28.2 C
Cancún
sábado, septiembre 25, 2021
Más
    PatrocinadoMarcando tendencia arquitectónica desde Tulum

    Marcando tendencia arquitectónica desde Tulum

    Opinión

    La arquitectura orgánica y sustentable se ha presentado como la tendencia más chic en la Riviera Maya, siendo Tulum el centro de esta revolución ecológica en casas y hogares, compaginando naturaleza y tecnología.

    La Riviera Maya es cuna de innumerables bellezas naturales y grandes atractivos turísticos por los cuales más de 21 millones de turistas la visitan cada año, por lo que esto marca un punto clave para las inversiones y construcciones inmobiliarias.

    Mucho se habla de la importancia de explotar la tierra de una manera sustentable y pensando hacia el futuro. Aunque existen muchas lagunas en las reglamentaciones municipales y federales en nuestro país, hay desarrolladores que se están dando a la tarea de marcar esta necesaria tendencia al momento de construir complejos habitacionales. Se han dado cuenta de los beneficios económicos, sociales y ambientales que esta práctica deja y están creando una forma más sustentable de hacer negocios.

    En este camino, los desarrolladores deben ser quienes empujen el cambio a través del diseño de edificaciones según las condiciones de su entorno, lo que es importante para la verdadera sustentabilidad.

    Cada día un nuevo desarrollo inmobiliario es planeado y mes con mes vemos como se empiezan a construir departamentos de lujo dentro de la Riviera Maya, pero no todos son planeados pensando en el medio ambiente. La sustentabilidad en la arquitectura se centra en el desarrollo de proyectos aprovechando los recursos renovables disponibles.

    Marcando tendencia arquitectónica desde Tulum

    Los desarrollos inmobiliarios con visión de futuro están implementando estas tecnologías para un mejor valor de venta y para que podamos preservar nuestra riqueza natural y la belleza de nuestra tierra. Esto es sustentabilidad.

    ¿Podría Tulum, ser el primer destino sustentable de México?

    Uno de los claros ejemplos mencionados con anterioridad es Tulum, que ha atraído el turismo tanto nacional como internacional convirtiéndolo en uno de los lugares más turísticos de México en los últimos diez años. Debido a esto y siendo una ciudad tan joven, ha experimentado un crecimiento exponencial que responde a la demanda de hotelería y restaurantes, así como de espacios en donde se llevan a cabo festivales de música, arte, diseño y algunos otros relacionados con temas espirituales.

    Por un lado, ha resultado benéfico debido a la estimulación de la economía en la región. Sin embargo, existen diversas preocupaciones que engloban el fuerte daño a la flora y fauna que se está empezando a llevar a cabo debido a la ausencia de regulación turística por parte de las autoridades. Es un tema complejo que requiere ser discutido desde distintos puntos de vista ya que, como sabemos, la arquitectura por sí sola no puede resolver problemas sociales, sino que necesita apoyarse en otras profesiones para definir cuáles son los materiales óptimos para utilizar en regiones como esta, reduciendo la huella de carbono que implica construir un nuevo edificio.

    Que, si bien aún hace falta mucho trabajo por hacer y reglamentaciones que implementar, los desarrolladores ya están poniendo en marcha estas técnicas sustentables, como: Tratamiento de aguas residuales, biodigestores, captación de agua de lluvia, tecnología Solar, materiales ecológicos y de la región, arquitectura orgánica, entre otros recursos, para hacer construcciones más amigables con el medio ambiente.

    De hecho, uno de los primeros proyectos que fusionó la sustentabilidad con el lujo rodeado de la selva está ubicado en el corazón de Tulum. Este proyecto cuenta con sistema de tratamiento de aguas residuales, paneles solares para la generación de energía y una arquitectura que permite hacer uso de la luz y recursos naturales de una manera más eficiente.

    Todo esto ha generado ya un estilo arquitectónico que está marcando tendencia a nivel mundial, por su gran belleza, practicidad, alta gama y diseño vanguardista, todo a partir de la reinterpretación del hombre en la naturaleza.

    Algunos de los ejemplos más importantes de tendencia arquitectónica en Tulum, por su innovación y tecnología sustentable, son Casa T, de Studios Arquitectos, y que se detalla que es una es una residencia privada de aproximadamente 262 metros cuadrados, en un terreno de 10 x 50 metros, compuesta de tres estudios vacacionales. El cliente, un diseñador de modas de Nueva York, deseaba un espacio integrado a un paraíso caribeño, con muchas texturas, énfasis de color y adaptación al contexto tropical.

    También se suma Casa Bautista, del estudio PRODUCTORA, y que se describe como un proyecto desarrollado en un angosto lote frente al mar en la Riviera Maya, que se abastece completamente de energía solar y eólica. Todo el proyecto fue colado en concreto con un color orgánico azul, que va reaccionando según su exposición al sol y su posición en la casa, generando una gama cambiante de tonos que van del azul del mar hacia el rosa del atardecer.

    Arte contemporáneo de vanguardia

    Otro de los ejemplos arquitectónicos que han cobrado más notoriedad es Galería Ik Lab, de Roth-Architecture, que se presenta como una galería de arte sin precedentes, la cuál presenta una lista de destacados artistas internacionales y organiza exhibiciones de arte contemporáneo de vanguardia. IK LAB desarrolla experiencias culturales inmersivas para la creciente comunidad local de Tulum y visitantes internacionales que fomentan la creatividad, la conciencia y la visión. A través de su diseño ecológico, un círculo de increíbles artistas y un programa de residencias, IK LAB aspira a proporcionar un marco para que las mentes creativas más finas del mundo interactúen con la arquitectura visionaria de la propia galería. Captura la quintaesencia de la abundante naturaleza de la península de Yucatán y su rico legado espiritual para proyectarlo hacia un nuevo futuro como inspiración y modelo para las comunidades más allá.

    A esta notable lista se suman proyectos arquitectónicos, ya sean hoteles o de uso habitacional, como el conjunto Mi Querido Tulum, de los arquitectos Reyes Rios, Larrín y Grabriel Konzevik; Departmentos Tribu, no Arista Cero; Xaman Tulum, de Estudio Atemporal; Casa Amaranto Tulum, de Studio Arquitectos; Vivienda Colectiva de Kikí, de Central de Proyectos SCP, entre varios más.

    También se suman residenciales que se han convertido en punta de lanza en la innovación ecológica y que, marcan la tendencia del diseño desde el corazón de la selva maya, en Tulum, para el mundo entero, convirtiendo en referencia para la arquitectura orgánica.

    Recientes