30 C
Cancún
Más
    OpiniónLas pensiones del Bienestar no acaban con brecha alimentaria: Darío Celis Estrada 

    Las pensiones del Bienestar no acaban con brecha alimentaria: Darío Celis Estrada 

    Opinión

    POR MUCHO QUE el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se jacte de que hay menos pobreza, la realidad es que los programas sociales no han terminado de paliar ese flagelo.
    En México la pobreza laboral sigue siendo un desafío crucial. A pesar de los esfuerzos y las fluctuaciones económicas, la capacidad de las personas para adquirir una canasta alimentaria básica con sus ingresos laborales sigue siendo insuficiente.
    El reciente informe “¿Qué tan pobre es la población que está en pobreza laboral?”, presentado por BBVA Research, muestra datos preocupantes sobre la brecha entre los que están en pobreza laboral y los que no.
    La pobreza laboral se mide en función de la capacidad de las personas para adquirir una canasta alimentaria básica con sus ingresos.
    Según el banco encabezado por Eduardo Osuna, en el primer trimestre de 2024, el promedio del ingreso de la población en pobreza laboral solo alcanzaba a cubrir el 42.3% del valor de la canasta alimentaria.
    Esto significa que, en promedio, las personas en esta condición solo pueden comprar alrededor de dos tercios de lo que necesitan para alimentarse adecuadamente.
    La pandemia de COVID-19 tuvo un fuerte impacto en la capacidad de las personas en pobreza laboral para adquirir alimentos.
    Las cifras muestran que durante el tercer trimestre de 2020, la cobertura del valor de la canasta alimentaria cayó al 39.2%, el nivel más bajo registrado.
    Aunque ha habido una ligera recuperación desde entonces, la situación sigue siendo preocupante.
    Las diferencias de género también son notables. Las mujeres en pobreza laboral pueden adquirir solo el 37.4% de la canasta alimentaria, mientras que los hombres alcanzan el 44.8%.
    Aunque la brecha se ha reducido, sigue existiendo una disparidad significativa. Además, la población urbana en pobreza laboral no ha experimentado mejoras significativas desde el inicio de la pandemia.
    En el primer trimestre de 2024, este grupo solo pudo adquirir el 45.1% de la canasta alimentaria, incluso por debajo del mínimo observado antes del confinamiento en 2009.
    La brecha entre lo urbano y lo rural ha disminuido, pero principalmente porque la población urbana en pobreza laboral ahora puede adquirir una menor proporción de la canasta alimentaria.
    La pandemia no hizo más que hacer aún mayores estas brechas, y es de vital importancia seguir trabajando en soluciones efectivas para mejorar la calidad de vida de quienes más lo necesitan.
    La mejora de las condiciones laborales, la igualdad de género y el apoyo a las regiones más afectadas deben ser prioridades ineludibles para asegurar un futuro más justo y equitativo para todos los mexicanos.
     

    LA ASOCIACIÓN MEXICANA de Afores, presidida por Guillermo Zamarripa, ya transfirió 24.2 mil millones de pesos de cuentas de afores al Fondo de Pensiones para el Bienestar. Esta medida, según lo estipulado por las disposiciones legales, busca centralizar los fondos en un fideicomiso establecido en el Banco de México. A pesar de las garantías de que los derechos de los trabajadores se mantienen intactos, es crucial asegurar una comunicación efectiva y continua con los afectados para evitar confusiones. Los estados de cuenta actualizados reflejarán estos cambios, pero la transparencia y la accesibilidad a la información serán esenciales para mantener la confianza en el sistema de pensiones.
     

    URBI DESARROLLOS URBANOS recibió un apoyo casi unánime de sus accionistas para deslistarse de la Bolsa Mexicana de Valores. Con un respaldo del 99.98%, la empresa busca ahora cancelar su inscripción en el Registro Nacional de Valores. El reembolso de capital a 111.88 pesos por acción, notablemente superior al valor en libros, refleja un esfuerzo por proteger los intereses de sus accionistas. Esta estrategia, discutida desde 2019, busca una reestructuración operativa profunda para asegurar su futuro en un mercado competitivo.
     

    IMPULSADA POR LA industria de la construcción, la inversión fija en abril creció un 0.9% comparado con marzo, encadenando cuatro meses consecutivos de avances y recuperando terreno perdido a finales de 2023. Según el Indicador Mensual de la Formación Bruta de Capital Fijo del Inegi, este crecimiento destaca particularmente en el gasto en construcción, que subió un 1.6%. Las obras públicas, como el Tren Maya y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, han sido cruciales. Aunque la inversión en maquinaria y equipo retrocedió un 0.8%, la tendencia general de la inversión fija muestra un crecimiento sólido del 11.9% interanual hasta abril, indicando una recuperación económica robusta y sostenida.
     
    LA RECUPERACIÓN EN la entrega de vehículos por parte de las autofinancieras afiliadas a la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), presidida por Guillermo Rosales, refleja un avance positivo en el sector automotriz. Sin embargo, las caídas significativas en los contratos y adjudicaciones resaltan la persistencia de desafíos estructurales. Mientras que las firmas no afiliadas muestran un notable crecimiento, es crucial que las políticas de autofinanciamiento se adapten a las fluctuantes demandas del mercado.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí
    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

    El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

    Recientes