23.9 C
Cancún
Más
    OpiniónDoce emisoras mueven el mercado: Darío Celis

    Doce emisoras mueven el mercado: Darío Celis

    Opinión

    EN LOS ÚLTIMOS cuatro trimestres el valor de capitalización de todas las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) es prácticamente el mismo.

             En un año, las emisoras han registrado una depreciación adicional de su valor cercano al 8% por el efecto de la inflación. Al cierre de junio de 2021 el valor era de 9 billones 329 mil millones de pesos.

             Un año después, a junio de este 2022, dicho valor rondó los nueve billones 313 mil millones de pesos, prácticamente el mismo, en términos nominales, pero mucho menor ajustando a la inflación.

             La suma de todos los valores, es decir: el número de acciones de cada empresa por valor de cada acción, componen ese valor del mercado bursátil, que en México se calcula en unos 465 mil millones de dólares al 30 de junio pasado.

    Dicho de otra manera: todas las empresas públicas, ya sean de la BMV, que preside Marcos Martínez, o la Bolsa Institucional de Valores (Biva), de Santiago Urquiza, valen eso para los inversionstas.

    Para dimensionar lo raquítico de nuestro mercado, solo Amazon valía 1.4 trillones de dólares al mismo 30 de junio pasado, lo cual es tres veces el valor del mercado mexicano. Una sola empresa vale el triple de todo el negocio bursátil de nuestro país.

    Ahora bien, en ese año de referencia la valorización de las emisoras consevaron su valor nominal en promedio, nueve billones de pesos contra nueve billones de pesos números redondos, pero los promedios son engañosos.

    Aquí un resumen del comportamiento de las once empresas con mayor peso en el índice de la Bolsa Mexicana de Valores que sumaban al 30 de junio un 75%, o sea, esto es, en esencia, el mercado mexicano.

    América Móvil, la de Carlos Slim Helú, cuyo peso aproximado en el mercado era del 14.5%, subió un 3% en ese período; al ser tan “pesada” ayuda a amortiguar otros movimientos.

    Walmart de México, que preside Guilherme Loureiro, cuyo peso era aproximadamente del 12%, quedó igual; Grupo Financiero Banorte, de Carlos Hank González y que significaba cerca de 10%, ganó un 1%.

    Grupo Mexico, de Germán Larrea, cuyo peso era cercano al 10%, perdió 10%; Femsa, que capitanea José Antonio Fernández Carbajal, que influía en un 10%, perdió un 24%.

    Cemex, que preside Rogelio Zambrano, cuyo peso era del 4%, perdió un 45%; Grupo Aeroportuario Pacífico, dirigido por Raúl Revuelta y que representaba un 3.5%, ganó un 40%.

    Grupo Bimbo, de Daniel Servitje, que significaba alrededor de un 3% ganó el 50%; Grupo Televisa, de Emilio Azcárraga Jean y que tenía un peso de 3%, perdió el 43%.

    Grupo Financiero Inbursa, que comanda Marco Antonio Slim Domit y que pesaba un 2.5%, ganó el 90%; y Elektra, de Ricardo Salinas Pliego, cuyo peso aproximado era del 2.5%, perdió el 28%.

    En el mismo periodo de un año el propio Índice de Precios y Cotizaciones de la BMV, que dirige José Oriol Bosch, perdió aproximadamente un 6%.

    Hay otras 24 emisoras que solo representaban una cuarta parte del movimiento, o sea el 25%, lo que lleva a que cada una, en promedio, mueva una centésima parte del índice, que ya es algo irrelevante.

    Si agregamos que ya vamos en unos 15 deslistes y otras empresas suspendidas o “penny stocks”, tener una muestra de 35 empresas cuando “se mueven diario” máximo 50, es un exceso.

    Si no llegamos a tener 50 empresas de alta bursatilidad ¿cómo es posible que el índice comprenda 35? Y de esas 35 solo 11 representaban el 75%.

    Ahora bien, este lunes entró en vigor la nueva muestra de las empresas que componen el índice e independientemente de la salida de Genoma Lab y de la entrada de Gentera, la mayoría de las emisoras ajustaron al alza y a la baja su peso en el índice.

    Las 11 mencionadas ahora pesan el 73%, que si le agregamos a Asur, volveríamos a concentrar el 75% en esas 12 emisoras; o sea, una docena de emisoras son el índice. De ese tamaño es nuestro mercado.

    TRAS EL INTENTO fallido de la compra hostil del Hotel Grand de Cancún, y luego de dos sentencias firmes de cosa juzgada, las autoridades de México investigan a los hermanos Lorenzo, Juan Antonio y María Isabel Fluxá Domené, familia que desarrolla la marca Hotelera Iberostar, por simulación de actos jurídicos y fraude procesal. La controversia civil data del año 2012, cuando Lorenzo celebró un contrato de promesa de compraventa respecto de una de las propiedades más importantes de Cancún, el cual no se cristalizó en la adquisición por causas atribuibles a la propia extranjera. En el 2018 dio inicio a una batalla en los tribunales de la CdMx, la cual concluyó con dos diversos juicios resueltos de forma definitiva en los cuales se rescindió el contrato de compraventa por 44 millones de dólares. Se negó una reclamación de 6 millones por penas convencionales e inclusive se les condenó al pago de costas judiciales por 500 mil dólares adicionales. Estando firmes las condenas, se embargaron propiedades en Cancún, entre otras los terrenos sobre lo que se edificaría un hotel Iberostar. La controversia adquirió tintes de criminalidad porque, para evitar la ejecución, Lorenzo Fluxá, por conducto de su apoderado, Alejandro Ledesma, habría aportado a fideicomisos opacos las propiedades previamente embargadas, lo que en México constituye un delito. En los próximos días se estará llevando a cabo la audiencia de remate de dichos inmuebles, estando pendiente el deslinde de las responsabilidades penales.

    EN LOS ÚLTIMOS meses el SAT, que preside Raquel Buenrostro, ha estado bajo un contínuo asedio por las fallas en sus sistemas de citas y la saturación de las mismas. Si bien se ha intentado corregir, la falta de experiencia operativa, liderazgo y pericia, han impedido recomponer el camino. Debemos recordar que el SAT ha permitido la prórroga de varios trámites con la finalidad de evitar la saturación, así como para algunos trámites anunció que se podría asistir a sus oficinas sin cita. Sin embargo, todos los días miles de usuarios han informado sobre la falta de citas, siendo los contribuyentes primerizos y las Mipymes los principals afectados debido a que en algunos casos el tiempo de espera ha alcanzado hasta tres meses. El Instituto Mexicano de Contadores Públicos, que preside Laura Grajeda, ha comunicado sobre las constantes prórrogas que han solicitado para diversos trámites, así como las serias consecuencias que tiene la falta de citas para las Mipymes, como cierre de establecimientos, falta de empleo y tardanza de trámites. En paralelo miles de jóvenes han externado en redes sociales que han intentado buscar una cita para sacar su RFC o firma electrónica sin éxito, lo que les dificulta su entrada al mercado laboral. Es urgente que el SAT reestablezca su sistema de citas para que no se afecte el dinamismo de la economía.19-S LA TIERRA grita es un recordatorio de que vivimos en una zona altamente sísmica. Se trata, además, de un documental que se transmitirá este miércoles a partir de la 7 de la noche por Adn40. Parte del compromiso de TV Azteca, que capitanea Benjamín Salinas, es ofrecer contenidos de alta calidad a un público cada vez más exigente. El contenido aborda los tres eventos que se dieron los 19 de septiembre de los años 1985, 2017 y ahora 2022. Azteca Documentales reunió para tal fin a los especialistas más prestigiados en geología, sismicidad, protección civil, construcción y cada una de las ciencias, disciplinas y técnicas involucradas para explicarnos estos fenómenos.

    Recientes