25 C
Cancún
Más
    OpiniónEn EU no le creen a AMLO: Darío Celis

    En EU no le creen a AMLO: Darío Celis

    Opinión

    EL GOBIERNO DE Estados Unidos enviará al secretario de Estado, Antony Blinken, para saber de primera mano y no enterarse en la mañanera, si durante el festejo de las fiestas patrias Andrés Manuel López Obrador renuncia al T-MEC o sigue adelante la integración económica en Norteamérica.

    Hace unos días terminó la primera consulta entre Estados Unidos y México sobre presuntas violaciones del  gobierno de la 4T al T-MEC en el sector de hidrocarburos y eléctrico. Este proceso, incluido la realización de un panel, podría desencadenar en una mega multa de hasta 40 mil millones de dólares, pagaderos por parte de México en aranceles a las exportaciones nacionales.

    Al margen de lo que se le ocurra decir al Presidente la noche del 15 de septiembre en el zócalo, hay por lo menos cinco razones para pensar que a México le conviene un “mal arreglo que un buen pleito” en estos 75 días de consulta bilateral, antes de llegar al panel.

    1.- Quisiéramos tener el equipo negociador de Jaime Serra, Herminio Blanco, Jaime Zabludovsky, Guillermo Aguilar Álvarez, Israel Gutiérrez, entre otros, pero por desgracia para el país el equipo de Tatiana Clouthier, Marcelo Ebrard Esteban Moctezuma está lleno de inexpertos, por decir lo menos.

    2.- Estados Unidos tiene una larga trayectoria como negociador y administrador de conflictos comerciales internacionales. Solo en la historia de la Organización Mundial de Comercio tiene un récord de haber participado en 115 demandas, como ningún otro país. Y su equipo de funcionarios de la Representación Comercial que encabeza Katherine Tai son unos rabiosos defensores de los intereses de las empresas estadounidenses en el comercio.

    3.- El primer ministro canadiense Justin Trudeau y su gobierno también pidieron consultas a México, donde asumen que el régimen de López Obrador no da un trato nacional a sus inversiones en el sector energético, particularmente gas natural y generación de electricidad.

    4.- Estados Unidos y Canadá están seguros que el gobierno de México violó el T-MEC con la reforma a Ley de la Industria Eléctrica del 9 de marzo de 2021, Artículo 2.3 del T-MEC, pues discrimina a mercancías de sus socios comerciales. Así como el Artículo 14.4 del T-MEC sobre Trato Nacional en Inversión, ya que México no ha otorgado a los inversionistas de Norteamérica trato nacional.

    5.- Los países de Norteamérica, cada uno por su lado, opina que las autoridades mexicanas han adoptado diversas acciones que obstaculizan la capacidad de las empresas privadas para operar en el sector energético de México.

    Estas medidas incluyen proteger a Pemex y CFE, que implica retrasar, denegar o no actuar sobre las solicitudes de nuevos permisos o modificaciones de permisos; suspender o revocar los permisos existentes; o bloquear de otro modo la capacidad de las empresas privadas para operar instalaciones de energía renovable como plantas eólicas y solares; importar y exportar electricidad y combustible; almacenar o trasbordar combustible, construir u operar estaciones minoristas de combustible.

    Si en la reunión Blinken-López Obrador gana la sensatez y la visión de largo plazo, México y Estados Unidos llegarán a un acuerdo a finales de octubre y el T-MEC seguirá con vida, como pronostica el canciller Ebrard.

    Pero si el inquilino de Palacio Nacional sale con la ocurrencia nacionalista de romper el pacto comercial, la economía mexicana entrará en su peor crisis de su historia.

    Sin embargo el último muro de contención a las ocurrencias presidenciales es el Senado de la República y la salida del T-MEC pasaría por él.

    LA SEMANA PASADA dejó la Dirección de Finanzas de Pemex Antonio López Velarde. Solo duró en la posición nueve meses. Lo había promovido precisamente Rogelio Ramírez de la O para relevar a Alberto Velázquez, quien nunca fue bien visto por el titular de Hacienda. López Velarde fue ascendido desde la Subdirección de Administración de Riesgos de la petrolera, puesto al que ahora regresa, ante la imposibilidad del secretario de ubicar a sus propios cuadros, que entonces eran Carlos Lerma, Alejandro Hellmund y Miguel Siliceo. A ninguno se lo quisieron palomear en Palacio Nacional. Ahora el nuevo financiero de la empresa productiva del Estado es Carlos Cortéz, hasta hace unos días Subdirector de Presupuesto y Contabilidad.

    UNO DE LOS fideicomisos que no desaparecieron es el de la CFE para financiar proyectos de energías limpias. Posee una cuantiosa bolsa. Justo de ahí saldrán los recursos para desarrollar la segunda fase del parque solar de Puerto Peñasco, el cual costará cerca de 800 millones de dólares. Le decía que lo ganó Eléctrica Aselec, de Edgardo Meade, en alianza con China Energy Engeneering, si es que no lo descarrila la señora Julia Abdalá, que impulsaba a la dupla Harbin-Jolla. Esta etapa consta de una línea de transmisión de 300 kilómetros hasta Mexicali. El objetivo es generar unos 300 megawatts. El más contento de este proceso es el gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, por el impacto económico.

    LE CONTABA DE las contingencias legales de Citigroup para vender Banamex promovidas por Amado Yáñez. Resulta que los entonces procurador general de la república, Jesús Murillo Karam, y director de Pemex, Emilio Lozoya, permitieron que la noruega Norsk Tillitsmann se llevara el barco más valioso de Oceanografía, el Goliath, valuado en 245 millones de dólares. Omar Olvera, ex abogado de Yánez e íntimo de Lozoya, acordó con Murillo “perder” en altamar el buque justo el 28 de febrero de 2014, día en que la PGR tomaba por asalto las oficinas de Oceanografía por el supuesto fraude de Banamex. Este es otro daño por el que se alistan más demandas, incluida una contra Murillo.

    A PROPÓSITO DE Banamex, tras haber vendido este martes vía el mercado bursátil su paquete de 7% en Actinver, que capitanea Héctor Madero, los hermanos Cosme y Armando Torrado están aumentando su participación en Mifel, donde ya son accionistas también. Los dueños de la cadena de restaurantes Alsea también se están subiendo con Daniel Becker en el grupo que está integrando para comprar el banco que preside Manuel Romo, junto con Agustín Coppel, Marcos Achar y los hermanos Max, André y Moisés El-Mann, de la mano del influyente gestor de fondos Black Rock. Por eso le decía ayer que no los perdiera de vista.

    INDI E IDINSA dejaron mal ya a la Jefa de Gobierno de la CdMx. Y es que Claudia Sheinbaum había dicho que el trolebús elevado estaría listo en noviembre ¡del 2020! Luego se aseguró que arrancaba a mediados de 2021 y nada más nada: ya vamos a la mitad de 2022, lo que la tiene sumamente molesta. Las constructoras de Manuel Muñozcano y Víctor Ortiz acusan un retraso de dos años y sobrecostos importantes. Indi tiene la obra electromecánica e Idinsa la civil. De mil 300 millones de pesos originales el trolebús ya va en los dos mil millones.

    Recientes