29 C
Cancún
sábado, septiembre 25, 2021
Más
    OpiniónBuenas y malas para la IP: Darío Celis

    Buenas y malas para la IP: Darío Celis

    Opinión

    Hay muchas noticias, buenas  y malas, para el sector privado después de las elecciones del domingo.

    La buena: Morena no tiene mayoría calificada en el Congreso, por lo que el Presidente no podrá hacer modificaciones a la Constitución o desaparecer organismos autónomos.

    Hablamos del INE de Lorenzo Córdova, Banco de México de Alejandro Díaz de León, Comisión Federal de Competencia de Alejandra Palacios y el Instituto Federal de Telecomunicaciones de Adolfo Cuevas.

    La mala: Andrés Manuel López Obrador sigue teniendo “manga ancha” para enviar el Presupuesto que quiera porque será autorizado por su partido y sus aliados.

    Una buena y otra mala: ¿la Suprema Corte de Justicia de la Nación va a ser independiente del Ejecutivo y así lo va a manifestar en las controversias que existan para su discusión?

    Ésta más bien será mala porque ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación la enmienda que amplía de 4 a 6 años la presidencia de Arturo Zaldívar, señal de que AMLO busca afianzarse vía el poder judicial.

    Otra buena: la CDMX se partió en dos bloques políticos, uno en favor y otro en contra de Morena y el Presidente. Claudia Sheinbaum, la pupila de Lopez Obrador, ve disminuidas sus aspiraciones políticas.

    Su grupo: Martí Batres, Dolores Padierna y René Bejarano, perdió control político-electoral frente a la alianza, lo cual al interior de Morena fortalece a Ricardo Monreal y a Marcelo Ebrard, ambos cercanos a la IP.

    Otra mala: Morena, el partido que lidera Mario Delgado, se lleva al menos 10 de las 15 gubernaturas en disputa y crece su fuerza política en el país como instituto político.

    Buena y mala: los congresos locales de las 15 gubernaturas quedan divididos en dos bloques, sino es que hasta en tres grupos. Los nuevos gobernadores van a tener que hacer un gran trabajo de concertación.

    Uno de los grandes retos de la naciente fuerza política empresarial, es trabajar con las pymes para crecer su base y promover que la gente salga a votar en masa. El domingo salió a votar el 52% del electorado.

    En el sector privado hay opiniones encontradas de cuál debe ser el papel ante el Ejecutivo y la nueva realidad política del país.

    Los duros de la IP creen que hay que seguir fortaleciendo el bloque PRI-PAN-PRD ahora en el Congreso y de cara a las elecciones de 2024. Piensan que en el segundo tercio de gobierno, AMLO se debilitará por el ejercicio natural del poder.

    Los cercanos a Claudio X. Gonzalez y Gustavo de Hoyos opinan que hay que seguir trabajando con los partidos de la alianza de Sí por México.

    Pero otro grupo, conocido como los “colaboracionistas”, pide “estar cerca” del Presidente y su gobierno, colaborar con él y dejarle claro cuál es el efecto de sus decisiones en la empresa privada.

    Desde hace tiempo que Posadas quiere convertirse en una empresa privada, lo que llevaría a sus accionistas de control a deslistarla de la Bolsa Mexicana de Valores, que preside Marcos Martínez. Alfredo Harp y se comenta en el mercado que el regiomontano David Martínez, han venido comprando en los últimos meses en el mercado secundario participaciones de la cadena hotelera, que en lo operativo lleva José Carlos Azcárraga. Dos pesos pesados como ellos tienen los recursos para lanzar una Oferta Pública y levantar el capital que está manos del público. La otrora marca de hoteles más influyente está cambiando de manos.

    Pese a las gestiones de Juan Pablo Graff en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), para poner en orden a Banco Accendo, en los próximos meses crecerá la litigiosidad por los pleitos civiles y penales que enfrenta la institución y su directiva por parte de accionistas e inversionistas a los que se estará agregando un grupo inconforme más en estos días. Es un tema que ya lleva casi dos años en tribunales y que Javier Reyes no ha sabido resolver. Ese entorno podría hacer reflexionar a la International Finance Corporation, brazo del Banco Mundial, que ha tenido pláticas para participar en el capital de Accendo.

    Y los que de plano insisten en que no venden son los de Libertad Servicios Financieros, que preside Silvia Lavalle. La administración que lleva Sergio Cruz está elaborando un plan de restauración de capital donde la internediaria se compromete a llevar a cabo diferentes acciones para recuperar el Nivel 1 de Capitalización. La principal ya se la habíamos adelantado y es una inyección de capital fresco por exactamente 130 millones de pesos este año, disminución de la plantilla laboral en 10%, cierre de 14 sucursales con baja productividad y control y contención del gasto corriente en poco más de 60 millones de pesos, entre otros.

    Tan pronto como ayer mismo Interjet, que preside Alejandro del Valle, acudió el juzgado Sexto de Distrito en Materia Civil para conocer el estatus del concurso mercantil que le demandó el despacho de abogados Aguilar Amilpa, que en el pasado ha representado a la Sección 15 de la CTM, al que pertenecen los trabajadores de la aerolínea. Puede decirse que el proceso está en punto muerto. La compañía vía su bufete de abogados, Del Castillo & Castro, de Fernando del Castillo, apenas solicitó copias oficiales de la solicitud del concurso. Como ayer le platiqué, el visitador Enrique Estrella tampoco tiene para cuándo entrar.

    El ISSSTE, que dirige Luis Antonio Ramírez, sigue pateando el fallo de la licitación IA-051GYN005-E48-2021 para adquirir bajo servicios administrados cerca de 43 mil computadoras. El jueves pasado se difirió por segunda vez consecutiva. El proceso involucra once partidas de equipos que van desde computadoras de escritorio avanzadas hasta laptops ligeras, pasando por Macbooks de la compañía Apple. El contrato ronda los mil 200 millones de pesos y algunos proveedores que participan son Lenovo de Marco Jiménez, HP de Carlos Cortés, Dell Computer de Juan Francisco Aguilar y Acer de Kees Van Rogen.

    Recientes