28 C
Cancún
sábado, septiembre 25, 2021
Más
    NoticiasDeportesMauro la Volpe, un 'demonio' en el 'paraíso' con Cancún FC

    Mauro la Volpe, un ‘demonio’ en el ‘paraíso’ con Cancún FC

    Opinión

    Procedente de los Freseros del Irapuato, el medio de contención de 23 años y nieto del otrora estratega del Tricolor, Ricardo Antonio La Volpe, se alista para buscar un lugar con el plantel de ‘La Ola’ para el Torneo Apertura 2021 de la Liga de Expansión MX.

    Lleva en la sangre un apellido muy futbolero, sin embargo, pretende forjar su propia historia con Cancún FC, en la Liga de Expansión MX.

    «Muy feliz de llegar acá para este nuevo reto, desde luego, estar al cien para dar todo al equipo», consignó Mauro Ricardo Andrade La Volpe, de 23 años de edad, cumplidos apenas el viernes.

    Mauro la Volpe, un 'demonio' en el 'paraíso' con Cancún FC

    Humildad ante todo

    El medio de contención es hijo del ex futbolista Roberto ‘Demonio’ Andrade, campeón con Atlante en la Temporada 92-93, equipo dirigido justamente por su abuelo, Ricardo Antonio La Volpe.

    «No sé si presión, pues son muchos años con ese apellido, te acostumbras. Cuando estoy en una cancha, soy un jugador más», advirtió.

    Tras su paso con Cafetaleros de Chiapas, fue invitado por la directiva de Cancún FC para buscar un lugar en el plantel que participará en el Torneo Apertura 2021 de la Liga de Expansión, a partir del 29 de julio, en Monterrey.

    Preparado para todo

    «Ya había estado en Cafetaleros, en Tuxtla, ya los conocía, así que nos pusimos de acuerdo para llegar aquí. Hay que estar preparado para todo, como decía, es un buen reto. Los partidos son muy difíciles, hay que meterle para dar lo mejor de cada uno», manifestó.

    Andrade La Volpe fue debutado, precisamente, por su abuelo cuando era estratega de los extintos Jaguares de Chiapas. En 2016, el entonces joven de 17 años, recibió su primera oportunidad en un juego de los felinos, en Copa MX.

    Igualmente, militó en los Tecos, en Liga Premiere, y también en la filial del Atlas en ese mismo sector. Freseros de Irapuato fue su último equipo en la Segunda División Profesional.

    «He platicado con el profesor, Vilar. Como explicaba, meterle al cien para estar lo mejor posible con el equipo. Soy un jugador muy pensante y técnico, así me definiría», señaló.

    Recientes