15 C
Cancún
Más
    OpiniónSheinbaum, Ebrard y Monreal vistos por la IP: Darío Celis

    Sheinbaum, Ebrard y Monreal vistos por la IP: Darío Celis

    Opinión

    Los empresarios han decidido proteger sus intereses, aguantar lo que resta del sexenio y apostar a que la próxima administración tenga un mejor desempeño.

    LOS EMPRESARIOS, SALVO muy contadas excepciones, han preferido guardar silencio ante los embates y decisiones económicas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

    El tabasqueño ha mantenido una relación, por decir lo menos, desigual con el sector productivo del país. Nadie se atreve a alzar la voz para expresar las críticas que se comparten en privado.

    Y es que vistos los resultados económicos del actual gobierno y las decisiones que se han tomado en los últimos tres años, la iniciativa privada ha decidido proteger sus intereses, aguantar lo que resta del sexenio y apostar a que la próxima administración tenga un mejor desempeño.

    LOS EMPRESARIOS, SALVO muy contadas excepciones, han preferido guardar silencio ante los embates y decisiones económicas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

    El tabasqueño ha mantenido una relación, por decir lo menos, desigual con el sector productivo del país. Nadie se atreve a alzar la voz para expresar las críticas que se comparten en privado.

    Y es que vistos los resultados económicos del actual gobierno y las decisiones que se han tomado en los últimos tres años, la iniciativa privada ha decidido proteger sus intereses, aguantar lo que resta del sexenio y apostar a que la próxima administración tenga un mejor desempeño.

    Sobre Claudia Sheinbaum se asegura que ha buscado sembrar la idea de que es la favorita del presidente López Obrador, su mentor y protector a lo largo de su carrera.

    Sin embargo, esta ferviente admiración de la jefa de Gobierno al líder de su movimiento político genera dudas en el empresariado. Existe el temor de verla aún más radical y con poca visión económica para sacar adelante al país en una etapa que requerirá de mucha experiencia.

    Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal son vistos como dos viejos lobos de mar, con más visión política, pertenecientes a un proyecto progresista que no forzosamente se traduce en confrontación con el empresariado y con mayor capacidad para generar los consensos que se van a necesitar en los próximos años.

    De entre los dos, quizá el que lleve mano es el secretario de Relaciones Exteriores que, por la naturaleza de su cargo y la experiencia pública, cuenta con mayores alcances fuera del país, un sector que le ha tocado manejar con buenos resultados.

    En los próximos meses veremos a un sector empresarial mesurado y conciliador, postura que para algunos analistas es sinónimo de debilidad y de pragmatismo para otros.

    Cualesquiera que sean las circunstancias en el corto plazo, los inversionistas esperarán a que el máximo elector defina a su sucesor para brindarle su apoyo. Es un esquema que les resulta familiar y que conocen bien.

    ¿se acuerda de Fadesamex, el brazo en México del gigante de los bienes raíces español Martinsa-Fadesa? Impactó al mundo en 2006 cuando llegó a un acuerdo con Manuel Jove para comprarle Fadesa. La inmobiliaria número uno de España se fusionó con la dos. Pero en 2008 sobrevino la crisis hipotecaria y con ello el concurso mercantil mas grande de Europa. Resultaron afectados Banco Popular, Caixa Bank, Jer Valencia, Credit Suisse, Morgan Stanley y Shinsei Bank, quienes otorgaron a Fadesamex más de dos mil trescientos millones de dólares. En julio de 2014 el entonces Segundo Tribunal Unitario en Materia Civil y Administrativa la declaró en concurso mercantil en México y designó conciliador a Ernesto Linares. Tuvieron que pasar más de siete años para que este martes concluyera con éxito el farragoso concurso, el más grande en la historia de México. Se aprobó por una abrumadora mayoría de 87.7 por ciento de los acreedores el convenio concursal con una quita, sin precedente en nuestro país, de 99.95 por ciento de su deuda. Así lo resolvió y firmó Yamir Cruz Martínez, secretario en funciones del juez Sexto de Distrito en Materia Civil en la CdMx. Con esto se le da nueva vida y viabilidad económica a inmobiliaria Fadesamex, hoy propiedad de Tantum Business, que dirige Mónica Hernández. Quien logró que el convenio fuera firme y declarado cosa juzgada fue el Bufete Gastélum, del afamado litigante Jorge Gastélum. Dicho convenio adquiere el carácter de sentencia y obliga a Fadesamex y a la totalidad de los acreedores que fueron reconocidos con el grado de comunes, inclusive los no firmantes al incluirse el pago de sus créditos a adherirse al mismo. Dada la aprobación mencionada, se da por terminado el estado de concurso mercantil de Fadesamex como sociedad anónima.

    En Ciudad Juárez están por entregar la renta de 400 patrullas a Lumo Financiera, de Luis Montaño, con financiamiento de Unifin, de Rodrigo Lebois. Según testimonios del equipo del alcalde Cruz Pérez Cuéllar, tenían el compromiso de asignar un contrato a esa empresa por el apoyo que dio en la campaña de este año. Pero el mismo oficial mayor, Arturo Rivera, se percató de que existían diversas anomalías en los servicios de arrendamiento que ofrecía Lumo de tiempo atrás, ya que se pagan 15 millones de pesos por la renta de las 432 patrullas, de las que 50 por ciento se la pasan el mayor tiempo descompuestas o en los talleres que dispuso la empresa. Solo para dimensionar el tamaño de la irregularidad, el nuevo contrato que pretende regalar Cruz Pérez estaría 30 por ciento arriba del precio real. La Auditoría Superior de la Federación, que comanda David Colmenares, y la Secretaría de la Función Pública, que capitanea Roberto Salcedo, ya fueron alertados de las pretensiones de este millonario desfalco.

    Ayer el general jens Pedro Lohmann Iturburu, flamante director de Birmex, cayó de sorpresa muy tempranito en los almacenes y oficinas de esa empresa del gobierno. Los cuatro centros logísticos que supuestamente se fincaron y el Plan Nacional de Distribución que tanto presumía días atrás el ya exdirector de Birmex, Pedro Zenteno, se quedaron como buenas intenciones. Pero así como el funcionario heredó más problemas que soluciones, en el ISSSTE su antecesor, Luis Antonio Ramírez, también le dejó un desorden. El más escandaloso es una deuda con proveedores por la friolera de 17 mil millones de pesos. Son los pagos pendientes a laboratorios y farmacéuticas por la venta de medicinas e insumos para la salud. Y pensar que Ramírez Pineda ahora tendrá bajo su responsabilidad a Nafin y al Bancomext, los dos principales bancos de desarrollo del gobierno mexicano.

    La Profeco le puso bola negra ayer a Viva Aerobús. La dependencia de plano llamó a los consumidores a evitar contratar los servicios de la aerolínea de Roberto Alcántara. La razón es que hicieron caso omiso a la autoridad y mantuvieron su política de cobro de la maleta que los pasajeros traen consigo a bordo. Aeroméxico de Andrés Conesa y Volaris de Enrique Beltranena, se desistieron del cobro, no así la aerolínea que dirige Juan Carlos Zuazua.

    Recientes