18 C
Cancún
Más
    Opinión'Si quieres manda un tuit diciendo que renunciaste': Darío Celis

    ‘Si quieres manda un tuit diciendo que renunciaste’: Darío Celis

    Opinión

    CON LA SALIDA de Santiago Nieto de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) hay un gran ganador y un importante sector que aparece como el perdedor de esta historia.

    El primero sin duda alguna es el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, que se deshace de un enemigo que estaba empecinado en derrocarlo del cargo.

    De todos es sabido el profundo distanciamiento entre ambos personajes, que se tradujo en jaloneos, disputas y filtraciones para afectar sus respectivas reputaciones.

    Hace meses Nieto fue señalado por el ala más radical de la 4T y por el entonces Jefe de Oficina de la Presidencia, Julio Scherer, de haber construido una ambiciosa agenda personal teniendo como pivote a la UIF.

    Por temor a ser investigados, muchos del círculo de Andrés Manuel López Obrador prefirieron guardar las formas. Otros no, como Gertz, quien nunca dejó de acusar recibo de los ataques de Santiago y de responder a cada una de sus embestidas.

    Quizá uno de los asuntos que más indignaron al fiscal fueron las últimas filtraciones que se adjudicaron a Nieto Castillo en torno al escandaloso caso de su familia política.

    En una carta dirigida al ahora ex funcionario, el sobrino de Gertz, cuya madre y ex pareja del hermano de Alejandro se encuentra tras las rejas acusada del homicidio de este último, entregó información sensible.

    Nos referimos al supuesto manejo de 7.8 millones de dólares depositados en cuentas ubicadas en paraísos fiscales que estarían vinculadas con el titular de la FGR.

    Más allá de este ataque y de las repercusiones que pudo haber tenido de no haberse dado este cambio, el cese de Nieto le quita un peso de encima a Gertz por las ambiciones de aquél de hacer a un lado al poderoso fiscal.

    De manera silenciosa, firme en el cargo, ya sin este contrapeso, el reputado abogado se encuentra cada día más empoderado. Pero perdedor de la renuncia de Santiago Nieto es el sector empresarial.

    La designación de Pablo Gómez al frente de la UIF representa la llegada a uno de los cargos más fuertes del gobierno de un personaje radical, al que se le conoce por su animadversión al sector empresarial.

    Sin ninguna experiencia en el servicio público y mucho menos capacidad demostrada en el ámbito hacendario, Gómez forma parte de la facción más radical del movimiento lopezobradorista.

    Quedaron atrás los pocos espacios que Nieto Castillo abrió a muchos empresarios para enderezar sus cuentas y evitar la maquinaria de la inteligencia financiera.

    Desde el lunes muchos hombres de negocios mostraron las primeras señales de preocupación por lo que puede considerarse como una potencial embestida ideológica con una poderosa arma como es la UIF.

    A diferencia de Nieto, al fiscal Gertz no se le conocen diferencias o confrontaciones con Pablo Gómez, quien tendrá que pasar unos meses en la curva de aprendizaje.

    Ese tiempo seguramente será bien aprovechado por el fiscal para imponer sus poderosos puntos de vista. Mucho qué ver en las próximas semanas.

    A Santiago Nieto ni siquiera le informaron que ya estaba renunciado. A las 10:30 de la noche del lunes le avisaron en un mensaje que en la Secretaría de Gobernación le acababan de dar posesión de su cargo como nuevo titular de la Unidad de Inteligencia Financiera a Pablo Gómez. “Si quieres manda un tuit diciendo que tú renunciaste, pero el comunicado sale en cinco minutos”. Así de desaseado y de ingratos se portaron con el queretano. Ayer por la mañana se paró en las oficinas de la UIF el diputado de Morena. Solo media hora estuvo con Nieto. Eso sí, le bastó para amenazar con hacer una limpia de funcionarios en esa instancia. Dijo que evaluaría a partir de hoy a todo el equipo con la finalidad de preservar la experiencia que su personal ha adquirido en materia de lavado de dinero.

    A propósito de lavado de dinero, la primera encomienda que tendrá en la UIF Pablo Gómez es determinar el origen de los 35 mil dólares que el viernes incautaron agentes de la Policía Nacional de Guatemala en el Aeropuerto Internacional La Aurora. Le adelanto que por ese motivo la propia UIF y Fiscalía General de la República de Alejandro Gertz Manero abrieron sendas investigaciones a los pasajeros del avión matrícula XA-MHA. Se tratan de Erika Telich Vidal, Perla Indira Samantha Díaz Tejeda, Abril Galvez Oroz, Alejandro Gou Boy, Sara Paola Galico Félix Díaz, María Teresa Calas de Said, Ignacio Said Shehin, Juan Francisco Ealy Ortiz, Jorge Alberto Rizo Oñate, Juan Luis Ealy Díaz y Erika Neri Urban. El Ministerio Público guatemalteco corrió traslado a México. Un punto que no ha sido debidamente demostrado es que el dinero haya sido declarado desde el aeropuerto de Toluca. Los implicados dicen que sí, pero no hay documento o registro que lo avale.

    Se espera que esta semana Apollo Global Managment, que preside Marc Rowan, presente su contrapropuesta financiera a Aeroméxico. El fondo neoyorquino tendría que doblar su apuesta por la compañía que lideran Eduardo Tricio y Valentín Díez Morodo. Si hace un año comprometió mil millones de dólares, el planteamiento para sacar a todos los acreedores comunes y reconocidos que ya ofrecieron poco más de mil 800 millones, debería andar por los dos mil millones. Esta pausa que ya se prolongó por dos semanas es lo que está retrasando el cierre. El objetivo de la aerolínea es salir del Chapter 11 este mismo año.

    A la jueza concursal de Altán Redes, María Concepción Martín Argumosa, no le importa que la banca de desarrollo, léase Nafin y Bancomext que dirige Juan Pablo de Botton, y Banobras, que comanda Jorge Mendoza, tengan atorados 17 mil millones de pesos en créditos con ese operador de la red compartida. A la jueza no le corre prisa emitir la sentencia de concurso mercantil, que debió salir en la segunda semana de octubre. ¿Sabe cuántos asuntos por resolver tiene Martín Argumosa? Nada más 17. Isolux, TRESE, Cappini Fashion, Editorial Armonía, Industrias Menvar, Distribuidora Sharom, La Etiqueta Fina, son solo algunos.

    Desde el 28 de abril la Procuraduría Fiscal de la Federación (PFF) presentó querella contra Leopoldo de Jesús Espinosa Abdalá, por haber omitido en el ejercicio fiscal 2015 los ingresos obtenidos en el régimen fiscal preferente. Al ex accionista de la farmacéutica RIMSA se le señala el no haber pagado 45 millones 26 mil 849 pesos de Impuesto sobre la Renta. Le había informado semanas atrás que tanto el SAT, de Raquel Buenrostro, como la PFF, de Carlos Romero, le siguen los pasos por no haber tributado la venta de ese laboratorio a la israelí Teva, operación que se hizo en 2006. Leopoldo ya es ciudadano estadounidense.

    Al norte de Mérida la fondeadora Escorfin de Roberto Guzmán está invirtiendo 180 millones de pesos en La Reserva, un desarrollo residencial con más de 46 mil metros cuadrados de áreas verdes y con mejor infraestructura de la zona. Tendrá un parque principal con dos canchas de pádel y dos de usos multiples; palapas para eventos; cuatro parques temáticos y ciclopista; casa club con piscina, gimnasio, salón de usos múltiples, cafetería, espacios de terapia física y coworking. La Reserva contempla tres zonas residenciales y ya es una realidad con tres de sus cinco etapas concluidas y por terminarse en su totalidad a finales del 2022.

    Quien acaba de ser reconocido en Glasglow, Escocia, en el marco de la COP26, fue a Carlos Álvarez. Al empresario mexicano le distinguen su compromiso en la movilidad ferroviaria ecológica. Fundó Remed, una firma que tiene la tarea de abrir un corredor comercial entre Norteamérica y Centroamérica. Se trata de un proyecto que busca la sostenibilidad y el equilibrio entre tres factores: viabilidad económica, desarrollo social y cuidado del medio ambiente. Durante la ceremonia estuvieron presentes Adrian Shooter, del British Empire, un referente mundial en transporte ferroviario, y el gobernador de Nuevo León, Samuel García.

    Recientes