29 C
Cancún
lunes, octubre 18, 2021
Más
    OpiniónManotazo y limpia en la Cofepris: Darío Celis

    Manotazo y limpia en la Cofepris: Darío Celis

    Opinión

    Atención con lo que está sucediendo al interior de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). La están limpiando ante la creciente corrupción que ahí impera.

    El presidente mandó a su hijo Andrés Manuel López Beltrán a meter orden, lo que significó un manotazo a Hugo López-Gatell, cuya subsecretaría asumió desde agosto pasado el control de ese regulador.

    Pese a la salida de José Novelo, los vicios y corrupción en la operación día a día de ese importante organismo no cesaron. La llegada de Alejandro Svarch, si bien destrabó procesos no fue al fondo del problema.

    La mano de “Andy” se empezó a sentir hace diez días tras el cese de funcionarios claves. El 30 de septiembre salieron Olga Piña y América Orellana, día que la Marina arribó a custodiar las instalaciones.

    Horas antes agentes antidrogas en Estados Unidos habían confiscado 1.8 millones de píldoras falsas mezcladas con fentanilo fabricadas en México y que se habían vendido en línea.

    Piña tenía a su cargo la Comisión de Operación Sanitaria y Orellana la de Autorización Sanitaria. Las dos tomaron posesión el mismo día: 4 de noviembre del año pasado, a casi tres meses que Gatell tomó el control.

    Pero no todo terminó ahí: los ajustes alcanzaron a Maribel Bernal y a Lamberto Osorio, directora de Autorizaciones de Comercio Internacional  y Publicidad y subdirector de Importaciones y Exportaciones, en cada caso.

    En el lugar de Piña en la Comisión de Operación Sanitaria, la más importante de la Cofepris, se nombró a Bertha Alcalde, la hermana de la actual secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde.

    En la Comisión de Autorización Sanitaria, la posición clave que había ganado López-Gatell tras defenestrar a Novelo, se designó a Natán Enríquez Ríos, un chiapaneco también muy cercano a López Beltrán.

    Como parte de esos cambios que buscan “limpiar la casa”, anote al capitán de navío Francisco Julián Arce como nuevo contralor, quien viene del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Marina.

    Asimismo, Hermilo Domínguez, quien ya es el nuevo responsable de la Comisión de Evidencia y Manejo de Riesgos.

    Las empresas que regula la Cofepris representan alrededor del 10% del Producto Interno Bruto del país. Se trata de una dependencia de vital importancia por el impacto en el sector salud y de alimentos.

    Todavía ayer por la tarde se cruzaban apuestas sobre si en la conferencia mañanera de este lunes asistiría el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O. Y es que sería absurdo que el principal funcionario económico del gobierno federal no fuera convocado hoy para hablar de la contrarreforma eléctrica que metió hace una semana Andrés Manuel López Obrador. El viernes, el presidente adelantó que estarían explicándola en el salón Tesorería este día los principales funcionarios del sector, léase la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director de la CFE, Manuel Bartlett, que también ha estado muy callado. Pero de Ramírez de la O no se mencionó absolutamente nada. Ya veremos si se sigue manteniendo en el anonimato el secretario que en 2012 era entrevistado por un López Obrador que fustigaba, como aquél, los monopolios.

    La semana pasada, cuando le preguntaron a Raquel Buenrostro su opinión sobre los Pandora Papers, la Jefa del SAT se ufanó al señalar que el organismo a su cargo había investigado y cobrado impuestos evadidos a uno de esos personajes. Mencionó la cantidad, cinco mil 800 millones de pesos, pero no su nombre. Se trató de Leopoldo Espinosa Abdalá, cuya familia a finales de 2006 vendió su negocio, Laboratorios RIMSA, a la israelí Teva Pharmaceutical en la espectacular cifra de dos mil 300 millones de dólares. Fue la operación que intermedió Martín Werner y con la que se despidió de la correduría Goldman Sachs. No se le escapó a Buenrostro.

    Crédito real, que preside Ángel Romanos contrató como agente financiero para la venta de su cartera de pequeñas y medianas empresas a la brasileña BTG Pactual. La correduría que preside el ex secretario de Hacienda, Guillermo Ortiz Martínez, ya inició la labor de promoción entre empresas financieras de la región. El negocio de pymes de la sociedad financiera de objeto múltiple que dirige Carlos Ochoa tiene un valor de aproximadamente ocho mil millones de pesos y cerca de mil 500 clientes. Por esta línea de negocios Crédito Real pudiera estar obteniendo hasta 75 millones de dólares, recursos que se irían al fortalecimiento de su capital.

    El instituto federal de Especialistas en Concursos Mercantiles envió ya la lista de candidatos para conciliador de Altán Redes. Se espera que esta semana el Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa, a cargo de María Concepción Martín Argumosa, emita la sentencia de concurso mercantil. Como le informé la semana pasada, el organismo que capitanea Edgar Bonilla propone a los especialistas al Instituto Federal de Telecomunicaciones, quien es el que lo designa. Los candidatos son Gerardo Badín, Miguel Escamilla, Cuauhtémoc Hernández, Evaristo Peña y Gerardo Sierra, quien fungió como visitador de la compañía.

    Pemex asignó un contrato de ocho meses a TMM, de José Serrano. Es para un barco que apoyará labores de reparación y mantenimiento de pozos en la Sonda de Campeche. La empresa productiva que todavía dirige Octavio Romero pagará un arrendamiento diario de unos 62 mil dólares por la embarcación Eco III. TMM es otro contratista histórico de Pemex que tampoco le ha ido nada bien. Su flota de barcos, alrededor de 18, ya son en su mayoría de Carlos Bremer, que entró como socio financiero de la naviera. La empresa la dirige Vannesa Serrano, que lleva siete meses limpiando la compañía y buscando nuevos negocios.

    Le platicaba de la demanda que AHMSA, de Alonso Ancira, interpuso contra su auditor externo, Deloitte. La firma que dirige aquí Francisco Pérez Cisneros renunció unilateralmente a seguir asesorándola cuando empezó a tener problemas con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en un caso que ilustra la nula empatía para con sus clientes. Pero a Deloitte se le podrían venir más problemas legales con otras empresas. Son los casos de AlphaCredit de Augusto Álvarez y José Luis Orozco, el Banco Interamericano de Desarrollo, Credit Suisse y Alloy Capital, que la podrían demandar por errores contables en los que incurrió.

    Xoy capital, de Carlos Lazo, recibió el registro de la CNBV para operar como asesor en inversiones independiente. Con sede en Guadalajara, es un conglomerado de empresas que operan en diferentes actividades económicas y disciplinas deportivas. Con más de 15 mil clientes y 650 asesores posee sucursales en Chihuahua, Guadalajara, Querétaro y Monterrey. Es dueña de Híjole! Tequila, la firma inmobiliaria Elemental, la franquicia de restaurantes deportivos Híjole For Real Fans, del equipo de béisbol Generales de Durango, del equipo de baloncesto Libertadores de Querétaro y del equipo de fútbol americano Rojos de CDMX.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here
    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

    Recientes