25 C
Cancún
Más
    EntretenimientoAsí se vivió el Burning Man, el festival más loco del año

    Así se vivió el Burning Man, el festival más loco del año

    Opinión

    El festival de Burning Man 2019 llegó a su fin, después de una semana en el Desierto de Nevada.

    Este año se congregaron más de 70 mil personas para crear Black Rock City, una metrópoli temporal dedicada a la comunidad, el arte, la autoexpresión y la autosuficiencia.

    El tema de este año giró en torno a la noción de ‘Metamorfosis’, liberando la creatividad de los artistas y creando instalaciones y pabellones excepcionales.

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Yep, I was there #Burningman2019

    Una publicación compartida por Gala (@galagonzalez) el

    Es un festival que no acepta comercios ni marcas, pues desde sus inicios se ha asociado con el movimiento hippie.

    Este festival de música y arte promueve el reciclaje y la participación colectiva; Burning Man acepta todas las formas de expresión artística, y aunque nunca se haya admitido públicamente, también de numerosas sustancias ilícitas. Lo que está prohibido es el intercambio de dinero, pues uno de los principales objetivos es compartir.

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    The Ella’s ?? @burningman

    Una publicación compartida por Carolina Guerra (@carowar) el

    Los participantes esperan la procesión con tintes ‘paganos’ que se realiza el sábado y que acaba con la quema del hombre de madera que llega a tener más de 12 metros de altura.

    La gente se fabrica sus propios vehículos para pasear entre las esculturas y crea sus propios accesorios para completar el look.

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    ? #burningman2019 #burningman #burningmanstyle #burningmanfestival #blackrockcity #blackrockcity2019

    Una publicación compartida por Andrejs Zavadskis (@zavadskis) el

    El evento original inició en 1986 en una playa de San Francisco, donde un grupo de amigos celebró el solsticio de verano quemando una figura de madera un más de dos metros de altura. A principios de los 90 el festival cobró tanta fama que trasladaron el evento al desierto de Nevada, donde permanece hasta ahora.

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    WHO RUN THE WORLD?

    Una publicación compartida por Carolina Guerra (@carowar) el

    Recientes