28 C
Cancún
Más
    OpiniónEl terror de las sofomes: Darío Celis

    El terror de las sofomes: Darío Celis

    Opinión

    ALFAXA ES UNA empresa de Jair Enoc Libni Alfaro Rosales y Cynthia Jael Díaz Oseguera. La compañía ocasionó un desfalco a cuando menos nueve sociedades financieras de objeto múltiple (Sofomes).

              Jair y Cynthia se valieron del mismo mecanismo defraudador en el que involucraron a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), algunos de cuyos miembros han sido llamados a declarar ante jueces civiles.

              Alfaxa suministraba y suministra equipos médicos para realizar procedimientos de imagenología, principalmente radiografías y tomografías, en algunos hospitales de la Sedena.

              Jair se inventaba facturas, contratos firmados incluso por generales al mando de Luis Cresencio Sandoval, y se las enviaba a las sofomes, que a su vez se las regresaba con millonarios financiamientos.

    Lo que las dispensadoras del capital de trabajo no sabían, es que el mismo equipo se vendía mediante engaños, pedimentos de importación apócrifos y con esos contratos falsos se volteaban con la milicia.

    El modus operandi de Alfaxa consistía en simular tener contratos por los que cobraría a diversos hospitales por el uso de los equipos médicos, y con el producto de tales contratos, pagar el arrendamiento.

    El esquema se habría podido sostener por mucho más tiempo funcionando, si no se hubieran vendido los mismos tomógrafos, ultrasonidos y equipos de radiología a las arrendadoras a las que ya no se les pagó.

    El monto del desfalco y la falta de garantías podría superar fácilmente los 80 millones de dólares, según se ha podido cruzar de la información de las sofomes engañadas.

              Apunte primeramente a Unifin de Rodrigo Lebois, seguida de Exitus Capital de Carlos Rahmane, Mexarrend que dirige Alejandro Monzó y Libertad Servicios Financieros, que preside Silvia Lavalle.

              Pero también a Promotora de Inversión, Analistas de Recursos Globales, MFM OPM, Sentir Común México, Promotora Sku, Credicam y Lage Landen.

    La mayoría, si no es que todas, buscan recuperar algo de lo perdido.

    EL ANUNCIO, AYER, de la venta de sus operaciones de banca de menudeo y corporativa del HSBC en Canadá, no pasó inadvertido en Citi. Y es que tras su salida del país de la hoja de maple la siguiente parada del gigante inglés que preside Noel Quinn podría ser México, lo que significaría una presión adicional para Citibanamex, que dirige Manuel Romo, en su intento de dejar el mercado de retail local. Si las huestes de Jane Fraser no logran desincorporar su negocio de banca de menudeo, seguros y afore este año, 2023 lucirá todavía más cuesta arriba, si es que opta por colocarlo en bolsa. No es un secreto que el grupo que preside aquí Jorge Arce eventualmente saldrá de nuestro país. De hecho, está siguiendo la misma estrategia de Citi. HSBC enfrenta la premura de su principal accionista, el grupo chino Ping An Insurance, para retirarse de los mercados que no son de Asia. El valor en libros del HSBC México ronda los tres mil 700 millones de dólares. Si se vendiera 1.5 veces sería un mínimo de cinco mil 600 millones. Santander, que dirige Héctor Grisi, ofreció seis mil millones de dólares por Citibanamex y fue rechazado.

    EL MAGNATE GERMÁN Larrea Mota Velasco recién se reunió con el Secretario de Gobernación. Más allá del llamado a la sopresa que expresó Andrés Manuel López Obrador cuando se enteró que Grupo México y Grupo Acciona demandaron al gobierno federal, la verdad es que la realidad es otra. Fue el propio Adán Augusto López el que le pidió a Larrea demandarlo. “Demándame para calcular el finiquito y poderte pagar”, le dijo mucho antes de este último encuentro. Y era lógico que se procediera así para tener un primer cálculo del daño que reclama el consorcio. El grupo estima en unos siete mil millones de pesos la indemnización por la cancelación del contrato de construcción del Tramo 5 del Tren Maya. Pero el Fonatur, que dirige Javier May, dice que son cuando mucho 840 millones. El otro tema que Larrea le llevó a Adán Augusto fue la compra de Banamex, misma que no quiere que se le escape.

    CHRISTIAN MARTINOLI Y Luis García volvieron a llevarse el rating para TV Azteca. Según Nielsen IBOPE, que dirige Federico Baumgartner, en la cobertura del partido México contra Argentina el canal Azteca 7 marcó un rating de 4.75 millones de personas. Ese dato significa que la televisora del Ajusco que comanda Benjamín Salinas superó a los dos canales de TelevisaUnivisión: tanto los 3.11 millones del Canal 5 como los 2.51 millones del Canal 2. Además del rating, la televisión mide el alcance o “reach”, en el que la transmisión de Azteca 7 del partido llegó a más de 19 millones de personas, mientras que el Canal 5 llegó a menos de 12 millones de personas y el Canal 2 quedó debajo de los 10.5 millones. En “share”, que es la distribución porcentual de la audiencia, la señal de Azteca conquistó el 46% de todas las televisiones que veían el partido en televisión abierta, contra 28% del Canal 5 y 22% del Canal 2.

    EN PLENA ECONOMÍA postpandemia hasta el 30% de las pequeñas y medianas empresas en el país ha tenido que recurrir a la renegociación de sus deudas, o a aplazar sus compromisos de pago por falta de flujo. De hecho, casi la mitad de esta proporción observa a los esquemas de financiamiento como su única oportunidad para sobrevivir. En este marco, en el que la oferta de crédito sigue siendo insuficiente, la financiera digital Kapital, de René Farro, puso en el mercado su esquema de financiamiento Kapital Flex, especializado en compañías que, como consecuencia del Covid-19, empezaron a diferir las facturas de sus negocios y ahora buscan programar finalmente sus pagos a proveedores.

    Recientes