28 C
Cancún
Más
    OpiniónEl caso de Crédito Real: Darío Celis

    El caso de Crédito Real: Darío Celis

    Opinión

    UNA DE LAS reestructuras más audaces de este 2022 es la de Crédito Real. La sociedad financiera de objeto múltiple (sofom) se enfila hacia un concurso mercantil como salida ordenada a su atribulada situación.

              Bajo ese estatus, la sofom que dirige Felipe Guelfi busca pactar los mecanismos y controles para operar una liquidación ordenada y transparente, maximizando el valor para los acreedores y también protegiendo a la industria, los empleos y las subsidiarias que subsisten.

              En menos de seis meses, la empresa especializada en el otorgamiento de créditos de nómina le dio la vuelta a su circunstancia, con una abultada deuda que llegó a ascender a 53 mil millones de pesos.

              El proceso de liquidación continúa viento en popa: al 30 de noviembre Crédito Real había saldado alrededor de cuatro mil 300 millones de pesos de deudas con siete bancos comerciales garantizados.

              Hablamos del BBVA de Eduardo Osuna, Santander de Felipe García, Banco del Bajío de Salvador Oñate, Bx+ de Antonio del Valle Ruiz, Scotiabank de Adrián Otero, Bank of Tokio de Hanzawa Junichi y Blue Orchard de Philipp Mueller, a los que incluso se les otorgaron quitas de 25% promedio.

              Agregue también a Banorte de Carlos Hank González al que se le debían mil 300 millones de pesos, el Banco Interamericano de Desarrollo que preside Ilan Goldfajn con el que se tiene un pasivo de 300 millones de pesos y el Sumitomo de Makoto Takashima con otros 500 millones.

              Asimismo se prepagaron cerca de 200 millones de pesos de la primera bursatilización de 2017 y otros aproximadamente 900 millones de pesos de la bursatilización 19.

              También la sofom vendió dos negocios en marcha arriba de su valor en libros y está en proceso de sacar a la venta otras tres subsidiarias, a saber Crusafin, que son automóviles en Estados Unido; Instacredit, en Centroamérica, y Contigo que es grupal.

              La cartera de descuento de nómina de esta sociedad que presidió Ángel Romanos continúa teniendo un comportamiento muy bueno de cobranza con eficiencias de 90%.

              También vale la pena destacar que se firmó un convenio de transacción judicial con Nacional Financiera, que dirige Luis Antonio Ramírez, al que se le deben poco más de dos mil millones de pesos y a la que se le harán daciones de pago con inmuebles y parte de la cartera.

              Crédito Real está en una inmejorable posición para acordar reestructuras y pagos con los acreedores no garantizados, en este caso los tenedores de bonos, que representan una preocupación para la Secretaría de Hacienda, que encabeza Rogelio Ramírez de la O, por el costo reputacional que implica.

              Esos acreedores quirografarios representan unos 37 mil millones de pesos de la deuda, a los cuales se les pagarían con parte del flujo que generan las carteras de nómina llegando a un nivel de recuperación más atractivo al que se ofreció en el mes de mayo.

    AQUÍ LE CONTAMOS las andanzas del Juez de control del Tribunal Superior de Justicia de la CdMx, Júpiter López Ruiz, sobre cómo embargó empresas de Advent sin justificación técnica legal. Con su actuar paralizó transacciones de miles de inversionistas privados, lo que ocasionó que un fondo que lleva casi 30 años invirtiendo en México se vaya del país ante la ausencia de estado de Derecho. Pues bien, al fin se tiene certeza de los motivos de Júpiter para negarle la información sobre el estado de su patrimonio a estos negocios. Resulta que la abominación judicial dictó un embargo sobre acciones inexistentes, toda vez que el fondo estadounidense administra empresas a través de contratos de asesoría y gestión y no es dueño de ellas ni de sus acciones. Sofisticación fuera del alcance de nuestro juez. Tan es así que el Registro Público del Comercio tuvo que hacerse cargo de educar al Juez de control y explicarle mediante oficio no sólo que las acciones que pretende embargar no existen, por lo que es imposible jurídicamente ejecutar sus providencias precautorias, sino que desde el año 2000 el procedimiento de embargo de acciones no se lleva a cabo como lo pretende Júpiter. Con todo, lo que revela el oficio no es la torpeza del juzgador sino lo oscuro de sus motivos, razones que salpican al titular de ese tribunal, Rafael Guerra. Dicen que la audiencia en la que se determinó intentar embargar cuatro empresas no duró ni diez minutos.

    PUES CON LA novedad de que Arturo y Dionisio Sánchez acaban de solicitar el concurso mercantil en etapa de quiebra de Sare Holding y Construcciones Aurum. El expediente se promovió ante el Juzgado Segundo Especializado en Concursos Mercantiles, que dirige Saúl Martínez Lira. Sare fue de las principales desarrolladoras de vivienda media y residencial que crecieron en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón. De hecho fue la primera que cayó en insolvencia, seguida de Casas Geo de Luis Orvañanos, Homex de Eustaquio de Nicolás y Urbi de Cuauhtémoc Pérez Román. El Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles, que dirige Edgar Bonilla, designa hoy liquidador.LA PRINCIPAL INSTITUCIÓN financiera a la que defraudó Jair Enoc LibniAlfaro Rosales y su empresa Alfaxa, fue a Unifin. De hecho fue esta sociedad bursátil dirigida por Sergio Camacho la que logró que le fincaran una orden aprehensión que lo llevó al Reclusorio Oriente por unos días. Y es que el quebranto que le produjo ronda los mil 300 millones de pesos. El “terror de las sofomes” decía que operaba con el Grupo Ángeles de Olegario Vázquez Aldir y Star Médica de Carlos Slim y que dirige Pedro Medina Chaix, lo cual era evidentemente falso. Se estima que Jair tiene abiertos 30 diferentes expedientes por su irregular actuar.

    Recientes