrajes para amigos y colegas, me cuestionaba mucho el haber estudiado cinematografía y no estar desarrollando mis proyectos personales. 

    La muerte de un amigo muy cercano me brincó mucho, pues él era muy joven y también se dedicaba a esto. Así que pensé: todos tenemos el tiempo contado y no sabemos cuándo nos va a tocar.  Así que a finales del 2016 comencé con el desarrollo del proyecto. Y básicamente de eso se trata Some Be, de cuestionarnos si en esta vida estamos jugando el rol que realmente queremos, si somos felices con ello. Y si no es así, no hay que esperar a que sea demasiado tarde para salir a hacer realidad nuestros sueños, antes de que llegue un Apocalipsis, como en la película. Y los zombies son un muy buen pretexto. 

    Motivo: ‘La pasión por hacer cine’

    SS.-¿Qué te motivó a hacerlo?  Sabemos que el ecosistema cinematográfico en Quintana Roo tiene muchos retos que enfrentar, y aun ante esa adversidad comenzaste la producción de la misma. 

    HMA.– La pasión por crear, por hacer cine, pues no me veo haciendo otra cosa en esta vida y aunque el mayor reto siempre será el presupuesto, constantemente me decía: esto es lo que vine a hacer en esta vida, hoy estoy aquí, mañana no lo sé. ¿Cómo quiero ser recordado? Y bueno, si fue un reto, porque como mencionas, en Quintana Roo es muy escasa la producción local, pues si bien llegan muchas producciones de todas partes del mundo mes con mes, la producción local se queda corta. Nos enfrentamos a tocar puertas por todos lados y la desconfianza lógica de la iniciativa privada al no existir una industria cinematográfica de producciones creadas netamente aquí, es entendible. Pero espero que con este primer paso y el camino que hemos trazado, para la siguiente película o las nuevas generaciones todo sea más sencillo. Por otro lado, buscamos apoyo del gobierno y cultura, pero ya conocemos la respuesta de siempre. Así que vendí mi carro, junte mis ahorros, me endeude hasta la médula y dije, vamos a hacerla con nuestros propios medios y sobre todo, esto no hubiera sido posible “With a little help from my friends” como dijeran John y Paul.

    Grandes retos a lo largo de los años

    SS-¿Cuáles fueron los retos de las grabaciones y montaje? ¿Nos platicas de esa ocasión que fue nota nacional la grabación en Av. Bonampak por la alerta que se generó? 

    HMA.- El mayor reto fue mantener al crew de base unido y con la misma pasión y lealtad al proyecto hasta el final, pues al no contar con un gran presupuesto, la película se dividió en 3 etapas de rodaje a lo largo de 3 años. Y nuestro actor principal vive en la CDMX, entonces era algo complejo coincidir con su agenda, pues el estaba en otros proyectos. Pero lo logramos.

    Hubo una ocasión en que grabamos una de las principales escenas en la avenida Bonampak y se armó un caos en la ciudad. Era una escena donde los personajes principales, Sarah y Esteban llegan a una avenida con autos abandonados y cadáveres regados por toda la calle. Cerramos uno de los carriles de la Bonampak por la entrada a Puerto Cancún y metimos todos los vehículos de la producción y a los extras. El permiso lo tramitamos casi dos meses antes, pero al parecer hubo una falla de comunicación entre las dependencias, así que cuando apenas estábamos haciendo el blocking de la escena, de la nada llegó a toda velocidad una camioneta de policías federales encapuchados apuntando. Al minuto llegó una ambulancia, un camión de la marina, policías municipales y una segunda ambulancia. Nosotros levantamos la cámara y el micrófono para que se percataran de que era el rodaje de una película. Ya unos minutos después teníamos un drone, gente curiosa y a toda la prensa transmitiendo en vivo. Creímos que esto tendría un impacto negativo, pero ese día nos llegaron más de 200 mensaje a la fanpage de Some Be: todos querían salir de zombies y cadáveres. 

    13 selecciones en festivales

    SS.-¿Qué es lo que más has aprendido y disfrutado de la presentación de tu obra en festivales? ¿Qué reconocimientos ha tenido la cinta? 

    HMA.– Primero que nada, ha sido una satisfacción muy grande que una película realizada con un presupuesto tan modesto y de manera totalmente independiente haya logrado 13 selecciones oficiales en festivales de cine. Ese es nuestro mayor logro, que se haya visto en todas esas ciudades. Y justo 2 semanas antes de que se decretara la pandemia de la vida real en 2020, ganamos los premios a mejor película y mejor maquillaje cinematográfico en los Zombie Awards en Cinemex en la CDMX. Que haya sido reconocido el trabajo de todos nos pone muy contentos.

    SS.– La obra comenzó como un medio-metraje, ¿Cómo es que pasó a un largometraje?

    HMA.– Siempre fue concebida como un largometraje, solo que al inicio la idea era grabar un trailer corto que al final terminó siendo de 17 minutos, todo esto con el fin de tener material para mostrar y poder conseguir recursos y apoyo económico y bueno, aunque al final no funcionó la idea, la película se hizo. 

    ‘Some Be’ en plataformas digitales

    SS.-¿Qué es lo que sigue para la cinta después de este 25 de noviembre? 

    HMA.- Este 25 de noviembre vamos a tener un estreno en línea a través de un Facebook Live en la fanpage de Some Be en agradecimiento a toda la gente que ha seguido el proyecto estos 4 años y después de eso por fin cerramos el ciclo de Some Be de la mejor manera, con el estreno de Some Be en Amazon Prime Video donde quedará inmortalizada como la primer película hecha en Quintana Roo que llega a esta plataforma, además de que ya estamos en pláticas con Filminlatino y otras plataformas, así que va a haber varias opciones para visualizarla.

    SS.-¿Qué es lo que sigue para ti después de Some Be?

    HMA.- Durante este periodo de pandemia me puse a fijar un guion de otro largometraje que ya tenía en mente hace mucho tiempo y actualmente estoy en la etapa de desarrollo del proyecto para comenzar con la búsqueda del financiamiento. Es una película de corte social, muy cruda, que explora la psique humana y la desigualdad hacia las mujeres en nuestro país. Si no se consigue financiamiento, la vamos a hacer de todas formas, ya vimos que si se puede. Y a la par, estoy trabajando con dos guionistas en el primer draft del guion de Some Be 2, pues queremos hacer la primer trilogía del género en México.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here
    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

    Recientes