28 C
Cancún
sábado, septiembre 25, 2021
Más
    NoticiasQuintana RooMensaje de la Orquesta Sinfónica de Cancún a la comunidad

    Mensaje de la Orquesta Sinfónica de Cancún a la comunidad

    Opinión

    Mensaje de la Orquesta Sinfónica de Cancún a la Comunidad.

    Al estilo clásico, justo como esperaba por parte de una institución de buen gusto y buenos modales artísticos, la Orquesta Sinfónica de Cancún nos regala este emotivo mensaje de solidaridad y unión. Indiscutiblemente transitamos por tiempos tempestuosamente difíciles, y nada mejor que el arte y la paz para equilibrar el mundo. Musicalizado con las notas del movimiento final de La Novena Sinfonía de Beethoven, «Oda a la Alegría», interpreto este mensaje como un arma contra la tristeza y la incertidumbre que nos abruma en el presente.

    Haciendo un poco de historia universal, les comento que «Oda a la Alegría» es una obra escrita por el poeta Friedrich von Schiller (1759-1805) en noviembre de 1785 y publicado por primera vez en 1786. Y En 1793, cuando Beethoven conoció la obra enseguida quiso musicalizar el texto, surgiendo así la idea que acabaría siendo su Novena y última sinfonía, cuyo movimiento final es para coro y solistas sobre la versión definitiva de la “Oda a la Alegría” de Schiller.

    Analizando la letra de la obra original, aunque no aparece en la que acabamos de escuchar, encuentro un mensaje para la sociedad actual. A continuación les dejo les dejo el extracto de Beethoven para su novena y última sinfonía.

    Extracto de Bethoven para la «Oda a la Alegría»

    En letra itálica las introducciones del Maestro Beethoven.

    ¡Oh amigos, dejemos esos tonos!
    ¡Entonemos cantos más agradables y llenos de alegría!
    ¡Alegría! ¡Alegría!
     
    ¡Alegría, hermoso destello de los dioses,
    hija del Elíseo!
    Ebrios de entusiasmo entramos,
    diosa celestial, en tu santuario.
    Tu hechizo une de nuevo
    lo que la acerba costumbre había separado;
    todos los hombres vuelven a ser hermanos
    allí donde tu suave ala se posa.
     
    Aquel a que la suerte ha concedido
    una amistad verdadera,
    quien haya conquistado a una hermosa mujer,
    ¡una su júbilo al nuestro!
    Aún aquel que pueda llamar suya
    siquiera a un alma sobre la tierra.
    Más quien ni siquiera esto haya logrado,
    ¡que se aleje llorando de esta hermandad!
     
    Todos beben de alegría
    en el seno de la Naturaleza.
    Los buenos, los malos,
    siguen su camino de rosas.
    Nos dio besos y vino,
    y un amigo fiel hasta la muerte;
    lujuria por la vida le fue concedida al gusano
    y al querubín la contemplación de Dios.
    ¡Ante Dios!
     
    Gozosos como vuelan sus soles
    a través del formidable espacio celeste,
    corred así, hermanos, por vuestro camino alegres
    como el héroe hacia la victoria.
     
    ¡Abrazaos millones de criaturas!
    ¡Que un beso una al mundo entero!
    Hermanos, sobre la bóveda estrellada
    debe habitar un Padre amoroso.
    ¿Os postráis, millones de criaturas?
    ¿No presientes, oh mundo, a tu Creador?
    Búscalo más arriba de la bóveda celeste
    ¡Sobre las estrellas ha de habitar!

    Recientes