27 C
Cancún
sábado, septiembre 18, 2021
Más
    OpiniónNegligencia, la otra pandemia: Cristina Alcayaga

    Negligencia, la otra pandemia: Cristina Alcayaga

    Opinión

    Existen personas que no se quieren vacunar contra el Covid-19, piensan que no lo necesitan o que no se van a contagiar y que tarde o temprano, esto va a pasar. Sin embargo, no comprenden que el riesgo aún está lejos de superarse.  En los últimos días he hablado con varios jóvenes en una especie de encuesta, sobre por qué no se vacunan y encuentro que, en su gran mayoría, sus respuestas no son razonadas ni están muy conscientes de que pueden contagiarse sin saberlo o contagiar a terceras personas.

    El Covid no distingue, raza, género, edad; ni condición social. El virus al toparse con la población vacunada ha mutado en el tipo llamado Delta para propagarse, y actúa con más fuerza sobre la población no vacunada, que en este caso son los jóvenes. En México la llamada tercera ola de contagios está afectando un porcentaje mayor de personas, cada vez de menor edad. Aunque las autoridades reportan que el porcentaje de mortandad ha disminuido, en la última semana, he visto noticias de jóvenes y hasta niños que han fallecido víctimas de este terrible virus. Pero en realidad las cifras se vuelven irrelevantes cuando una sola persona muere y esa puede ser alguien de tu familia.

    El año pasado todos padecimos el encierro y la brutal caída de la economía; presenciamos la pérdida de vidas y luego, la pérdida de empleos en un total colapso en la economía del que todavía no salimos. Es evidente que las autoridades han optado por favorecer la recuperación de los empleos y de la economía, pues como se dijo: hay quienes se pueden morir de Covid, pero si no se mueren de Covid,  se mueren de hambre. Por ello, hay que seguir adelante con la vida, pero, con las condiciones impuestas por esta nueva realidad que son los protocolos de la sana distancia, el uso del cubrebocas, y el quédate en casa, si no es esencial que salgas.  

    No se trata de ser amarillista, pero lo que ocurre hoy es una alerta que no podemos ni debemos ignorar; en especial a todos los que vivimos en Quintana Roo. Hagamos caso de los mensajes del Gobernador Carlos Joaquín y protejamos nuestras vidas y la de nuestras familias. Finalmente, desde aquí, expresó mis condolencias a la familia del exgobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros, así como a los familiares de quienes han perdido algún ser querido ante esta enfermedad.

    Me despido de ustedes y les recuerdo seguirme en Twitter, @Cristinalcayaga.

    Recientes