30 C
Cancún
Más
    NoticiasInternacionalesFalla aterrizaje de la primera nave espacial japonesa en la Luna

    Falla aterrizaje de la primera nave espacial japonesa en la Luna

    La compañía espacial privada iSpace informó que falló el aterrizaje de su nave espacial Hakuto-R Mission 1 (M1) en la Luna, asegurando que no han podido conectarse con el módulo de aterrizaje y que desconocen donde habría caído, asumiendo que el aterrizaje falló.

    Opinión

    La compañía espacial privada iSpace informó que falló el aterrizaje de su nave espacial Hakuto-R Mission 1 (M1) en la Luna, asegurando que no han podido conectarse con el módulo de aterrizaje y que desconocen donde habría caído, asumiendo que el aterrizaje falló.

    La startup japonesa ISpace dijo que continuarán intentándolo, pero están hablando como si esto fuera un fracaso del que aprenderán. Se planean futuras misiones si tiene éxito.

    El éxito habría marcado un cambio de los recientes reveses que ha enfrentado Japón en la tecnología espacial, donde tiene grandes ambiciones de construir una industria nacional, incluido el objetivo de enviar astronautas japoneses a la luna a fines de esta década.

    En uno de los mayores golpes, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) perdió el mes pasado su nuevo cohete H3 de elevación media debido a la destrucción manual forzada después de llegar al espacio. Eso fue menos de cinco meses desde que el cohete Epsilon de combustible sólido de JAXA falló después del lanzamiento en octubre.

    El M1 de 2.3 metros de altura comenzaría una fase de aterrizaje de una hora desde su posición actual, en la órbita de la luna a unos 100 kilómetros sobre la superficie, moviéndose a casi 6000 kilómetros por hora. El director de tecnología, Ryo Ujiie, dijo en una rueda de prensa el lunes.

    Falla aterrizaje de la primera nave espacial japonesa en la Luna

    Ujiie comparó la tarea de reducir la velocidad del módulo de aterrizaje a la velocidad correcta contra la atracción gravitatoria de la luna con «pisar los frenos de una bicicleta en marcha al borde de una colina de saltos de esquí». Solo Estados Unidos, la ex Unión Soviética y China han aterrizado suavemente una nave espacial en la luna, con intentos en los últimos años por parte de India y una empresa privada israelí que terminaron en fracaso.

    Después de llegar al lugar de aterrizaje en el borde de Mare Frigoris, en el hemisferio norte de la luna, el M1 desplegaría un rover de dos ruedas del tamaño de una pelota de béisbol desarrollado por JAXA, el fabricante de juguetes japonés Tomy y Sony Group, así como el Rover «Rashid» de cuatro ruedas de los Emiratos Árabes Unidos.

    El M1 también llevaba una batería de estado sólido experimental fabricada por NGK Spark Plug, entre otros objetos para medir su rendimiento en la luna. En su segunda misión programada para 2024, el M1 traía el propio rover de ISpace, mientras que a partir de 2025, trabajará con el laboratorio espacial estadunidense Draper para llevar cargas útiles de la NASA a la luna, con el objetivo de construir una colonia lunar con personal permanente para 2040 .

    Las acciones de la startup de transporte lunar con sede en Tokio tuvieron un gran debut en el mercado en la Bolsa de Valores de Tokio este mes, ya que los inversores apostaron que su negocio de transporte y desarrollo lunar encajará con la política nacional de defensa y desarrollo espacial de Japón. Se espera que con el fracaso de la misión, comiencen a caer al amanecer del Nikkei.

    Recientes